miércoles, 17 de diciembre de 2014

Rubik


Título: Rubik: ¿Qué esconden los vecinos?
Autor: María Arnedo
Edición: 1ª, septiembre 2014
Número de páginas: 208
ISBN: 978-84-15940-75-3

Sinopsis…

¿Qué secretos esconde un patio de vecinos? Martina, filóloga fracasada que acaba de mudarse a la gran ciudad, está a punto de descubrirlo. Como si de la famosa ventana indiscreta de Hitchcock se tratara, se asomará desde la suya a las intrigas que se cuecen en un edificio de apariencia ordinario. Acompañada de su vecino Santiago (amante de los cómics, los grupos metaleros y la comida grasienta) será testigo de un asesinato, y ambos se verán envueltos sin quererlo en una trama donde nada es lo que parece. Como el cubo de Rubik, cada pieza que se mueve da lugar a un número ilimitado de posibilidades, donde nadie, incluidos ellos, se libra de ser sospechoso. Una historia en clave de humor con grandes dosis de alcohol y pequeñas de erotismo, que confundirá al lector y lo mantendrá en suspense hasta la última página.

Sobre la autora…

María Arnedo se crió en una familia laica, en la que se sustituyó la creencia en un Dios todopoderoso por la fe en la existencia de unos seres no menos omnipotentes y extraordinarios: los vecinos. Así, llevar una conducta impecable, guardar las apariencias y no decir una palabra más alta que otra eran imperativos en su infancia, no fueran a enterarse los vecinos, que como buenas deidades, todo lo ven, perciben y escuchan.
Tras estudiar Filología Hispánica en Zaragoza, María se mudó a EEUU, el paraíso del individualismo y el anonimato, donde el qué dirán pasó a ser un feliz recuerdo de su niñez. En Houston realizó un doctorado en Literatura Española y ha publicado cuentos y artículos académicos, además de su primer novela, Machote (2013)
María vive en Houston, es redactora publicitaria y solía llevar una apacible rutina conviviendo con su marido y su perro.

Mi opinión…

Cuando leí la sinopsis de esta novela no lo dudé ni un segundo: la quería leer. Y es que yo soy, como la gran mayoría de los habitantes de este país, una de esas personas que se ha criado rodeada de vecinos. Vecinos que hacíamos la vida en el patio interior del edificio y desde donde éramos mudos testigos de los momentos de alegría o tristeza de las personas con las que compartíamos un espacio. Ahora, en los edificios modernos, ya no se ve esa camaradería de antaño y es que recuerdo las tardes en las que mis vecinas, entre las que se encontraba mi abuela materna pues vivíamos en el mismo edificio, se contaban sus cosas cada una desde la ventana de la cocina y a través del patio de luz.
Estos entrañables recuerdos, y pensando que iba a ser una lectura divertida (realmente, ocurren cosas muy divertidas en los patios de vecinos) me llevaron a leer esta agradable novela y casi en un tiempo récord (he tardado más en hacer la reseña que en leerme el libro)

La protagonista indiscutible de la novela es Martina, una joven filóloga germánica que llega a la gran ciudad. Martina se siente muy perdida, no sólo por el cambio de pasar a vivir a una ciudad grande, sino que cree que no ha tomado el camino correcto en su vida y la está desperdiciando. Como su trabajo no está muy bien pagado, no ha tenido más remedio que alquilar un pequeño piso en un edificio bastante alejado del centro urbano. Así, Martina se convierte en la inquilina del 3º Izq., compartiendo rellano con una extraña mujer a la que apodan “la loca de los gatos” (no hace falta ser muy ducho en eso de los motes para saber porqué)

El primer piso es ocupado en su totalidad por un taller de costura y el segundo, por dos ancianitas que al parecer viven un amor prohibido entre ellas. El 4º piso lo comparten dos familias extranjeras: una de rumanos y otra de ecuatorianos. Y en el 5º, vive Santiago quien según él mismo informa a Martina, lleva mucho tiempo viviendo en el edificio.

Santiago y Martina pronto se hacen amigos, teniendo la joven que acostumbrarse a la figura de este enganchado a los ordenadores, amante de la música heavy, bebedor y fumador compulsivo y que se alimenta únicamente de comida en tuppers que le lleva su madre.

Todo es en apariencia normal hasta que un buen día, se muda al 5º derecha una despampanante rubia, modelo y aspirante a actriz que se hace acompañar por un adonis griego, Dimitri, que hace las funciones de su fotógrafo. Martina y Santiago se quedarán prendidos de estos dos personajes hasta que sucede algo bastante grave: a través de la ventana de la cocina, en una de esas sesiones de voyerismo vecinal, creen ser testigos de un asesinato.

¿Se ha cometido en realidad un crimen en esta comunidad de vecinos? ¿Se conocen realmente Santiago y Martina? Es más… ¿llegamos en algún momento a conocer en realidad a aquellos con los que convivimos?

Utilizando un estilo ágil, fresco y fluido, María Arnedo nos enseña hasta qué punto vivimos pensando en lo que opinen los demás de nuestros actos. Algo que muchas veces, y sin que seamos conscientes de ello, nos llega a condicionar la vida ya que se suele vivir según las apariencias.

Hay humor, mucho humor. Pero también misterio porque aunque nuestros protagonistas no están seguros de ser testigos de un asesinato, termina por suceder uno de verdad en el edificio. Y lo que es más misterioso…hay una persona que dice ser testigo de todo lo que ha sucedido…

Obra muy divertida con un sorprendente final. Y es que las comunidades de vecinos son como un cubo de Rubik en el que no todas las piezas encuentran fácilmente su lugar.


  • Imágenes tomadas de Google 
  • Agradezco profundamente a la editorial el envío de un ejemplar de esta novela para su lectura y posterior reseña 

2 comentarios:

  1. No conocía el libro ni a su autora, pero me quedo con la recomendación. Me parece una lectura diferente. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. No lo conocía pero no me llama tanto como para hacerle un hueco a corto plazo
    Besos

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.