miércoles, 11 de julio de 2018

El galeote de Argel



Título: El galeote de Argel: vida y hechos de Mustafá de Six-Fours

Autor: Bartolomé Bennasar

Género: Histórico

Edición: Diario El País, 2005 (Colección Novela Histórica, 21)

Número de páginas: 142

ISBN: 84-9815-225-9



Sinopsis…

François Cocardon, natural de Six-Fours, Francia, a los 64 años de edad y pensando que va a morir, hace recuento de su vida : viajes, cautiverios, evasiones y peripecias desde que a los 14 años fue capturado por piratas argelinos cuando en el barco de su padre navegaba hacia Alicante con un cargamento de sal, trigo y almendras, hasta verse convertido en un próspero pirata, apodado Mustafá, que asolaba las costas de los reinos cristianos y se enfrentaba a otras naves armadas, robando mercancías y apresando esclavos.


Sobre el autor…

Bartolomé Bennasar es un hispanista francés nacido en 1929. Estudió en la Universidad de Toulouse donde enseñó el Siglo de Oro español, parte de la Historia en la que es uno de los más reconocidos especialistas. Diversos ensayos (Inquisición española: poder político y control social; América española y América portuguesa del siglo XVI y XVII) muestran el pensamiento de una época, tanto de las instituciones como de la sociedad entera.

Miembro de la Real Academia de la Historia, en 2005 le fue concedido el Premio Nebrija por la Universidad de Salamanca.


Mi opinión…

Hoy os hablo de otra de esas tantas  novelas históricas que tengo por casa desde hace mucho tiempo y a las que no veo el momento de echarles un ojo. Reconozco que me interesé por esta novela gracias a su autor. Bartolomé Bennasar fue uno de los autores de cabecera mientras estudiaba la licenciatura de Historia, cosa normal teniendo en cuenta que se trata de un gran hispanista y una autoridad en el estudio de la Historia Moderna.

La novela nos habla de las peripecias de François Cocardon, un señor francés que en el ocaso de su vida decide hacer balance de la misma y contarnos sus hazañas. Así nos habla de cuando fue capturado por unos corsarios argelinos cuando era un adolescente y terminó convertido en esclavo en Argel. De ahí pasó por diversos dueños, pasando por el difícil trabajo de galeras, hasta llegar a comprar su libertad y convertirse en aquello que se supone hubiese detestado pues le robó su vida: corsario.

François, en su juventud y por iniciativa propia (y digamos que también en su propio beneficio) renegó de su creencia cristiana y se convirtió al Islamismo. Algo que años después, y de nuevo por un interés marcado, buscaría invertir y volver a sus orígenes religiosos.

 Bajo la identidad de Mustafá, nuestro protagonista encuentra el amor en brazos de Yasmina y una vida exitosa y pacifica que hace que no extrañe para nada su tierra o a su familia. Pero un revés que le da la vida hace que decida regresar a su tierra y comenzar una nueva vida.

Como os habréis imaginado, esta novela histórica se centra en la Historia Moderna, concretamente entre los siglos XVI y XVII. La vida de François/Mustafá es la que pudo llevar cualquiera de los pobres desgraciados (independientemente de si era hombre, mujer o niño) que tuvo la mala suerte de cruzarse con los temidos corsarios. En esta época, viajar por el mar o vivir cerca de la costa no era muy recomendable, pues los piratas podían echar el guante a quien fuese en cualquier momento.

La novela también habla de las dos religiones que coexistían a ambos lados del Mediterráneo: el Cristianismo y el Islamismo. Y es precisamente esta mención una de las cosas que más me ha gustado de la obra, ya que cuenta detalladamente cómo es la religión islámica y cómo se vivía en suelo árabe.

Otra cosa que me ha gustado es cómo trata el tema de la esclavitud. Cómo deja claro que para quienes mercadeaban con seres humanos no los ven como tal, sino como simples objetos de los que sacar beneficio económico.

En contra tengo que decir que no se trata de una novela de fácil lectura. Me ha costado terminarla, a pesar de que tiene una extensión corta, porque no conseguía engancharme lo suficiente. Además, no es una novela con final cerrado. Tal y como el propio autor nos cuenta al final de la misma, esta historia proviene de un manuscrito (no se sabe si cierto o no) que el propio protagonista escribió de su puño y letra. Por desgracia (o simplemente porque jamás existió) no se ha podido hallar el segundo cuaderno que narre las peripecias del protagonista y por eso nos quedamos sin saber cómo acaba la historia.

El galeote de Argel es una pequeña novela que nos acerca a la existencia de un cautivo por los corsarios del s.XVI-XVII y de cómo pudo sobrevivir en una tierra que le era hostil. Se agradece, a pesar de no ser una lectura muy fluida, que el autor sea un reconocido historiador de la época. Gracias a ello, la novela es más interesante. Una buena forma de acercarnos a la etapa Moderna y conocer un poco más la difícil vida de este período.


  • Imágenes sacadas de Google 




miércoles, 4 de julio de 2018

La madre perfecta



Título: La madre perfecta

Autor: Aimee Molloy

Género: Intriga, Thriller psicológico

Edición: Ediciones B, 2018

Número de páginas: 393

ISBN: 978-84-666-6351-9



Sinopsis…

Se hacen llamar “las madres de mayo” porque es el mes en el que nacieron sus hijos. Desde entonces, se han reunido dos veces por semana en el Prospect Park de Brooklyn para compartir experiencias y preocupaciones sobre sus recién nacidos.

Una noche deciden dejar de lado la rutina, alejarse por unas horas de su estrenado papel de madres responsables y salir de copas, reírse un rato, pasarlo bien. Pero algo se tuerce irremisiblemente cuando Midas, el hijo de Winnie, desaparece mientras duerme sin que la canguro sepa dar explicación alguna y sin dejar rastro.

¿Qué peor pesadilla puede existir para una madre que no saber dónde está su hijo de apenas seis semanas? Comienza una carrera contrarreloj para encontrar a Midas en las que todas las madres del grupo tendrán que decidir cuánto están dispuestas a arriesgar para dar con el pequeño, aunque eso signifique exponer sus secretos, desafiar sus miedos, poner a prueba las vidas que tan cuidadosamente han construido e incluso cuestionarse a sí mismas.


