miércoles, 31 de mayo de 2017

El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares


Título: El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares

Autor: Ransom Riggs

Género: Juvenil, Fantasía

Edición: Editorial Noguer, 2012

Número de páginas: 412

ISBN: 978-84-279-0030-1



Sinopsis…

De niño, Jacob formó una ligazón especial con su abuelo, que le contaba extrañas historias y le enseñaba fotografías de niñas levitando y de niños invisibles. Ahora, con dieciséis años, Jacob sufre la inesperada muerte del anciano. Entonces, cae en manos del joven una misteriosa carta que lo empuja a emprender un viaje hacia la isla remota de Gales, en la que su abuelo se crió, para descubrir si todas esas historias que había oído de niño…son reales.


Sobre el autor…

Ransom Riggs es director y guionista de cine. El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares es su primera novela, con la que ha cosechado un gran éxito de crítica y público, figurando en la lista de libros más vendidos de The New York Times durante meses.


Mi opinión…

Hablar a estas alturas de esta novela, la cual ya tiene su adaptación cinematográfica, es aportar poco en cuanto a novedad. Pero es son tantos los títulos que se acumulan en mis estanterías que generalmente, cuando toca su lectura, ya es a toro pasado.

Esta novela la gané hace tiempo, prácticamente cuando salió publicada, en un sorteo que se hizo en un blog. Y ha sido ahora, cuando se ha estrenado la película, que me he acordado de ella y la he leído. Y francamente, me ha decepcionado un poco…

El narrador de esta historia es Jacob Portman, quien nos cuenta la fascinación que sintió desde niño por su abuelo Abraham y sobre todo, por las historias que éste le contaba. Historias fantásticas de niños extraños que además acompañaba de algunas fotografías.  Y es que el abuelo Abraham fue un niño que escapó de Polonia cuando ésta fue ocupada por los nazis, dejando atrás a su familia y a todo su mundo en general, para acabar de refugiado en una pequeña isla de Gales. Allí, el pequeño Abraham fue feliz en un hogar fantástico en el que siempre hacía buen tiempo y en el que nadie moría ni enfermaba. Los niños eran custodiados por un pájaro, un gran halcón, que fumaba en pipa. 

Los pequeños eran niños peculiares, cada uno de ellos tenía una característica especial que lo hacía totalmente diferente al resto de las personas. Así, según contaba el abuelo Abraham, había una niña que podía volar, un chico que tenía abejas viviendo en su interior o dos chicos que podían levantar piedras enormes por encima de sus cabezas.

Jacob cree estas historias a pies juntillas hasta que comienza a crecer  y a darse cuenta de lo difícil que es creer la existencia de estos seres. Por muchas fotografías que su abuelo intentase mostrarle como prueba fehaciente de la existencia de los chicos.

Un fatídico día, el abuelo Abraham muere de forma extraña ante la desesperación de su nieto, convertido ya en un adolescente de dieciséis años. Antes de morir, el anciano le dice al muchacho unas palabras que carecen de sentido: “Encuentra al pájaro. En el bucle. En el otro lado de la tumba del viejo. Tres de septiembre de mil novecientos cuarenta

Después de darle muchas vueltas a estas palabras, de aguantar las miradas de recelo e incluso miedo de su propia familia y de innumerables visitas al psiquiatra, Jacob consigue convencer a su padre para que pasen las vacaciones de verano en la isla en la que vivió su abuelo de niño para con ello poder superar la muerte del anciano. Así que padre e hijo se trasladan hasta Cairnholm Island, en Gales, para dar con la casa y conocer un poco más a su padre y abuelo.

Y hasta aquí os cuento. Lógicamente, Jacob consigue dar con la casa en la que vivió su abuelo aunque en un principio se queda un poco decepcionado pues la casa está prácticamente en ruinas. La gente del pueblo le cuenta que nadie, excepto su abuelo, sobrevivió a un bombardeo que hubo sobre el hogar; por lo que todos los niños y la directora, Miss Peregrine, fallecieron en aquel momento…que tuvo lugar el tres de septiembre de mil novecientos cuarenta.

A partir de este momento, Jacob se debate entre la realidad que le imponen los demás de que su abuelo arrastró durante toda su vida un trauma por su infancia en plena Guerra Mundial y la necesidad o el deseo del chico de creer que hay algo de cierto en todo ello.

No os quiero contar más de lo necesario pues lo único que voy a conseguir es haceros un resumen del libro y no busco eso. Sí os digo que Jacob descubre ciertas cosas que hacen que la historia se vaya completando. Una historia en la que abunda mucho la fantasía y que me ha hecho recordar, salvando las distancias, a las historias de magos y seres fantásticos.

No suelo leer fantasía. No es un género que me guste aunque reconozco que la fantasía épica bien narrada me gusta. Este libro es de fantasía orientada hacia un público juvenil. Esperaba más de la novela, he de reconocer que a mí por lo menos me ha dejado fría.

La narración es muy fluida y entretenida. La novela se lee en nada y es cierto que consigue captar la atención lo suficiente como para querer saber qué es lo que está pasando.

Al principio me ha tenido enganchada a la lectura. La tierna relación entre abuelo y nieto me ha emocionado y el tener el trasfondo de la Segunda Guerra Mundial en la infancia de Abraham me ha hecho creer que los tiros iban por otro lado. A medida que iba avanzando en la lectura, ésta se ha ido definiendo en su línea fantástica (con lógica, ojo) y al final he descubierto su verdadera naturaleza en cuanto al género. Espíritus huecos, wights e ymbrynes aparecen en el libro sumergiéndonos en lleno en un mundo desconocido.

El final del libro es totalmente abierto, ya sabemos que hay continuación (no estoy segura de si son uno o dos libros más)

Lo que me ha gustado mucho ha sido el tema de las fotografías. Tal y como nos cuenta el autor al final de la novelas, todas las fotografías que la acompañan son reales. Provienen de colecciones particulares y merecen la pena echarles un vistazo. No dejan de ser bastante curiosas.


Para ir terminando, El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares es una novela que seguro gustará a los amantes del género fantástico; sobre todo a los adolescentes. A pesar de no ser lo que me esperaba, no descarto leer su continuación. Al fin y al cabo, tengo curiosidad por saber qué le ha pasado a Jacob y a sus amigos. 

  • Imágenes tomadas de Google 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.