domingo, 9 de junio de 2013

¿Qué hacer con los libros que no se van a leer?

Llevo varios días queriendo realizar esta entrada. Los mismos días que hace que tengo unos cuantos libros preparados para liberar. Y de ahí me surgió una pregunta : ¿qué es lo que hace el resto de la gente cuando ha leído un libro que ya no piensa leer?

Ya sabéis, porque he dedicado algún post a ello, que hay muchas personas que optan por deshacerse de los libros lanzándolos a la basura. Yo misma he recogido, con gran entusiasmo y alegría, libros abandonados al lado de contenedores o incluso ya arrojados a la basura.

Pero como muchas veces no llegamos a tiempo de rescatar a estos pobres de su triste final, os propongo una serie de medidas para vaciar nuestra librería y darle una nueva oportunidad a nuestros amigos.

Así que os dejo varias opciones :

-Donar a bibliotecas : prácticamente, todas las bibliotecas reciben donaciones casi a diario. La mayoría de esos libros forman parte del fondo bibliográfico del centro, para aquellos que no lo hacen se les busca un nuevo destino. (Tranquilos : no acaban en la basura)

- Donar a ONG: hay muchas oenegés que aceptan material bibliográfico. Incluso libros de texto. Aunque es conveniente ponerse en contacto antes con ellas para ver las preferencias, si las tienen, en cuanto al idioma de los libros.












-Bookcrossing : esta es la vía a la que yo recurro. Supongo que ya la conocéis, pero os explico cómo funciona de forma breve. Consiste en dejar aquellos libros que ya no quieres en unos sitios oficiales. Previamente, se ha tenido que registar el libro en la página oficial de este movimiento (http://www.bookcrossing-spain.com/spain/) y con ello, se sabe por dónde viaja ese libro. Yo os puedo hablar de los lugares que conozco en Alicante (en Elche, donde vivo, no conozco ninguno, lo cual es una pena) y que son en los que libero : en la Sede de la UA  y en una heladería del casco antiguo, ambos lugares en la misma ciudad de Alicante (Livanti http://www.bookcrossing.com/mybookshelf/Livanti/)













-Rastrillos : es otra opción a la hora de deshacernos de libros. Hay muchos rastros que también venden libros . Si no sabemos qué hacer con ellos, siempre los podemos regalar a estos lugares que, por lo general, se dedican a ayudar a personas necesitadas.




11 comentarios:

  1. Aunque yo no soy de desahacerme de mis libros leídos alguna vez si he practicado alguna de estas ideas con los repetidos y además yo también animo a todo el mundo a que haga lo mismo.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que yo tampoco suelo deshacerme de mis libros, para mi son una preciada posesion..... pero si tuviera que hacerlo en algun momento, cualquiera de estas opciones que comentas, me parece una buenisima idea.. ademas de generosa.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por las ideas. Las tendré en cuenta que este verano quiero hacer limpieza en mi biblioteca :)

    ResponderEliminar
  4. Muy poco me ha tenido que gustar un libro para que me desprenda de él! Jajaj
    No, la verdad es que alguna vez he dejado a ir algún libro por falta de espacio y tenía que descartar, pese a que me gustara la novela, pero son momentos en los que uno tiene que hablar con franqueza consigo mismo y saber si releerás esa novela o no.

    Uno de los métodos que yo uso es bajarlos a una librería que tienen una sección de segunda mano en la que tu entregas el libro, te lo tasan, y si se vende, te dan el precio acordado previamente por la venta de ese libro. Obviamente, el librero también se lleva su comisión, todos contentos.

    Ahora voy a mirar eso de BookCrossing, que no lo conocía y me ha llamado la atención!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía la opción de venderlos como segunda mano...No está mal...

      Eliminar
  5. A mi me ha costado mucho desprenderme de ciertos libros. Pero al final, he tenido que hacerlo. Ya no tengo tanto espacio en casa y siempre me deshago de aquellos que sé que no voy a volver a leer. O simplemente, los leí y no me gustaron...Eso sí, para tomar esta decisión hay que tenerlo muy claro...

    ResponderEliminar
  6. No suelo deshacerme de libro.. pero la última vez que fui a Madrid llevé algunos a la librería "Libros Libres". Y lo haría con otros si tuviera alguna cerca..
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Normalmente no me suelo deshacer de los libros y si tengo que hacerlo se lo regalo a mis amigas y a la biblioteca de mi pueblo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Es una buena entrada pero en la practica a veces no resulta tan facil poner en practica las alternativas. Las bibliotecas en ocasiones no los aceptan porque no les interesan tus ejemplares y los que vivimos en ciudades pequeñas no podemos disfrutar de tantas alternativas. De todas formas nunca tiraré un libro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto es que las bibliotecas no aceptan todo lo que les llevan. Yo he trabajado en dos distintas y lo que se hacía era optar por la donación (recuerdo que se le donó algo a la policia nacional que se estaban haciendo una biblioteca o practicar el bookcrossing) Desde luego en las ciudades pequeñas la alternativa es poca. En mi caso, sin ir más lejos, me tengo que trasladar hasta otra ciudad para llevar a cabo el bookcrossing...

      Eliminar
  9. Yo como ya sabes los dejo en la Biblioteca de Gran Alacant. Creo que es bueno compartir las lecturas.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.