Sobre el autor…

Aimee Molloy es autora de However Long The Night: Molly Melching’s Journey to Help Millions of African Women and Girls Triumph, elogiado por Hillary Clinton y Jimmy Carter, entre otros, y coautora del libro en el que se basó la película Rosewater, dirigida por Jon Steward y protagonizada por Gael García Bernal. Vive en Brooklyn.


Mi opinión…

Sinceramente, no había leído ni escuchado nada sobre el libro que hoy reseño. Ello es debido a que llevo tiempo despegada de las redes sociales y tampoco visito otros blogs con la asiduidad que lo hacía antes, de ahí que ande bastante despistada en cuanto a novedades literarias.

Así es que, cuando hace unos días apareció la oportunidad de hacerme con un ejemplar para leer y reseñar de esta novela a través de Edición Anticipada (que ya era hora, pues llevaba cerca de un año sin poder leer nada en papel a través de ellos) ni lo dudé. Casi se puede decir que elegí este libro a ciegas, aunque luego me reconfortó el saber que se trataba de un thriller psicológico. En buena hora me dejé llevar por ese impulso o instinto pues ya os adelanto que se trata de una de las mejores novelas que he leído en mucho tiempo.

La trama arranca hacia el mes de mayo. Un grupo de mujeres de Nueva York están a punto de dar a luz o acaban de hacerlo, a sus bebés. Para casi todas ellas, por no decir todas, se trata de su  primer hijo y ante la situación de compartir las mismas angustias, dudas o temores, deciden inscribirse en un grupo al que denominan Madres de mayo (debido a la fecha de nacimiento de los bebés) En las reuniones semanales que mantienen, estas recién estrenadas madres exponen sus dudas sobre todo lo relacionado, de forma directa o indirecta, con la maternidad.

Un día deciden dejar de ser mamás preocupadísimas y centrarse en ser mujeres que buscan divertirse, Y que mejor para ello que elegir la noche más americanas de todas, la del 4 de julio, para salir todas ellas y despejarse (en la medida de lo posible) de sus responsabilidades como madres. Pero lo que parecía ser una simple reunión de amigas, se convierte en una auténtica pesadilla para una de ellas, Winnie, quien descubre con horror como su bebé, Midas, desaparece de su cunita.

¿Qué ha pasado con Midas? ¿Quién se ha llevado al bebé? ¿Quiénes son en realidad “las madres de mayo?

Porque en realidad, dicen ser amigas pero ninguna de ella conoce a las demás. O al menos, como se supone que se deben de conocer los amigos…pronto comienzan a salir a la luz secretos y vidas desconocidas de muchas de estas madres que dejan con la boca abierta, no solo al resto de las protagonistas, también al lector.

Pronto se definen los papeles de las protagonistas. Mientras que la pobre Winnie cae en un pozo oscuro del que apenas puede salir ya que la consume pensar dónde está su pequeñín; algunas de las otras madres (Francie, Nell y Colette sobe todo) se afanan en saber dónde está Midas, quién se lo ha llevado y devolvérselo a su madre.

No podría decir si hay algún personaje que me guste más que otro, pues los tremendos giros que da la historia han conseguido no solo sorprenderme y engancharme al cien por cien, ha conseguido que logre dudar de todos los protagonistas.

Me ha gustado mucho cómo se plasma el tema de la maternidad en la novela. Nos venden la parte bonita de la misma, que seguro que es así y además prevalece todo ese sentimiento de pura felicidad, pero tampoco olvidemos que la maternidad tiene un lado estresante y quizás desconocido en el que cada mujer responde de un modo distinto. Y esa forma de responder al margen de lo que se espera de esa recién mamá es lo que lleva a emitir juicios que muchas veces llegan a ser hasta crueles.

Otra cosa que me ha gustado es cómo se deja ver que creemos conocer a nuestros amigos, o creemos que nos hacemos amigos, pero en realidad somos totalmente desconocidos. Tan desconocidos que incluso las alarmas en las cabezas se disparan al buscar sospechosos y se duda en colocar en el punto de mira a aquel o aquella con quienes compartíamos risas un rato antes.

Y hasta aquí os cuento sobre la trama. No voy a correr el riesgo de hablar más de la cuenta, así que si queréis saber qué pasa al final os toca leer. Creedme cuando os digo que merece la pena esta lectura ya que el factor sorpresa y la adicción a la trama está más que garantizada.

La madre perfecta es un thriller psicológico muy recomendable. Una de esas lecturas de las que es difícil despegarse.

  •  Agradezco profundamente a la editorial el envío de un ejemplar de esta novela para leer y reseñar 
  • Imágenes sacadas de Google 


miércoles, 27 de junio de 2018

Elena



Título: Elena

Autor: Evelyn Waugh

Género: Histórico

Edición: Diario El País, 2005

Número de páginas: 174

ISBN: 84-9815-245-3



Sinopsis…

Elena, conocedora de La Ilíada, soñaba desde niña con encontrar las ruinas de Troya; sin embargo, de mayor, se convirtió al Cristianismo, emprendió un viaje de peregrinación a Palestina y dirigió las excavaciones en las que se descubrieron trozos de madera de la cruz de Jesucristo.

La Historia reconoce la influencia que ejerció sobre su hijo, Constantino el Grande, el emperador que autorizó el culto cristiano en todo el Imperio Romano, en un tiempo en el que el distanciamiento entre Oriente y Occidente iba siendo cada vez mayor. De él recibió el título de Emperatriz Augusta; la Iglesia Católica la hizo santa; y la leyenda convirtió en una época oscura en fascinante.


Sobre el autor…

Para Evelyn Waugh, nacido en el Reino Unido en 1903, “el novelista trata de las experiencias que le excitan la imaginación

En su caso, su conversión al catolicismo dio como fruto Retorno a Brideshead, cuya adaptación televisiva tuvo un enorme éxito; su participación en la II Guerra Mundial le sugirió la trama de una trilogía: Hombres en armas, Oficiales y caballeros y Rendición incondicional; otras obras nacieron de sus viajes por África y Oriente; y toda, de su ingenio satírico y crítico que, al final de su vida evolucionó a posiciones más conservadoras.

