viernes, 20 de mayo de 2016

La encuadernadora de libros prohibidos


Título: La encuadernadora de libros prohibidos

Autor: Belinda Starling

Edición: RBA, 2010

Número de páginas: 426

ISBN: 978-84-9867-714-0



Sinopsis…

Dora Damage sabe que está en la miseria, atrapada en el Londres victoriano entre la enfermedad de su marido, Peter, incapaz de sacar adelante la pequeña imprenta familiar, y una casera que ama la muerte con pasión : se regodea con el tormento. La presencia de su hija Lucinda hará que Dora decida encargarse de la vieja imprenta, donde trabaja de aprendiz Jack Tapster, la Calavera, no sólo por la calavera negra que lleva tatuada en el brazo izquierdo, sino por su apariencia de esqueleto y su inusual suspicacia. Perseguida por los prestamistas, Dora recorre las librería hasta que encuentra al señor Diprose y sus ediciones pornográficas, cuyos encargos debe realizar en el más absoluto de los secretos, encuadernándolas con todo lujo y filigranas, destinadas a una enigmática y acaudalada sociedad denominada los Nobles Salvajes.

Hasta que ejemplar a ejemplar, Dora va conociendo que aquellos nobles forman un club basado en compartir el conocimiento de la crueldad y de algo más tenebroso. Sin Peter, sin Jack y sin el negro Din, Dora comenzará a darse cuenta de que ha penetrado en el seno de una obsesión de sexo, placer y muerte a la que tendrá que hacer frente si no quiere convertirse en una piel reseca entre sus manos.


Sobre el autor…

Belinda Starling falleció pocos días después de acabar esta novela, publicada con éxito en Gran Bretaña, Francia e Italia. Esta era su primera novela.


Mi opinión…

Compré este libro hará un año más o menos porque me parecía interesante. Recuerdo que venía de regalo con una revista de decoración y me dio el chivatazo de su existencia mi compañera y amiga, Eyra.

Ha sido ahora, aprovechando el mes temático de la Metaliteratura cuando le he dado su oportunidad y la verdad, es que me ha decepcionado mucho. No me ha gustado nada. Y me da mucha rabia porque me lo compré con mucha ilusión.

La historia arranca en el Londres de la segunda mitad del s.XIX, en plena época victoriana. Dora Damage, la protagonista, está casada con Peter, dueño de una imprenta y quien padece reúma, una  enfermedad que  hace que Peter ya no pueda trabajar y esté todo el día en casa, de muy mal humor y sin apenas hacer nada. La pareja tiene una niña de corta edad, Lucinda, quien padece epilepsia. La vida de Dora es un continuo drama y por ello, no le queda otra que hacerse cargo del taller de encuadernaciones de su marido.

Después de patearse Londres en busca de nuevos encargos y de soportar que, en la mayoría de las veces, no la atiendan por su condición femenina; recibe el encargo de un tal Diprose. Dora está exultante hasta que se da cuenta del tipo de libros que tiene que encuadernar: se trata de obras pornográficas que están destinadas a satisfacer la curiosidad de un grupo de hombres que se hacen llamar los Nobles Salvajes. Uno de ellos, Jocelyn Knightley, parece que se encapricha de Dora y no la deja ni a sol ni a sombra.

Dora contrata a un hombre negro, Din, quien ha sido rescatado de la esclavitud gracias a la labor de un grupo de damas que se dedican a estos menesteres…o más bien a otros mas mundanos y más placenteros…

Poco más que decir. Ya he comentado que la historia no me ha gustado nada. Sí me ha parecido interesante la parte en la que la autora habla de la encuadernación de los libros, de la forma de coserlos, de ponerles las tapas, de cómo éstas se forran con piel o tela. Pero el resto de la novela me ha resultado aburrida, sin interés. Me ha dado la sensación de que se han mezclado distintos hilos argumentales para terminar de una forma simple y poco convincente. La idea de una sociedad que se deleita en esta época con libros de contenido sexual me ha parecido interesante y creo que si la historia hubiese ido más por ahí, el libro podría haber sido más atractivo.

Los personajes son planos, ni tan siquiera la protagonista consigue destacar sobre los demás. Eso sí, ha sido interesante descubrir lo mal visto que estaba en esta época que una mujer se dedicase a realizar trabajos manuales, como hace Dora con el taller de su marido. Era preferible que se dedicase a la prostitución, actividad que era más comprendida, que simplemente realizase un trabajo destinado a los hombres. La desfavorable situación que vive la mujer en general en esta época, pues veremos cómo ni tan siquiera las nobles se libran de sufrir penurias, sí la ha reflejado muy bien la autora.


Para ir concluyendo, es una novela que promete pero que, a mi modesto entender, se queda en el camino. Una lectura floja, aburrida en buena parte, que ni tan siquiera el intento de intriga que tiene al final la salva. Una lástima porque, como ya he comentado, tenía buena pinta. 

  • Datos de la sinopsis y de la autora, tomados de la obra 
  • Imágenes tomadas de Google 

5 comentarios:

  1. Vaya! Pues lo tenía entre mis pendientes. Lo borro de la lista de peticiones a la biblioteca. Gracias, guapa. Besos

    ResponderEliminar
  2. Me atraía la sinopsis inicial, pero si la encuentras floja y que se queda en el camino, la dejo pasar.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  3. Como bien sabes, yo también lo tengo, pero después de leerte creo que se va a quedar aparcado.

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, una pena, porque la portada era bastante seductora y el título también.
    Besitos.

    ResponderEliminar
  5. Pues qué pena porque entre la historia y la portada, pintaba fenomenal =)

    Besotes

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.