martes, 31 de julio de 2012

La clave está en Rebeca

Título: La clave está en Rebeca
Autor: Ken Follet
Editorial: Bruguera, (Cinco estrellas), 1981
Número de páginas: 416

Maravillosa obra histórica con grandes dosis de espionaje de Ken Follet. El autor nos traslada hasta Egipto en plena Segunda Guerra Mundial y nos sumerge en el corazón de los dos bandos que se enfrentan: el ejército alemán y el ejército aliado.
Alex Wolff es un espía alemán al que le encomiendan la misión de servir de nexo entre los dos ejércitos. Posee una valiosa información, que intenta facilitar al general alemán Rommel, sobre las defensas y las estrategias aliadas en la defensa de Egipto. Esta información es enviada por medio de una radio y de un código basado en la novela Rebeca, de Daphne du Maurier.
 Si esta información llegase  al ejército alemán, podría cambiar el curso de la guerra y por lo tanto, Alemania saldría victoriosa de la misma. Intriga al cien por cien, Ken Follet ha sido capaz de mantenerme en vilo hasta la última página de la novela con una maestría casi insuperable (sinceramente, creo que se trata de la mejor obra del autor), pensando que al final (cuando sabemos que no es así), Alemania ganaría la guerra. Sólo con este dato, nos podemos imaginar de la gran obra que ha sido capaz de tramar Follet.
La historia está basada en hechos reales, la vida del espía alemán John Eppler; conocido con el nombre clave de "Cóndor". Su historia y personalidad difieren bastante de lo planteado por Follet y por la película. Eppler sobrevivió a la guerra y escribió un libro con sus memorias llamado "Cóndor, el espía de Romel".
Existe una versión cinematográfica de la obra (que no he visto).
Ni que decir tiene que la recomiendo al máximo. Se aprende un poco de Historia (que no está nada mal) y además, se pasa un estupendo rato.
Ya me decís qué os ha parecido…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.