Cuando murió, en 1966, en la catedral de Westminster se celebró el funeral en latín, pues no estaba de acuerdo con la política renovadora de Juan XXIII.

  
Mi opinión…

Hoy os hablo de una novela histórica que tenía por casa y me llamaba la atención pues habla de un personaje del que sé poco y del que me gustaría saber más.

Como su propio nombre indica, la novela se centra en la figura de Elena, madre del emperador Constantino el Grande, artífice de la proclamación (mediante el Edicto de Milán, 313) del Cristianismo como religión oficial del Imperio.

El autor reconoce en la obra haberse tomado una serie de licencias como la de situar el origen de Elena en Britania (posiblemente, era originaria de Drepanum (más tarde Helenópolis) a orillas del Bósforo) situándola como una princesa (otro dato a debatir, pues se cree que pudo ser una concubina) Quizás esto tenga como base la leyenda que asegura que era hija del rey bretón Coel quien se alió con Constancio para evitar un enfrentamiento con Roma.

Lo que sí es cierto es el interés de Elena por la arqueología y sobre todo por la Ilíada y Troya. Prueba de ello es que formó parte de expediciones arqueológicas buscando esta mítica ciudad con las que consigue encontrar lo que se supone que era la Santa Cruz (en la que murió crucificado Jesús)

Elena fue la elegida para casarse con el emperador Constancio según el autor sin saber quién era éste realmente (cree que es un soldado con cargo alto pero desconoce que se trata del emperador) Fruto de este matrimonio nace Constantino (futuro Constantino I o Constantino el Grande) Años más tarde se divorciaría de ella para casarse con Teodora, hijastra de Maximiano.

Elena mostró un interés hacia el Cristianismo que influyó en su hijo. De ahí que este, durante su mandato, dictase el Cristianismo como la religión oficial.

Desde luego que la vida de esta mujer es más que interesante; sin embargo, esta novela no ha sido totalmente de mi agrado. He de confesar que me he enterado más sobre la vida de Elena buscando por la red que lo que el autor ha querido transmitir en su obra.

Y es que estamos ante una novela que a pesar de ser breve, no llega a las doscientas páginas, tiene una narrativa tan densa que resulta pesada de leer. Además, es liosa ya que el autor se pasa de una cosa a otra sin ofrecer ningún tipo de distinción. La narrativa es demasiado rápida y casi me atrevo a decir que superflua. No se centra en los asuntos realmente importantes y sí en otros que carecen de interés y genera tal evasión en lo que narra que cuesta meterse en la historia. Una pena, pues la historia de Elena (Santa Elena para la Iglesia Católica y la Ortodoxa) es muy interesante.
Prueba de ello es que es la patrona de la Arqueología y que se centró no solo en buscar los restos de la Santa Cruz, sino también los de los Reyes Magos (actualmente depositados en la Catedral de Colonia, Alemania) y los del Apóstol Matías.

También es patrona de la conversión y de los matrimonios difíciles.

Como veis, la vida de Elena (o de Santa Elena) es de lo más interesante. Lástima que esta novela en concreto sea tan complicada de leer y no deje buen sabor de boca.





miércoles, 20 de junio de 2018

El Indiano



Título: El Indiano

Autor: María Montesinos

Género: Histórico, Romántico

Edición: Autopublicación, 2018

Número de páginas: 454 (versión digital)

                                                            ASIN: B079YS59KG


Sinopsis…

Héctor Balboa, un indiano enriquecido en Cuba, regresa al cabo de los años a España con la intención de reconciliarse con su pasado e introducirse en los influyentes círculos económicos e industriales de la sociedad de 1883. Llega rebosante de planes de progreso y con la esperanza de hacerse un sitio respetable en su tierra natal, Santander. Sin embargo, pronto se dará cuenta de que para formar parte de esa sociedad deberá aceptar sus rígidas reglas y acordar un matrimonio ventajoso con alguna joven casadera que le abra las puertas a los grandes negocios forjados entre los políticos, empresarios y aristócratas que se dan cita cada verano en Comillas.

Balboa no dudará en sacrificar el amor a sus propias ambiciones personales hasta que se cruza en su camino la obstinada Micaela Moreau, una joven solterona de Madrid, empeñada en cambiar el destino de las niñas sin educación y al mismo tiempo, defender su libertad e independencia frente a los designios marcados por su familia.

Una historia de amor que cambiará el rumbo de dos corazones decididos a perseguir sus propios destinos, sin doblegarse ante las convenciones del momento.


Sobre el autor…

María Montesinos es licenciada en Periodismo. Comenzó trabajando en medios de comunicación hasta que en 1999 se embarcó en el proyecto fundador de una entidad sin ánimo de lucro basada en Internet donde se hizo cargo de los proyectos de comunicación digital.  Tiempo después, se dedicó a la escritura.

El Indiano es su tercera novela.

Si queréis saber más sobre la autora, os recomiendo visitar su página web Mujeres como nosotras



Mi opinión…

Hace unas semanas María Montesinos, a la que no tenía el gusto de conocer, se puso en contacto conmigo para ofrecerme la lectura y posterior reseña de su novela, El Indiano.

Obviamente, acepté su propuesta después de haber leído la sinopsis (es algo que hago siempre ya que si creo que por género no me va a gustar, declino la oferta) y ya os adelanto que es una novela que me ha gustado mucho. Especialmente, por la excelente narrativa de la autora.

