viernes, 13 de mayo de 2016

El corazón helado


Título: El corazón helado

Autor: Almudena Grandes

Edición: Tusquets, 2007

Número de páginas: 933

ISBN: 978-84-8310-373-9



Sinopsis…

El día de su muerte, Julio Carrión, prestigioso hombre de negocios cuyo poder se remonta a los años del Franquismo, deja a sus hijos una fortuna considerable pero también una herencia de sombras, con muchos puntos oscuros en su pasado. Nunca le gustó recordar su juventud, ni sus peripecias en la División Azul. En su entierro, en marzo de 2005, su hijo Álvaro, el único que no ha querido dedicarse a los negocios familiares, se sorprende por la presencia de una mujer joven y atractiva, a la que nadie reconoce y que tal vez fue la última amante de su padre.

Raquel Fernández Perea, por su parte, hija y nieta de exiliados republicanos en Francia, conoce muy bien el pasado de su familia, sus frustraciones y esperanzas y no ha podido olvidar el episodio más misterioso de su infancia, la extraña visita en la que acompañó a su abuelo, recién regresado a Madrid, a casa de unos desconocidos con los que intuyó que existía una deuda pendiente.

Ahora, el azar hará que Álvaro Carrión y Raquel Fernández Perea se conozcan y se sientan atraídos sin remedio. Así descubrirán hasta qué puto sus viejas historias familiares son capaces de proyectarse en sus propias vidas, donde se entrecruzan y convergen de manera dramática.


Sobre el autor…

Almudena Grandes nació en Madrid en 1960. Se dio a conocer en 1989 con Las edades de Lulú, XI Premio La Sonrisa Vertical. Desde entonces el aplauso de los lectores y la crítica no ha dejado de acompañarla. Sus novelas Te llamaré Viernes, Malena es un nombre de tango, Atlas de geografía humana, Los aires difíciles entre otras, la han convertido en uno de los nombres más consolidados y de mayor proyección internacional de la literatura española contemporánea.



Mi opinión…

Tengo esta novela en casa desde que salió publicada esperando su turno. No había leído nada de esta autora, me he estrenado con esta obra, y aunque intentaba ponerme con ella, al final la iba dejando de lado.

La novela no llegó a mis manos de casualidad. En la época en la que salió publicada yo estaba trabajando en una biblioteca y mi compañero de trabajo, una excelente persona tanto a nivel personal como profesional, me comentó que estaba leyendo una novela que lo tenía maravillado. Yo siempre he sido muy curiosa y recuerdo que por esa misma época acababa de fallecer mi querida abuela paterna con la que compartí muchas conversaciones y recuerdos sobre la Guerra Civil. Y fue precisamente comentando esto con mi compañero cuando decidió recomendarme esta lectura que hoy os traigo a la vez que me decía una frase que no he olvidado ni olvidaré : “Lo que no hemos preguntado los hijos sobre la guerra, lo estáis preguntando los nietos” Y esta frase la aplico totalmente en esta ambiciosa y extensa novela.

Ante todo tengo que aclarar que me ha costado leer y terminar la obra. Al principio me pareció imposible, aburrida, de un ritmo tan lento que tuve más de una vez la tentación de dejarla a un lado. 

Ya comentaré qué es lo que no me ha convencido del todo y ha hecho que la lectura no haya sido redonda para mí, pero sí tengo que reconocer que se trata de una novela muy buen estructurada, en la que la autora (a pesar de no convencerme del todo su narrativa) ha gestado una historia que se mantiene sólida de principio a fin.

La narración arranca con la muerte, en el 2005, de don Julio Carrión, un conocidísimo hombre de negocios madrileño que deja una enorme fortuna a sus cinco hijos y a su viuda. Durante su entierro, uno de sus hijos, Álvaro, ve a una chica que no conoce de nada pero que le llama la atención. Tanto que no se la quita de la cabeza. La misteriosa muchacha es Raquel Fernández, quien se presenta ante Álvaro en calidad de amante de su difunto padre. La historia de Álvaro y Raquel irá a la par al mismo tiempo que comienzan a salir a la luz secretos de familia que han permanecido ocultos desde hace muchos años.

La historia se alterna en dos períodos distintos. Por un lado, viajaremos hasta la posguerra española, hacia sus difíciles y durísimos primeros años, de mano de una familia de exiliados españoles; de otro lado, tendremos el presente y serán los principales protagonistas, Álvaro y Raquel, quienes nos vayan guiando por sus propias vidas personales y por los recuerdos de su infancia y los descubrimientos del presente.

Ya he comentado que ha sido una lectura densa. En mi modesta opinión, la historia se podría haber contado en la mitad de páginas (y estoy siendo generosa) y no haber perdido nada de esencia. Muchas páginas eran repetitivas, no se avanzaba y la lectura no fluía. Eso, para mí, ha sido el principal obstáculo para ponerle un diez a esta novela. Y me hubiese gustado porque la historia en sí, lo que la autora nos ha querido transmitir, es maravilloso.

Tan maravillosa me ha parecido esa esencia que ha habido muchos pasajes que se quedan ya conmigo. Podría contaros varios, pero me quedo con dos : cuando Ignacio ve en el camión de los próximos fusilados a su hermano Mateo y su corazón se hiela y cuando Casilda, viuda de Mateo, conoce años después a uno de sus sobrinos y suelta todo lo que lleva años callando : que no olvida ni quiere olvidar.

Creo que los que hemos tenido la suerte de tener abuelos con los que hablar de ese episodio tan cruento de nuestra historia reciente seremos capaces de captar lo que la novela busca transmitir. Y es que ninguna guerra tiene vencedores y sí muchos vencidos; todos, al fin y al cabo, terminan con su corazón helado.


Una gran obra a la que el único pero que le pongo es la extensión innecesaria de páginas. Una muestra de sensibilidad que toca uno de los episodios más dolorosos de nuestra historia. Una novela que hay que leer. 

  • Imágenes tomadas de Google 
  • Datos sobre la sinopsis y la autora, tomados de la misma obra 

5 comentarios:

  1. La tengo pendiente. Por unas cosas o otras ha ido quedando relegada. Pero me apetece mucho.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Me estrené con Almudena Grandes el año pasado y tengo pendiente leer más novelas suyas. Esta me la apunto. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Me la han recomendado muy encarecidamente, aunque me echa para atrás eso que cuentas de que le sobran páginas... Veremos si no escojo otro libro de la autora antes.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  4. A mi me gustó muchísimo. Ésta y Malena es nombre de tango son las que más me han gustado de la autora. Es cierto que es una autora y una novela que requieren su tiempo pero a mí no se me hizo lenta en ningún momento
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Siempre me ha llamado la atención pero, entre l número de páginas y que la autora no es santo de mi devoción, nunca la he leído.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.