jueves, 24 de septiembre de 2015

Una fuente junto al camino


Título: Una fuente junto al camino

Autor: Susana R. Miguélez

Edición: Editorial Nazarí, 2013

Número de páginas: 179

ISBN: 978-84-941585-3-7

Sinopsis…

Cuando Irina llega al pueblo sola, vencida y sin esperanza, no imagina que se va a ver envuelta en la aventura de su vida. En este lugar los paisajes y muros esconden mucho más de lo que parece, y los secretos de siglos aún laten esperando a que alguien los saque a la luz. Un muchacho desesperado y lleno de problemas, un niño en blanco y negro, una antigua promesa aún incumplida y un gato callejero van echando abajo los prejuicios de alguien que pensaba que, para empezar de nuevo, solamente hace falta pararse a admirar una fuente junto a un camino.

Sobre el autor…

Susana R. Miguélez nace en León en 1972. Hija de un catedrático de latín y de una gran aficionada a la lectura, los libros han sido una constante en su vida, así como en la de sus hermanos mayores.
Los distintos lugares de residencia por las que fue pasando a lo largo de su niñez y adolescencia, tanto en el norte como en el sur de España y las islas, determinan el carácter abierto y la diversidad de paisajes que se reflejan en muchos de sus escritos; así también la música, su otra gran pasión cultivada desde temprana edad, se asoma a sus relatos con frecuencia.

Ha participado en concurso de cuentos y novela en numerosas ocasiones, descartando ese canal como arranque de su carrera literaria, y optando finalmente por la autoedición de su primera obra, Los cuentos, como yo los entiendo.

En la actualidad colabora con textos en clubes de lectura independientes y revistas de ámbito local. Publica asimismo cuentos cortos en un blog que es visitado diariamente por decenas de lectores.

Mi opinión…

Siempre tenemos alguna lectura que nos sorprende, para bien o para mal, que lleva tiempo esperando su turno pacientemente en nuestra biblioteca y un buen día nos acordamos de ella. Pues esto es lo que me ha pasado con el libro que hoy os traigo, sólo que el pobre ha estado en mis manos más de una vez y no me ponía con él. Hasta ayer, sí he tardado menos de un día en leerlo, que no sé porqué me dio por aparcar la interesante lectura que tengo entre manos y ponerme con esta historia. Y bendito el momento en el que lo hice, porque me atrevería a hablar de una de las  mejores lecturas que he podido disfrutar en tiempo.

La historia tiene como protagonista a Irina, una mujer de cuarenta y pocos años que está pasando por el peor momento de su existencia. Su marido la ha abandonado después de varios abortos y muchísimos tratamientos de fertilidad, su jefe es un tirano que la desprecia constantemente y la vida en general parece que le ha dado la espalda. Pero no, Irina no está sola ya que cuenta con la inestimable ayuda de su buena amiga Emma quien un buen día la obliga a subir en un autobús que la llevará rumbo al pueblo sus abuelos con la esperanza de que la destrozada Irina se recupere cuanto antes.

Poco a poco Irina irá resurgiendo de sus cenizas, gracias en parte a la compañía de una gata callejera a la que adopta, Okupa, y a la sensación de tranquilidad y paz que se respira en la zona. Zona que le proporcionará su lugar de inspiración: una fuente que se encuentra en mitad de uno de los caminos rurales que rodean al pueblo. Y será en esta misma fuente, a la que Irina no duda en plasmar en un lienzo, recuperando con ello su vieja afición a los pinceles, donde conozca a un muchacho más abatido y  desorientado que ella. Guillermo vive de okupa en una vieja piscifactoría y guarda un secreto que lo atormenta. A partir de ese momento, Irina y Guillermo se harán inseparables, ayudándose mutuamente (aún sin ser conscientes de ello) y viviendo la aventura de sus vidas al amparo de las leyendas de la zona.

He de reconocer que cuando en su día leí la sinopsis de esta novela creí que me encontraría con algo distinto a lo que me he encontrado. Y esa sorpresa ha sido positiva al cien por cien. La historia en sí me ha atrapado desde la primera palabra, la narración te envuelve de tal forma que he sentido ser yo la misma Irina. La sensibilidad está presente en todo el escrito y he de reconocer que esta historia me ha calado hondo. No puedo ni quiero decir más porque haría la reseña más larga de la historia, al margen de que me es difícil plasmar con palabras qué ha supuesto esta lectura para mí. Tan sólo os puedo decir que si tenéis la oportunidad de leer este libro, lo hagáis. Es una verdadera maravilla.

  • Imágenes tomadas de Google 
  • Agradezco profundamente a Editorial Nazarí el envío de un ejemplar de esta novela para leer y reseñar 



5 comentarios:

  1. Buenas ^^

    Yo elegí esta lectura en el primer envío que me hizo la editorial, y me sorprendió para bien. No esperaba lo que encontré, la prosa tan bonita y la historia emotiva. No puedo dejar de recomendarla.

    Me alegra que te haya gustado.

    Besinos y nos leemos :)

    ResponderEliminar
  2. Parece una lectura con muy buenas vibraciones. Me llama la atención.
    Un saludo. :)

    ResponderEliminar
  3. No tiene mala pinta. Aunque no creo que lo lea inmediatamente, no lo descarto. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. A primera vista, el título y la portada me llamaron laatención... quizás le de una oportunidad. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Parece que es un libro que sorprende, del que esperas menos y te da más. Me atrae la historia que cuenta, y además parece que sólidamente contada, así que blanco y en botella, me lo llevo.

    Un abrazo

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.