lunes, 25 de enero de 2016

¿Por qué suenan las cornetas?


Título: ¿Por qué suenan las cornetas?

Autor: Nicolas Freeling

Edición: Versal, 1987

Número de páginas: 222

ISBN: 84-86717-05-1


Sinopsis…

El inspector Castang recibe una llamada telefónica que le anuncia un triple asesinato. Para protegerse a sí mismo ante el cariz que toma el asunto, deberá seguir las rígidas reglas del procedimiento judicial con escrupulosa exactitud… Y esto es muy difícil para Castang, ya que en su caso y a diferencia de la mayoría de los policías, los criminales y sus víctimas son algo más que una manera de ganarse la vida…


Sobre el autor…

Nicolas Freeling nació en Londres y se educó en Francia e Inglaterra. Después de la Segunda Guerra Mundial, viajó por diversos países de Europa y trabajó como cocinero en numerosos hoteles y restaurantes.

Sus obras, varias de ellas protagonizadas por el inspector Castang, le han valido los más importantes premios concedidos a la literatura policíaca: la Daga de oro británica el Gran premio de la novela policíaca francés y el premio Edgar Allan Poe norteamericano. Se ha dicho de él que “es el único autor del género que puede compararse a Simenon


Mi opinión…

No me gusta hacer reseñas negativas porque ante todo respeto el trabajo del escritor y no busco entrar en polémicas innecesarias. De ahí que cuando un libro no me gusta gran cosa, intento siempre sacarle su lado positivo. Pero es que con este libro que hoy os traigo no puedo hacer ni eso. Me ha parecido horrible, infumable.

La historia arranca con un triple asesinato, un señor mata a tiros a su mujer, a una de sus hijas y al pintor que le estaba haciendo un retrato a su esposa. Lo que se sale de lo “normal” en esta situación es que las víctimas estaban desnudas, las dos mujeres sobre una cama y el hombre en el suelo. Claro, esto ya deja a la policía asombrada pues parece que el asesino sorprende a sus víctimas en pleno frenesí sexual, por lo que es comprensible que se haya vuelto loco y los haya matado. Aunque cabe decir que el señor La Touche, así se llama el supuesto asesino, no sentía mucho amor por su familia...

Y poco más os puedo contar porque no me he enterado de nada. No sé el motivo por el que este buen señor mata a su familia y al pintor ya que la narración es tan liosa y tan farragosa que avanzaba en la lectura y cada vez tenía menos claro de qué me estaba hablando. No sé qué pintan los árabes, anarquistas y judíos en toda la trama (no sé si es que el autor ha querido pintar a La Touche como un terrorista y a mí se me ha escapado ese dato) ni qué tiene que ver que la única hija que le quedaba al asesino aparece muerta en Inglaterra por sobredosis. Tampoco me queda clara la intención del inspector Castang, quien se hace casi amigo del detenido, de llevarse el cuadro que estaba pintando una de las víctimas para quedárselo él...o que la esposa de Castang, que no tiene nada que ver con el caso, visite a La Touche en la cárcel como si nada por si es capaz de descubrir algo ...


Es la primera vez que leo una novela que no sé cómo termina. Como ya he comentado, la narrativa es horrible, no me he enterado de nada y perdía el hilo de la trama constantemente. El autor se pone a divagar en medio de la historia (en algunas páginas llega a pedir perdón al paciente lector por su parrafada) y al final no sabía qué es lo que estaba leyendo. 

En resumen, una lectura pésima, imposible de leer. Quizás sea yo que no estaba en lo que tenía que estar, pero después de haber leído cientos de libros durante mi vida, es la primera vez que me ocurre algo así…


¿Alguien ha leído esta novela? 

2 comentarios:

  1. Pues nada más que decir...Muy chulo el blog!

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues yo venía a curiosear por el título y la portada pero parece que es uno de los casos en los que las apariencias engañan.
    Menudo cambio de look.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.