La historia se centra en el año 1883 en Santander. Héctor Balboa es un indiano, uno de aquellos hombres que abandonaron su tierra rumbo a las Antillas en busca de una vida mejor. Los que conseguían hacer fortuna y volvían a su casa, recibían el sobrenombre de “indiano” y siempre terminaban por construir una maravillosa casa, más bien mansión, que quitaba el aliento a quien la observase (afortunadamente, todavía quedan en pie varias de estas edificaciones que podemos admirar)

Héctor busca hacerse un hueco en la sociedad y economía santanderina y si para ello tiene que recurrir al matrimonio por interés, lo hará. Porque tendrá mucho dinero y se estará construyendo la casa más grande y bonita de la zona, pero o se tiene pedigrí o se queda aislado…

Pero Héctor no solo ha vuelto a su casa, a su tierra, para establecerse allí y convertirse en un respetado hombre de negocios. Héctor ha vuelto para vengarse de José Trasierra, el mayorazgo de la zona y culpable de la muerte de su madre y dos de sus hermanos cuando eran niños. Además, en su huida hacia Cuba, tuvo que dejar a su suerte a su hermana Candela. Ahora es el momento de localizar a la chica y de que Trasierra pague por lo el mal que ha hecho (y que sigue haciendo, pues es un pájaro de cuidado)

Micalea Moreau es una joven casi treintañera que vive con su madre en Madrid. Micaela sueña con ser maestra, de ahí su concienzuda preparación en la Escuela de Institutrices de la capital. Este deseo, mal visto a nivel general y sobre todo por su propia madre, unido al hecho de que tiene ya una edad en la que si no está casada y con hijos es complicado que ya lo haga, hacen que la vida de Micaela sea una continua lucha por elegir su propio destino. Micaela quiere ser libre en todos los sentidos.

Micaela es una mujer curiosa, siempre deseosa de saber más. Ni por asomo se conforma con cumplir con el papel de esposa y madre. Proviene de una familia acomodada que conoció tiempos mejores, ya que tras el fallecimiento de su padre (un reconocido empresario artístico) no pasan por su mejor momento.

 Un día, Micaela recibe la invitación de su tía Angélica, casada con un marqués, quien vive en Comillas (Cantabria) Y la joven deseosa de cambiar de aires (y quizás de vida) decide aceptar la invitación de su familia sin saber que sus sueños de cambio pueden llegar a ser realidad.

No voy a desvelar más de la trama, excepto que gran parte de la novela transcurre entre Santander y Comillas, concretamente en la pequeña localidad de  Ruiloba. Micaela comienza una lucha con el objetivo de que la mujer por fin pueda acceder con pleno derecho, al igual que los hombres, a la educación.

Aunque ya desde el comienzo se intuye cuál puede ser el final de la novela, ésta no pierde ni un ápice de interés o emoción. Me ha gustado mucho, tanto por la ambientación espacial (tengo la gran suerte de conocer la zona y me declaro enamorada de la arquitectura indiana) como por la narrativa de la autora. María Montesinos escribe muy bien, con un lenguaje exquisito, fino, elegante y con una base documental digna de admirar.

Me ha gustado mucho el hincapié que se hace en la novela tanto sobre el tema de la educación femenina como el de los abusos de los mayorazgos o caciques de los pueblos. Para hablar del primer punto, la autora nos trae a personajes reales como Emilia Pardo Bazán y su gran lucha reivindicativa a favor de los derechos de igualdad para la mujer o Concepción Arenal. También se habla de Giner de los Ríos y de su Institución de Libre Enseñanza, rescatando del olvido la figura de Fernando de Castro, fundador de una nueva corriente pedagógica y de la Asociación para la Enseñanza de la Mujer (que aún existe hoy en día)

Y es que a la mujer de la España de la Restauración, como seguirá sucediendo durante mucho tiempo más, se la tiene como un ser inferior al que se le prohíbe la posibilidad de estudiar y formarse.  Comienza una lucha entre la costumbre y  la comodidad, las mentes cerradas y las abiertas, el progreso y el avance.

La autora también resalta el papel de la villa de Comillas, la cual comienza a adquirir importancia desde que en 1881 el rey Alfonso XII veranease allí. También fue el primer municipio español en tener alumbrado público gracias al marqués de Comillas quien lo instala por la llegada del rey a la villa. María Montesinos muestra su admiración por la finca El Capricho, de Antonio Gaudí. Esta edificación, proyectada por el arquitecto catalán a petición de Máximo Díaz de Quijano causó tal admiración en la autora que tiene su cabida y protagonismo en la novela.

Otro punto que me ha gustado ha sido el del avance económico que experimenta la cornisa cantábrica con la implantación de los grandes hornos metalúrgicos en Bilbao.

Como veis, se trata de una novela con los ingredientes suficientes como para que la leáis. El Indiano nos trae historia y romance a partes iguales, unido todo ello gracias  a una excelente narrativa. Sin lugar a duda, una novela que merece la pena ser leída.

  • Agradezco profundamente a la autora el envío de un ejemplar de su novela para leer y reseñar 
  • Si estáis interesados en adquirir un ejemplar, lo podéis hacer AQUÍ
  • Imágenes sacadas de Google 





miércoles, 13 de junio de 2018

La estrella robada



Título: La estrella robada

Autor: Mary Higgins Clark

Género: Intriga

Edición: Plaza-Janés, 2000

Número de páginas: 183

ISBN: 84-8450-021-7


Sinopsis…

Mary Higgins Clark presenta un nuevo y apasionante caso de dos de sus personajes más logrados: la detective Alvirah y su marido Willy, que en esta novela se ven envueltos en un misterio que exigirá toda su capacidad deductiva y sentido común.

En efecto, una joven soltera abandona a su bebé en el portal de una iglesia de Manhattan, en el mismo momento en que dentro un hombre está robando un valioso cáliz adornado con un diamante en forma de estrella. El bebé y el cáliz desaparecen. Siete años más tarde, una serie de pistas aparentemente inconexas llevarán a desentrañar el dramático enigma.


Sobre el autor…

Mary Higgins Clark nació en Nueva York. Está considerada una de las más destacadas autoras del género de intriga y suspense y sus obras alcanzan invariablemente los primeros puestos de las listas de bestsellers internacionales.


Mi opinión…

Un día de diciembre, un ladrón roba en una iglesia al mismo tiempo que una mujer deja allí abandonado a su bebé.

Lenny es el ladrón. Un ladrón de poca monta, sinvergüenza como él solo y que vive con su tía abuela Lily.

Sondra es una joven de dieciocho años que resulta ser la madre del bebé abandonado, una niña. Ésta es fruto de una relación que ha mantenido con un señor mayor que ella, casado, por lo que cree que el embarazo y el nacimiento del bebé puede avergonzar a su abuelo, único pariente que le queda. De ahí que piense en separarse de su pequeña con la esperanza de que alguien se haga cargo de ella y le dé la mejor vida posible.

