jueves, 21 de enero de 2016

Acqua Alta


Título: Acqua Alta

Autor: Donna Leon

Edición: Seix Barral, 2001

Número de páginas: 318

ISBN: 84-322-1968-1


Sinopsis…

La arqueóloga norteamericana Brett Lynch, vieja conocida del comisario Guido Brunetti, de la policía de Venecia, sufre una agresión en su casa. Dos matones le advierten así que no se reúna con el dottor Semenzato, director del museo del Palacio Ducal, uno de los más relevantes de la ciudad. 

La amante de Brett, la soprano y diva Flavia Petrelli, la salva in extremis cuchillo en mano.
Días después, Semenzato aparece muerto en su despacho. Alguien sin apego al arte ni demasiados escrúpulos le ha aplastado la cabeza con una bella pieza procedente de un yacimiento arqueológico. 

El melancólico, culto y pragmático comisario creado por Donna Leon se enfrenta, en esta su quinta aventura, a una trama mafiosa que extiende su red de contrabando en el tráfico internacional de arte. Al retirarse el Acqua Alta, la marea que periódicamente inunda las calles de Venecia, arrastra consigo una suciedad que deja tras de sí un poso de inmundicia y tristeza. La mirada de Brunetti es la de quien sabe que debe nadar en medio de esas aguas, que empapan también el alma de su ciudad.


Sobre el autor…

Donna Leon nació en 1942 en New Jersey y estudió en Perugia y Siena. Continuó en el extranjero y trabajó como guía turística en Roma, como redactora de textos publicitarios en Londres y como profesora en distintas escuelas norteamericanas en Europa y Asia.

Actualmente enseña literatura inglesa y norteamericana en la extensión de la Universidad de Maryland, situada en la base de las fuerzas aéreas de Estados Unidos en las cercanías de Venecia, donde reside desde 1981.

El comisario Brunetti es el protagonista de seis de sus novelas.


Mi opinión…

De nuevo os traigo una aventura del inspector Guido Brunetti de la policía de Venecia. En esta ocasión, Donna Leon rescata a dos personajes de una de sus novelas anteriores (la soprano Flavia Petrelli y la arqueóloga norteamericana Brett Lynch) a las que les otorga un claro protagonismo.

La historia comienza con el asalto y la brutal paliza que recibe la doctora Lynch en su propia casa por parte de dos matones que además le dejan un mensaje claro: no debe de reunirse con el doctor Semenzato, el director del Museo del Palacio Ducal.

A la víctima apenas le da tiempo a explicar porqué quería reunirse con este señor cuando el cadáver del mismo aparece en su propio despacho del museo con una mortal herida en la cabeza realizada con una de las piezas arqueológicas que allí se guardan.

¿Por qué se han producido estos ataques? ¿Qué era lo que la doctora Lynch quería hablar con el doctor Semenzato? ¿Quién o quiénes están detrás de estos ataques y cuál o cuáles son los motivos para matar?

La narrativa de Donna Leon no es la típica de las novelas policíacas en las que predomina la acción trepidante. El inspector Brunetti es un hombre pausado, tranquilo, empático con las víctimas y muy templado. Tanto que da la sensación de que en lugar de estar resolviendo un caso por asesinato, parece que esté paseando por la ciudad de los canales.

Aunque en las anteriores novelas protagonizadas por Brunetti que he leído, Paola, la esposa del inspector, posee gran protagonismo, en esta ocasión apenas aparece y su papel de ayudante no oficial recae en la signorina Elettra, la eficaz secretaria de la comisaría.

En esta ocasión, Brunetti tendrá que enfrentarse a las mafias dedicadas al contrabando de obras artísticas, al mundo de las falsificaciones. Al deseo egoísta de unos pocos que, con dinero y poder, ansían gozar un legado artístico que es de todos. Y es que si hay algo que caracteriza a estas novelas es la denuncia social que la autora hace en las mismas. En esta ocasión, además de la ya mencionada red de tráfico ilegal de arte, Donna Leon deja constancia de la fuerza que tiene en Italia el inquebrantable vínculo entre padre e hijo; independientemente de los actos que hayan cometido. También se hace eco de la reticencia de algunas personas ante el tema de la homosexualidad. 

Otro rasgo característico es el protagonismo que se otorga a la ciudad de Venecia en la trama. Todo el caso transcurre entre sus calles y en esta ocasión, nos sumergiremos en el fenómeno del acqua alta, que inunda a la ciudad durante varios días haciéndola intransitable.


Aunque no es una escritora que me termine de convencer, sus novelas son amenas de leer. Quizás por mi deseo de un ritmo más trepidante no me terminen de gustar, pero sí he de reconocer que me gusta el uso de la denuncia social que hace en cada uno de sus casos; así como la presencia en la trama de la bellísima ciudad de Venecia. 

  • Imágenes tomadas de Google 

1 comentario:

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.