miércoles, 13 de febrero de 2019

El crimen de Amagansett



Título: El crimen de Amagansett

Autor: Mark Mills

Género: Policíaco

Edición: RBA, 2005

Número de páginas: 348

ISBN: 84-7871-385-9



Sinopsis…

Conrad Labarde es un pescador vasco que echa sus redes en las ricas aguas del Atlántico. Es uno de tantos trabajadores que viven en Long Island, una región dividida entre aquellos que viven de su trabajo todo el año y las familias pudientes que van a pasar el verano.

Tras la guerra, el panorama empieza a cambiar rápidamente. Y sus vidas también lo hacen cuando en una de las redes de Conrad aparece el cuerpo de una joven cuyos cabellos se confunden con algas marinas. El jefe de policía, Tom Hollis, tendrá que encontrar la forma de introducirse en esa impenetrable comunidad para descubrir qué hay detrás del crimen. En su camino se encontrará con la familia rica de la joven muerta, un policía dispuesto a descubrir la verdad y un pescador que siempre va por delante de la investigación.


Sobre el autor…

Mark Mills, guionista de El misterio de Wells, adaptación de la novela Morality Play de Barry Unsworth, vive en Londres con su familia. Esta es su primera novela


Mi opinión…

La novela que hoy reseño, El crimen de Amagansett, la tengo dando vueltas por casa desde hace ya varios años. Recuerdo que la compré junto con una revista (ni me acuerdo de cuál fue) en una de esas promociones que hacen en verano en las que regalan una novela. Y me olvidé de que la tenía. Hasta hace un mes más o menos que decidí leerla, alentada por mi intención de ir vaciando estanterías.

Con un título tan sugerente como directo, esta novela nos traslada hasta la costa este de los EEUU en una fecha que podríamos deducir (pues no se dice de forma clara, solo que ya había terminado la guerra) a finales de los años cuarenta o comienzos de los cincuenta. Siempre y cuando estemos pensando en la Segunda Guerra Mundial, cosa que tampoco está clara.

Concretamente nos encontramos en Amagasentt, localidad costera perteneciente a la zona de veraneo por excelencia de la clase alta de la sociedad norteamericana, Long Island. Este lugar es un sitio tranquilo en el que nunca pasa gran cosa.

Como protagonista principal, tenemos a Conrad Labarde (pescador de origen vasco) y a su ayudante, Rollo (joven con deficiencia psíquica) Una mañana, faenando con las redes, los dos descubren el cadáver de una mujer joven. Una muchacha esbelta, rubia y que únicamente aparece vestida con un bañador.

Inmediatamente, se da la voz de alarma y acude el inspector Tom Hollis quien se inclina, en un principio, en que se trata de una triste muerte por ahogamiento accidental. Vamos, que la chica salió a nadar con tan mala fortuna que el mar se la tragó.

Rápidamente se conoce la identidad de la víctima, quien resulta ser Lilian Wallace, hija de un pez gordo de Wall Street. La familia es muy conocida en la zona por poseer en la misma una casa de veraneo.

Lo que en un principio parece una muerte accidental comienza a girar hacia un posible homicidio pues aparecen flecos sueltos que son difíciles de encajar. Y hasta aquí voy a contar.

A mí personalmente la novela no me ha gustado. Se descubre pronto qué es lo que ha pasado y quién es el culpable. No voy a decir nada más sobre este aspecto pues no quiero reventarle la lectura a nadie, pero el factor sorpresa brilla por su ausencia en prácticamente toda la novela. Lo que sí me ha gustado es la forma en la que el autor plasma las diferencias entre los habitantes de la zona, gentes humildes, y los veraneantes que acuden a ella, gentes de las altas esferas. También me ha gustado cómo se esconden secretos entre unos y otros sin importar a quién perjudica.

El protagonista es Conrad. El policía queda a su sombra pues es el pescador quien toma las riendas en la investigación (ya averiguaréis porqué) y puedo decir que si no es por él, que le echa narices, lo mismo ni se descubre qué es lo que pasó.

Me ha llamado la atención meter a un protagonista vasco sin darle los rasgos de uno de ellos. Me explico. Tendría que tener un nombre más vasco que Conrad Labarde y darle alguna otra referencia sobre su origen. Creo que el autor ha pensando en que sea vasco de igual manera que podría haber dicho que era neozelandés.

El ritmo lector se hace pesado y no fluye principalmente porque el autor se pasa de una cosa a otra, creando situaciones que no tienen nada que ver con lo que se está contando. Es una narrativa un poco caótica, de ir metiendo anécdotas, cosas o historias que no aportan nada y lo único que se consigue es frenar la lectura y llegar a aburrir.

El crimen de Amagasentt es una novela policiaca que a pesar de tener alguna que otra pincelada interesante, no llega a enganchar. Desde mi punto de vista, le sobran páginas y se sabe demasiado pronto el desenlace. Falta misterio e interés en seguir leyendo por lo que para mí, ha resultado una lectura aburrida.


1 comentario:

  1. PUes no lo conocía. Y por lo que cuentas, no termina de llamarme así que lo dejo pasar.
    Besotes!!

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.