Pero Sondra tiene la mala suerte de dejar al bebé abandonado en la iglesia en el mismo momento en el que Lenny roba dentro de la misma. Al huir, con un cáliz valioso que tiene un diamante con forma de estrella, Lenny se encuentra con el carrito del bebé y para no resultar sospechoso del robo, decide llevárselo sin saber que dentro del mismo está la pequeña.

Transcurridos siete años, Sondra no puede evitar acordarse de su niña y preguntarse que ha sido de ella sin sospechar que Lenny (sí, os voy a meter un pequeño spoiler pero vamos, que no os chafo nada) se quedó con ella y que ni de lejos lleva la vida que deseo para la pequeña Estrella (o Stellina que es como la llama su nonna Lily)

Paralelamente a esta historia, un hogar para niños en situaciones complicadas, dependiente de la iglesia donde fue abandonada la niña y se robó el cáliz, tiene sus días contados. Necesitan un traslado urgente y aunque sí hay una opción en forma de testamento de una señora rica que les cede su casa, resulta que ahora ha aparecido otro testamento que puede anular el anterior y dejar a los niños sin hogar.

Y aquí es donde entra la protagonista de la historia, Alvirah, una señora de unos sesenta años a la que le gusta jugar a ser detective privado.

Bueno, voy a ir al grano. La novela es una chufa. Tal cual. Me indigna cómo pueden echar por tierra a un buen escritor únicamente por el afán de conseguir más ventas. Descubrí a Mary Higgins Clark hace muchos años, siendo una adolescente. Mi tía tenía todas sus novelas publicadas hasta esa fecha y me las iba dejando. Me encantaban. Pero con esta ya son dos novelas (la anterior es Mi querida Sunday) que me resultan espantosas y hasta me cuesta creer que hayan sido escritas por la misma persona. Y he aquí que descubro que no, que no lo son. Mary Higgins Clark dejó de escribir personalmente y con libertad ya hace unos años y desde entonces, al amparo de su nombre, se han ido editando estas chufas que bien podrían ser escritas por una niña de quince años.

Porque vamos a ver…. ¿en qué cabeza cabe crear el personaje de Alvirah, más simple que una alpargata, como una maravillosa detective? Porque sus métodos de deducción y resolución son de traca: mediante el uso de un adjetivo es capaz de darse cuenta de que el testamento es falso o con mirar a una persona sabe qué piensa, quién es y qué busca. Por no hablar de su broche grabadora, que lo activa cuando quiere y nadie se da cuenta de nada…

La estrella robada es una novela superflua, infantil, totalmente prescindible que parece que lo ha escrito un chaval joven en lugar de una escritora reputada. Es de las peores novelas que he leído en mucho tiempo y francamente, no merece ni perder cinco minutos con ella. Una pena que se use el nombre de una escritora (y que en cierta medida ésta lo consienta) con el único afán de vender más libros. No hace falta que os diga que ni os la recomiendo. Mary Higgins Clark tiene mejores novelas que ésta y solo os puedo decir, visto lo visto, que si os animáis con ella leáis sus primeras novelas.

  • Imágenes tomadas de Google 

miércoles, 6 de junio de 2018

1984. El Gran Hermano te vigila



Título: 1984. El Gran Hermano te vigila

Autor: George Orwell

Género: Ciencia-Ficción

Edición: Destino, 2001

Número de páginas: 299



Sinopsis…

1984 es una de las grandes obras de la literatura universal. Escrita en 1948 por el británico nacido en India, Eric Arthur Blair, más conocido como George Orwell, es una historia de personajes en un mundo futuro que ha perdido toda su intimidad, pensamiento y sentimiento, dominados y controlados por el omnipresente Gran Hermano.

El protagonista, Winston Smith, un funcionario del Ministerio de la Verdad encargado de aplicar la rígida censura, intentar rebelarse contra el poder establecido.


Sobre el autor…

Escritor, ensayista y periodista inglés, George Orwell es uno de los más conocidos autores del siglo XX, autor de grandes alegatos contra el totalitarismo en cualquiera de sus versiones. Orwell pasó a la historia de la literatura universal gracias a obras como 1984 o Rebelión en la Granja, novelas que hoy en día todavía mantienen su fuerza original.

Nacido en la India durante el periodo colonial británico, Orwell creció en Inglaterra, donde se formó en St.Cyprian antes de terminar sus estudios en Eton, poco antes de volver a Birmania donde comenzó a trabajar de policía. Años después, harto de la situación imperial, vuelve a Inglaterra y escribe sus primeros textos sin apenas sustento económico.

Establecido en París a partir de 1928, Orwell escribe su primera obra de renombre, Sin blanca en París y en Londres, hasta que su aventura sin apenas dinero acaba al volver a casa de su familia. Es a partir de este momento, en el que pasa a trabajar como profesor, que elige firmar con el nombre de George Orwell en lugar de con el suyo propio, Eric Blair.

La obra de Orwell a partir de 1936 se vuelve más social y con puntos en común con la izquierda europea moderada. Sin duda su paso por la Guerra Civil Española, alistado en contra de las fuerzas rebeldes en las filas del sindicato troskista del POUM, marcó su visión del estalinismo como fuerza totalitaria. Tanto en la Guerra Civil como en la Segunda Guerra Mundial, Orwell escribió artículos y ensayos para diarios y radio, como Tribune o la BBC.

De entre su obra habría que destacar, como ya hemos dicho anteriormente, títulos como 1984 o Rebelión en la granja, pero sin olvidar Homenaje a Cataluña, Mi Guerra Civil Española, Diario de Guerra o Subir a por aire.

George Orwell murió en Londres el 21 de enero de 1950.


Mi opinión…

La novela que hoy reseño es una de esas obras clásicas que llevo años queriendo leer. Me echaba hacia atrás su género, ya que la ciencia-ficción no me suele gustar nada. Pero a pesar de ello, la tenía en el punto de mira y quería probar con ella.

He de decir que, concluida su lectura, es una novela que me ha dejado fría. Me ha dejado una sensación agridulce pues el principio me gustó mucho pero el final no.

