jueves, 9 de julio de 2015

Zafarrancho en Cambrigde


Título: Zafarrancho en Cambridge

Autor: Tom Sharpe

Edición: Anagrama, 1997

Número de páginas: 239

ISBN: 84-339-1447-2

Sinopsis…

Porterhouse es un college de Cambrigde que, si nunca se ha distinguido por su buen nivel académico, destaca, en cambio, por su excelente cocina y por la sospechosa facilidad con la que “expenden” títulos universitarios. De hecho, su decadencia empezó cuando uno de sus administradores dilapidó en Montecarlo los bienes de Porterhouse, lo que obliga  que su subsistencia se base en donaciones con las que los padres de los alumnos logran que estos ingresen y se gradúen. Mas he aquí que, en tan anticuada y sobornable institución, aparece un nuevo rector, un ex político bastante ñoño, pero con espíritu reformista, que decide darle aires nuevos a Porterhouse, sin saber que con su acritud puede dar al traste con los sucios manejos a los que el college estaba acostumbrado.


Sobre el autor…

Tom Sharpe nació en Inglaterra en 1928 y se educó en Cambrigde. En 1951 se trasladó a África del Sur, donde residió hasta 1961, fecha en que fue deportado, regresando a su país. Sus lectores se cuentan por millones en el mundo entero y goza de merecida reputación de ser “el novelista más divertido de nuestros días”.

Mi opinión…

No es la primera vez que leo una novela de Tom Sharpe, hace unos años leí una (no me acuerdo de su título) y no me gustó nada de nada. Así que cuando llegué hasta esta novela para cumplir el mes temático del humor y la fantasía, mis expectativas eran muy bajas.

Y bueno…no es que hayan subido mucho, pero al menos este libro me ha resultado un pelín más divertido que el anterior.

La acción transcurre en un colegio de Cambrigde, Porterhouse. No es un colegio que se distinga por los expedientes académicos de sus alumnos, más bien se distingue por su exquisita cocina y si sus alumnos salen con un título académico es, simplemente, porque los compran. Esta táctica ha funcionado desde siempre y no tiene visos de cambiar hasta que nombran un nuevo rector, Sir Godber. Este ex político con intereses reformistas se topa de lleno con la cúpula de profesores y personal del colegio para quienes cualquier intento de cambio es poco menos que un crimen. Y es que al nuevo rector no se le ocurre unas ideas tan “disparatadas” como instalar una máquina de preservativos en el cuarto de baño, hacer un colegio mixto (hasta entonces es únicamente masculino) y frenar el despilfarro que supone el gasto en comidas (dirigidas principalmente a los dirigentes del colegio)  El nuevo rector se gana inmediatamente muchos enemigos dentro de la institución, por lo que comienza una campaña de desprestigio hacia él con tal de quitárselo de en medio. Aparte de hacer frente a sus contrincantes laborales, Sir Godber tiene que lidiar con una esposa, Lady Mary, quien vive en una constante lucha con el resto del mundo con tal de hacer valer los derechos de quienes ella considera unos desfavorecidos.

Pero si hay un personaje que pondrá todo patas arriba por su negativa a aceptar cualquier cambio por pequeño que sea, ese es el portero Skullion.  Porque este buen hombre, que lleva tantos años en el centro que bien pudiera decirse que mataría por él, pierde el norte al defender lo que cree es suyo y a evitar cualquier cambio que hará que la historia del colegio sufra un importante (y no sé yo si desastroso) cambio.

Aunque ya os he dicho que a mí el humor de Tom Sharpe no me gusta nada, sí que tengo que reconocer que me he reído con un pasaje especial protagonizado por un alumno del centro, Zipser, y su enamoramiento hasta las trancas de la señora Biggs (una mujer madura, encargada de las tareas de limpieza) Zipser intentará llevar a cabo una destrucción masiva de preservativos que tendrá unas consecuencias bastante funestas…

Aunque me ha resultado una novela más entretenida que la anterior que leí de este mismo autor, tengo claro que la escritura de Tom Sharpe no es para mí. Es demasiado enrevesado y hay veces que he tenido la sensación de perderme pues no sabía a ciencia cierta de qué me estaba hablando e incluso algunas cosas las he sacado por pura lógica pues la forma de explicarse ha sido bastante confusa.


Eso no implica que no os invite a leer la novela. Tiene pasajes graciosos, aunque con un humor cien por cien inglés. 

  • Imágenes tomadas de Google 

5 comentarios:

  1. De Sharpe he leído un par de libros de la serie de Wilt y la verdad es que no sé la razón por la que no he leído el resto porque me encantaron.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiero leer la serie de Wilt pues me han hablado bien de ella. Ya veremos...por casa tengo otro libro de Sharpe, asi que volveré a leerlo.
      Un besito

      Eliminar
  2. Me leí algunos de la serie de Wilt y también Los Groppe. Hace bastante tiempo pero más o menos las sensaciones por las que dejé de leerlo es por lo que comentas, sí que es divertido, entretenido, pero a mí no me salía una lectura lo suficientemente fluída...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Wilt lo quiero leer pues las críticas que me han llegado son buenas. A mi es que un libro de humor tiene que hacerme reír y con este autor no lo consigo.

      Un abrazo!

      Eliminar
  3. He leído poco del autor pero me gusta mucho su estilo, así que me llevo este =)

    Besotes

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.