miércoles, 29 de marzo de 2017

No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas


Título: No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas

Autor: Laura Norton

Edición: Espasa, 2014

Género: Chick-lit, Romántica, Humor

Número de páginas: 352

ISBN: 9788467041583



Sinopsis…

Si estás leyendo estas líneas  es que te ha llamado la atención el título.
 ¿Te gustaría decírselo a alguien?
¿Serías capaz de decírtelo a ti mismo?
Y lo más importante:
¿Te gustaría mantener durante un buen rato la sonrisa que se te ha quedado en la cara?

Pues esta es tu novela.

Te podríamos contar con más o menos gracia de qué va la cosa,  para que te hicieras una idea: que si la protagonista, Sara, es muy  maja, que si tiene un trabajo muy interesante (es plumista, ¿a que nunca lo habías oído?), que si es un pelín obsesiva y alérgica a los sobresaltos...

Por supuesto, la vida se le complica y se encuentra con que  su piso se convierte en una especie de camarote de los  hermanos Marx cuando en la misma semana se meten a vivir con ella su padre deprimido, su hermana rebelde y  su excéntrico prometido y, sobre todo, el novio al que  lleva mucho tiempo sin ver...

Pero mejor no te lo contamos porque te gustará  leerlo. Lo único que necesitas saber es que, desde  el título, te garantizamos unas cuantas horas de  descacharrante diversión como hacía tiempo que no disfrutabas.


Sobre el autor…

Laura Norton inició en 2014 una exitosa carrera literaria con su primer título No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, un libro con el que ha conseguido ganarse el favor de decenas de miles de lectores y del que ya existe su adaptación al cine.


Mi opinión…

La novela que hoy os traigo no es ninguna novedad, pues fue publicada ya hace un tiempo y seguro que muchos de vosotros la habéis leído.  No era este mi caso ya que suelo ir bastante retrasada en cuanto a novedades o libros que suponen un boom entre los lectores.

Hace ya unas semanas, o quizás un par de meses, se estrenó en el cine la adaptación de esta novela y es ahí cuando me acordé de que yo no la había leído. Y como soy un poco maniática en estos asuntos, decidí leer el libro antes de ver la película.

Sara, la protagonista, es una joven de treinta y pocos años que un buen día decide reinventarse. A pesar de ser licenciada en Química, su destino laboral no gira por esos derroteros. Y es que Sara decide seguir los pasos laborales de su abuela paterna y reabrir el taller que ésta tenía en pleno centro de Madrid y dedicarse a trabajar….con plumas. Sí, como leéis. Sara se convierte en plumista.

Ni que decir tiene que esta noticia es recibida con nula ilusión y mucho escepticismo por parte de sus padres, un arquitecto y un ama de casa, quienes prefieren ver a su hija por un camino laboral más serio. Pero Sara hace caso omiso y opta por seguir con su idea.

El único que cree en ella y que le demuestra una paciencia infinita es su novio, Roberto.

Para rizar más el rizo, un buen día se instala en su vivienda (el taller de su abuela tiene un piso arriba al que se había ido Sara), su hermana de veinte años, Lu, con la sorprendente noticia de que se va a casar. Y mira tú por dónde  que su prometido es Aarón el amor platónico en el  instituto de Sara.

Y como no hay dos sin tres, el padre de Sara, Arturo, también se instala a vivir con sus hijas ya que está viviendo una grave crisis matrimonial con su esposa.  A partir de este momento, la calma brilla por su ausencia y la vivienda parece la casa de tócame Roque.

Obviamente, estamos ante una novela divertida. Las situaciones rocambolescas se suceden una detrás de otra y se podría decir que si Sara hubiese plantado un circo, le habrían crecido los enanos. La misma Sara llega a admitir que todo lo que le pasa no es acción del karma, es que le sucede por gilipollas. Y aunque no llego a estar de acuerdo con ella totalmente, cierto es que su actitud un poco a la deriva propicia que le pasen ciertas cosas.

Aunque es una novela que me ha resultado entretenida y me ha hecho pasar un buen rato mientras la leía, no ha cumplido mis expectativas. Cierto es que cada uno tenemos un sentido del humor personal y que no todos nos reímos con lo mismo. Después de leer las críticas de esta novela, creí que iba a encontrarme con una sesión de risas continuas y que iba a ser una lectura de esas que no olvidas por lo bien que te lo pasas con ellas (algún libro de esos he leído y es cierto que guardo un grato recuerdo de los mismos) Y, francamente, no me he reído apenas. Es más, la mayoría de las situaciones me han resultado previsibles y hasta el final se supone cuál va a ser. Aún así, no es una novela mala y cumple con el objetivo de entretener. La narrativa de la autora sí me ha gustado y hace la lectura resulte más fluida y evasiva.

Sara está perdida y eso me gusta. Porque al fin y al cabo, independientemente de la edad que se tenga, la mayoría de las personas nos sentimos así en un momento de nuestra vida. A la pobre le dan cada palo que para qué, pero ella sigue hacia adelante. Eso me ha gustado del personaje. Sin embargo, sus padres no me han gustado nada de nada. Al padre se le puede entender su infantilismo pues está más perdido que su hija. Pero la madre…me ha resultado insufrible, pesada, lianta y cizañera. Es el personaje que menos me ha gustado.


Para ir concluyendo, estamos ante una novela divertida que hace pasar un buen rato. No es lo que me esperaba pero aún así, ha resultado una lectura gratificante. Me ha servido para desconectar y leer algo más ligero. Ahora, vamos a ver qué tal es la película. 

  • Imágenes tomadas de Google 

5 comentarios:

  1. Hola, Bibi:
    Como bien dices, cada uno nos reímos de cosas diferentes. Yo me reí hasta morir y con el segundo, más, porque lo de la madre es para darle de comer aparte. Es más, te estoy escribiendo y me estoy riendo recordándolo.
    Dale una oportunidad a «Ante todo, mucho karma», porque aunque Sara es un poquito «especial», los personajes que la acompañan merecen la pena.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Todavía no la he leído, ni visto la peli, pero soy como tú, así que la leeré antes, lo que no sé es cuándo XD
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  3. No la he leído a pesar del bombo que se le dio en su día (y que se le digue dando ahora con la continuación), aunque creo que me gustaría. Una novela ligera y simpática es a veces lo que necesitamos, ¿verdad?

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. Entiendo que tal vez no alcance las expectativas pero si es divertida me sirve para desconectar y quiero leerla pero la película la verdad es que una vez vista seguro que no supera al libro.

    ResponderEliminar
  5. A mi me apetece leerla, leí su otra novela y me divertí mucho pero no sé si la peli estará bien, el trailer no me parece nada atrayente.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.