En la época en la que se centra la novela, el mundo está dominado por el Gran Hermano. Y cuando digo dominado no exagero pues todos los habitantes tienen la permanente vigilancia de esta organización. Sí, en las casas, en los pocos centros de reunión que hay, en el trabajo o incluso en la calle, está la omnipresente presencia del Gran Hermano. A través de unas pantallas, controlan a las masas las cuales ya se han convertido en simples peones a los que es fácil manejar.

Porque incluso se controla el pensamiento, detectando inmediatamente a posibles revolucionarios a los que se elimina enseguida para evitar rebeliones. La población simplemente está sujeta a la manipulación y al mandato de un gran líder que actúa como padre protector. Nadie tiene un pensamiento libre ni una vida libre pues Gran Hermano todo lo ve y vigila.

El protagonista de la novela es Winston Smith, funcionario del Ministerio de la Verdad. Un buen día, Winston comienza a cuestionarse todo lo que ve y lo que le rodea. Winston trabaja rectificando errores escritos en discursos, pancartas, leyes, etc. O lo que es lo mismo: Winston se dedica a manipular la realidad. Y como precisamente él tiene acceso a la verdad, a las fuentes documentales que muestran las cosas tal y como son, ese pensamiento de empezar a dudar de todo anida rápido en su mente.

Pero Winston sabe que si lo descubren, se puede meter en un gran problema. Porque no es que se dedique a pensar (que ya de por sí es un delito en esta sociedad) es que encima deja constancia de su pensamiento en un diario.

Y es que Winston un día se pregunta… ¿cómo se vivía antes de la Revolución? ¿Realmente aquella sociedad, aquel mundo, era tan malo como dice Gran Hermano?

Porque el mundo de la época de Winston es muy distinto. La Tierra está dividida en tres grandes superpotencias (Eurasia, Asia Oriental y Oceanía), las cuales están en lucha entre ellas desde siempre. 
Ya ni se sabe el motivo por el que pelean y los enfrentamientos oscilan dependiendo del interés de unos pocos. El idioma oficial es la neolengua (deduzco que se hablaría en todo el mundo) que tiene una serie de palabras prohibidas y pobre de aquel que se le ocurra repetirlas…

El sistema capitalista ha desaparecido y a los proles (la clase obrera) los tienen totalmente marginados (ya os podéis imaginar porqué)

1984 fue escrita en 1948 y asombra cómo el autor fue capaz de tener un pensamiento casi visionario porque realmente la sociedad que describe en la novela y la que vivimos nosotros no es muy diferente. Vivimos rodeados de manipulación, de mentiras, de falsedad y bajo en interés de unos pocos. Eso me ha hecho pensar mucho, tanto que si expusiese aquí mis conclusiones, destriparía la novela y metería tal rollo que no sé si alguien sería capaz de terminar de leer la reseña. Así que optaré por decir que cada uno lea la novela y saque sus conclusiones, pero personalmente la sociedad que describe el autor me pone los pelos de punta porque creo que poco difiere de la que vivimos actualmente.

Lo que no me ha convencido es el final. Al principio, la lectura me ha enganchado. Y eso que no las tenía todas conmigo pues ya he comentado que la ciencia-ficción no me gusta y la distopía (esta novela también tiene estos rasgos) menos. Pero he de reconocer que hasta la mitad más o menos, me ha gustado mucho. A partir de ahí, se me ha hecho más difícil terminar la lectura y el final me ha dejado fría. No es que no lo haya entendido o no me haya gustado, es que esperaba otra cosa.

A pesar de este pero, he de reconocer que 1984 es una gran obra. George Orwell gestó una gran novela en la que nos deja un mundo que, sorprendentemente, poco difiere del actual. Una novela que creo que debemos leer.

Existe una adaptación cinematográfica de esta novela titulada como la obra, 1984, y dirigida por Michael Radford (1984)

  • Biografía del autor sacada de la página Lecturalia 
  • Imágenes sacadas de Google 


miércoles, 23 de mayo de 2018

Trilogía "Versos, canciones y trocitos de carne"



 Título: Trilogía Versos, canciones y trocitos de carne

·         Memento mori (1)
·         Dies Irae (2)
·         Consummatum est (3)

Autor: César Pérez Gellida

Género: Thriller Policíaco

Edición: Suma de Letras, 2013-2014

Número de páginas:
·         Memento Mori , 584
·         Dies Irae, 568
·         Consummatum est, 680

ISBN:
·         Memento Mori : 9788483650547
·         Dies Irae : 9788483655597
·         Consummatum est : 9788483656402


Sinopsis…

Memento Mori
Septiembre de 2010. Aquella mañana de domingo nada le hacía presagiar al inspector de homicidios de Valladolid Ramiro Sancho que acababa de dar comienzo una pesadilla que lo dejaría marcado para el resto de sus días.
La investigación del asesinato de una joven ecuatoriana a la que le han mutilado los párpados y en cuyo cuerpo han encontrado unos versos amenazantes, ocupa las primeras páginas de esta novela negra narrada con un dinámico y atrevido lenguaje cinematográfico. Sin embargo, el autor nos arrastra por un camino inesperado al describir los hechos desde la perspectiva del propio asesino: un sociópata narcisista influenciado por la música más actual y por las grandes obras de la literatura universal.


Dies Irae
La acción de este thriller implacable arranca en la peculiar ciudad italiana de Trieste, frontera entre dos mundos. Augusto Ledesma elige el que fuera hogar de James Joyce como primer escenario para continuar su siniestra obra, que alimenta del aliento de sus víctimas y de la humillación de sus perseguidores. Hasta allí se trasladará el inspector Ramiro Sancho en su frenética y obsesiva persecución de un asesino en serie que parece haber acentuado su voracidad.
Entretanto, al otro lado de la frontera, el psicólogo criminalista y exagente del KGB Armando Lopategui, «Carapocha», recorrerá las calles de Belgrado junto a su hija y ahora discípula con el propósito de zanjar cuentas con un pasado despiadado del que no logra despojarse. En otra vuelta de tuerca, a través de fugaces viajes en el tiempo, descubriremos cómo se fraguó la relación entre Pílades y Orestes y asistiremos a su sorprendente desenlace.


Consummatum est
La pequeña localidad islandesa de Grindavik amanece con todos los miembros de una familia brutalmente asesinados. En uno de los países del mundo con menor tasa de homicidios por habitante, el comisario de la Brigada de Homicidios de Reikiavik, Ólafur Olafsson, se enfrenta al caso más escabroso que ha visto justo en el ocaso de su carrera profesional. Pero muy pronto todas las pistas empiezan a apuntar hacia un sofisticado asesino en serie, Augusto Ledesma, que durante varios años ha ido componiendo una siniestra poética de versos regados de sangre a lo largo y ancho de Europa.
Ante tales evidencias, la INTERPOL decide poner al frente del caso al jefe de la Unidad de Búsqueda Internacional de Prófugos, Robert J. Michelson, que se rodeará de un grupo especial integrado por algunos «viejos conocidos» del asesino.



Sobre el autor....

Nací en Valladolid en 1974. Soy Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y Master en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid.
He desarrollado mi carrera profesional en distintos puestos de dirección comercial, marketing y comunicación en empresas vinculadas con el mundo de las Telecomunicaciones (Retecal), outsourcing (Grupo Norte) y la Industria Audiovisual (Canal Ocio Europa), hasta que en 2011, mi mujer y yo decidimos trasladarnos a Madrid con nuestro hijo para poder dedicarme en exclusiva a mi carrera de escritor. 
En mayo del 2013 me otorgaron el Premio Racimo de oro de Literatura.
En septiembre del 2014 me concedieron la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses. 
En noviembre del 2014 me otorgaron el Premio Piñón de Oro.
Desde febrero del 2014 colaboro con El Norte de Castilla con una columna semanal en su sección de cultura llamada, "La Cantina del Calvo". 

Mi opinión…

Sirvan estos, y no otros, los versos que anhelo.
Sirvan a modo de reclamo, de anzuelo.
Que no hay trucha sin mosca, ni pato sin señuelo.
Sigan estos, y no otros, al compás de las canciones.
Sigan a modo de sintonía, de impresiones.
Que no hay ratón sin flautista, ni flores sin balcones.
Sean estos, y no otros, mi cruel llamada de auxilio.
Sean a modo de bienvenida del exilio.
Que no hay trocitos de carne, ni arte sin utensilio.
Porque no se estrechan lazos en momentos fugaces.
Porque no son audaces los cuadros sin trazos.
Porque no se pagan a plazos los trágicos desenlaces.
                Matémonos a tortazos, a puñetazos
a garrotazos, a hachazos, a balazos, pero matémonos ya, enemigo mío,
que morimos cabizbajos.


Esta es, sin duda alguna, una de las reseñas más complicadas que he tenido que redactar hasta ahora. El motivo es tan claro como que se trata de una trilogía tan, tan, tan buena que no sé ni por dónde empezar. Y tampoco sé si podré transmitir hasta qué nivel que ha gustado (quedo rendida ante la narrativa del autor) y lo que os quiero recomendar esta lectura. Porque desde luego, es una de las mejores obras con las que me he cruzado desde hace mucho tiempo.

He preferido hacer una reseña global de toda la trilogía para ofrecerla de modo cerrado. Porque la trilogía se va encadenando de un libro a otro y termina en un broche final perfectamente cerrado para mi gusto (odio los finales abiertos)

La trama arranca en octubre de 2010, en Valladolid. Primero vemos un escenario en el que se está torturando a una señora (luego volveremos a este espacio y sabremos quién es) para rápidamente volver al hallazgo, un mes antes, del cadáver de una joven a la que le han arrancado los párpados. La víctima, además, tiene en la boca un poema.

Pronto conoceremos al asesino de esta chica y de muchos otros más. Porque Augusto Ledesma, que así es como se llama este personaje, comienza una macabra obra que le hará pasearse por prácticamente toda Europa dejando tras de sí un buen rastro de muertes.

Pero no estamos ante un asesino de tres al cuarto. No. Augusto es un ser extremadamente inteligente, amante de la música (a la que vincula con su obra), con una difícil y complicada personalidad que proviene de una infancia en la que sufrió malos tratos.  Augusto también es amante de la literatura y al igual que hace con la música, vincula esta manifestación con sus terribles acciones. Y es que Augusto es un consumado poeta que encuentra la inspiración en la música y que disfruta mucho torturando y asesinando mientras consigue su objetivo: la inmortalidad.

Desde Valladolid hasta Trieste, Belgrado o Grindavik (Islandia), Augusto Ledesma irá dejando parte de su obra para desesperación no solo del inspector Sancho, sino de la propia Interpol.
Lógicamente, al tratarse de una trilogía los personajes que aparecen en ella son varios. Ramiro Sancho es el inspector de homicidios encargado de llevar a cabo la investigación de los crímenes de este asesino en serie. Poco a poco, este caso lo irá absorbiendo de tal manera que la relación que establece con Augusto y con su obra le llega a lo más profundo de su ser.

Armando Lopategui y su hija Erika son otros de los personajes que aparecen de forma continua en la trilogía. Ambos son psicólogos especialistas en la mente criminal y al igual que le pasa a Sancho, la influencia de Augusto en sus vidas será terrible.

Solo os voy a hablar de estos personajes, que digamos son los que permanecen fijos en la trilogía, y voy a pasar por alto a los otros simplemente por no hacer una reseña demasiado extensa y con peligro de meter un spoiler.

Aunque prácticamente me han gustado todos los personajes de las novelas, la relación que se establece entre Ramiro Sancho y Augusto Ledesma es la que más me ha seducido. Entre el inspector de policía y el asesino en serie se establece una relación que podríamos calificar como de cacería, de un juego macabro entre los dos.

La narrativa de César Pérez Gellida es de diez. Los tres libros, y no es que anden escasos en páginas precisamente, se leen casi del tirón gracias a la forma de escribir y a los giros que el autor mete en el momento justo y que hace que la sorpresa del lector sea mayúscula. Simplemente, estamos ante una maravilla de autor.

A los amantes de la música, esta trilogía os va a encantar. Porque toda ella tiene su propia banda sonora (si buscáis por internet, existen recopilaciones de todas las canciones que inspiran a Augusto)

Podría seguir hablando de estas tres novelas, pero no podría dejar más claro lo que me ha gustado. Y no sé, si no lo habéis hecho ya, a qué esperáis a sumergiros en ellas. Si lo habéis hecho, seguro que coincidís conmigo en que se trata de una maravilla de obra. Si no la habéis leído…estáis tardando mucho en hacerlo

Memento mori, Dies Irae y Consummatum est es una trilogía que casi calificaría como maestra. Hacía tiempo que no leía nada del género policíaco que me gustase tanto. El autor no solo representa una escena criminal de aúpa, es capaz de meternos en la enferma y compleja mente de una persona que disfruta matando.

Como colofón, solo puedo decir que tenéis que leer no solo esta trilogía, sino todo lo del autor. Aquí en el blog están las reseñas de Khimera y Konets que aunque son obras independientes de esta trilogía (y supongo que de la otra también) sí se rescatan a personajes de las primeras novelas.

  • Imagen tomada de Google 
  • Datos del autor, sacados de su página web perezgellida.es


miércoles, 9 de mayo de 2018

El diario secreto de Ana Bolena



Título: El diario secreto de Ana Bolena

Autor: Robin Maxwell

Género: Histórico

Edición: Punto de Lectura, 2001

Número de páginas: 462

ISBN: 84-663-0334-0



Sinopsis…

Al alcanzar el trono de Inglaterra, la joven Isabel I recibe en secreto el diario de su madre fallecida. Éste revela la relación que Ana Bolena mantuvo con Enrique VIII, el cortejo al que la sometió el rey; el rechazo a convertirse en su amante y su posterior asentimiento (con el consecuente desafío a la Iglesia), su lucha por la obtención de un lugar en la corona para su hija y su ejecución final en la Torre de Londres acusada de adulterio.

A medida que Isabel descubre a la madre que nunca conoció y comprende la injusticia que se cometió con ella, el lector de adentra en el relato para revelar uno de los misterios más oscuros de la historia: por qué Isabel I, apodada la “Reina Virgen”, decidió no casarse ni tener descendencia, acabando así con la dinastía más poderosa que jamás haya gobernado Inglaterra.


Sobre el autor…

Robin Maxwell es una escritora estadounidense de novela histórica. Se especializa en escribir sobre el periodo Tudor. También es guionista y bloguera política.


Mi opinión…

Siempre me ha llamado la atención la historia de Enrique VIII de Inglaterra y sus seis esposas. Tanto es así que he leído todo lo que ha caído en mis manos sobre este personaje y sobre sus infortunadas consortes, con el interés de conocer al personaje que cambió el curso de la historia inglesa, y en parte del resto de Europa, como conocer al terrible marido que no duda de deshacerse de sus esposas cada vez que le convenía.

Cierto es que de todas las esposas del rey inglés la que peor me cae es Ana Bolena. Quizás porque con ella llegó ese cambio o porque el trato que recibió la que siempre fue considerada la reina de Inglaterra, Catalina de Aragón, no fue el que debía. El caso es que Ana Bolena no me ha caído nunca del todo bien, pero sí me interesa conocer su historia.

Y por ese motivo, compré esta novela.

La trama arranca con Isabel I, ya en el trono, quien recibe el diario secreto de su madre. Hasta ese momento, este diario había permanecido oculto gracias a la custodia de lady Sommerville, una anciana que cuidó de la reina Ana durante su estancia en la Torre hasta su ejecución.

El diario comienza en 1522 y llega hasta la ejecución de la reina Ana, en 1536. A través de sus páginas, Ana Bolena irá contando su estancia en la corte de Francisco I de Francia, su primer amor con Henry Percy (amor que le traerá un gran dolor de cabeza en unos años), su llegada a la corte inglesa como dama de compañía de la reina Catalina, sus primeros acercamientos al rey, la fijación de éste sobre ella, su posterior matrimonio (y todo el terremoto político-religioso que supuso) para terminar con su caída en desgracia y su posterior muerte por decapitación.

Aunque la novela da voz a Isabel I, ésta lo hace de forma breve. Únicamente aparece de forma breve en algunas partes de la novela y siempre en relación a la lectura del diario o para dejarnos ver su amor prohibido con un amigo de su infancia y caballero en su Corte, Robin Dudley.

Me ha gustado la forma en la que la autora muestra la evolución del carácter de Ana. De ser, al comienzo, una muchacha soñadora, enamoradiza, ilusionada ante la vida, pasa a convertirse en una persona recelosa, envidiosa, egoísta y sobre todo, muy vengativa. Prueba de ello es la pésima relación que mantiene con el cardenal Wosley, aunque he de confesar que en parte entiendo a Ana.

Sin embargo, la narrativa no me ha convencido del todo. Demasiado azucarada en algunos momentos con pasajes que a mi juicio, poco tienen que ver. Investigando sobre la autora he visto que esto es una seña de identidad en sus obras, por lo que tenemos que tener en cuenta que ese rasgo romántico que le aporta a la novela va implícito en su escritura.

Tampoco me ha convencido una cosa que vemos en la sinopsis. En ella se dice que nos desvelarán el motivo por el que Isabel I permaneció soltera y sin hijos durante toda su vida cuando todos sabemos que un rey (o reina) debe de conceder herederos al reino. Bien, el motivo nos lo presenta, sí, pero de una forma tan banal, tan superficial, que me parece un absurdo ponerlo en la sinopsis. Aunque sea como reclamo al lector (creo que conocer la historia de Ana Bolena ya es suficiente reclamo)

El diario secreto de Ana Bolena es una novela que se lee pronto, de narrativa sencilla (con sus peros) y entretenida. Es una buena oportunidad de conocer la historia de una mujer que consiguió cambiar la Historia de todo un país y que pagó demasiado caro por ello.

Para terminar, si estáis interesados en saber algo más sobre Enrique VIII y su tiempo, os recomiendo la serie Los Tudor (The Tudors, 2007). Refleja bastante bien esta etapa a pesar de las licencias históricas que se han tomado los productores y que tampoco nos gustan a los historiadores.

  • Datos sobre la autora e imágenes, sacados de Google