miércoles, 21 de septiembre de 2016

¡Quemad Barcelona!


Título: ¡Quemad Barcelona!

Autor: Guillem Martí

Edición: Destino, 2015

Número de páginas: 576

ISBN978-84-233-4911-1



Sinopsis…

UNA CIUDAD EXHAUSTA. UN HÉROE INESPERADO. UN GRAN AMOR. UNA APASIONANTE NOVELA BASADA EN HECHOS REALES. 1939

Más allá del deber. En una polvorienta estación de autobuses, en Ciudad de México, Miquel espera la llegada de su mujer, Teresa, a quien no ve desde hace diez años, y de su hija, a quien no conoce. 

Mientras las espera, rememora con amargura los acontecimientos que le han llevado hasta ese lugar. 
Sus recuerdos lo llevan a enero de 1939, días antes de que el ejército rebelde entrara en Barcelona. La República agoniza y la guerra está perdida, y la ciudad es ya una sombra de lo que era: el que puede huye a la frontera y el que no, espera resignado la suerte del vencido. En estas condiciones llega la orden del Komintern de arrasar la ciudad, destruir las vías de comunicación y centros neurálgicos de energía, agua y transporte, para no dejar nada en pie al enemigo. Miquel Serra, miembro del PSUC y conseller de la Generalitat, es el encargado de llevar a cabo esa orden de tierra quemada. Pero Miquel, en alianza con Corbacho, un sargento madrileño veterano del ejército republicano, y jugándose la vida, boicotea esos planes y salvaguarda la ciudad.


Sobre el autor…

Guillem Martí (Barcelona, 1988) es licenciado en administración de empresas y derecho. Un trabajo de investigación iniciado durante el bachillerato le descubrió la oculta y fascinante historia de un tío-abuelo que había sido conseller de la Generalitat y murió exiliado en México. Después de años de indagaciones, decidió escribir una novela con la estrecha colaboración del escritor Jordi Solé, que se enamoró de la historia desde el primer momento. Así nació ¡Quemad Barcelona!, el libro destinado a sacar a Miquel Serra i Pàmies del olvido y dar a conocer la heroica aventura de cómo salvó Barcelona, su ciudad.


Mi opinión…

Leer este libro ha sido una aventura a “ciegas” pues ni lo conocía ni había leído ninguna impresión sobre el mismo. Si me decidí a leerlo fue porque necesitaba un libro ambientado en una guerra y salió este título. Pero ya os adelanto que ha sido una gran elección pues la novela me ha gustado mucho.

La historia arranca en septiembre de 1946, en la terminal de autobuses de México D.F; donde Miquel Sierra i Pàmies, exiliado español de la Guerra Civil, espera la llegada de su esposa, Teresa y de la hija de ambos (a quien no conoce) tras una forzosa separación de seis años. Es durante esta tensa espera cuando Miquel recuerda su último mes en su ciudad, Barcelona, en plena Guerra Civil y sobre todo recuerda cómo evitó un desastre sobre la misma.

A continuación nos trasladamos hasta Barcelona, en enero de 1939. El avance de las tropas rebeldes es enorme y son ya varias las capitales de provincia y las áreas que han caído en manos de los nacionales. Barcelona es una de las pocas ciudades que todavía resiste bajo control republicano, pero saben que es cuestión de días que esto cambie. Se sabe que la guerra está perdida para la República.

Ante semejante panorama, llega desde Moscú, desde el Komintern, una orden clara y directa: hay que destruir la ciudad antes de la llegada de los nacionales para cuando ellos lleguen no encuentren nada de provisiones ni de infraestructuras importantes. El gobierno soviético, quien no se fía del todo del PSUC, envía, para asegurarse que la misión se lleva a cabo, a Yuri Lazarev, hombre muy peligroso. El motivo de esta determinación por parte de los soviéticos es porque creen que la Ciudad Condal no ofrece la misma férrea resistencia que en su día se vivió en Madrid. Simplemente creen que los habitantes de Barcelona se han entregado ya a los rebeldes.
Miquel Serra, quien trabaja como conseller en la Generalitat, se ofrece para realizar esta misión. 

Desde luego que no tiene intenciones de que ésta se lleve a cabo y es que Miquel tiene clara una cosa: los mandatarios han perdido toda credibilidad en esta guerra y es el pueblo quien se ha sacrificado realmente, mientras que los mandamases no han sabido estar a la altura. A partir de este momento, la misión de Miquel será despistar a los rusos, en especial a Lazarev, y evitar que Barcelona vuele por los aires.

Además de estos dos personajes, en la trama aparecen otros que cobran protagonismo. Por un lado se encuentra Teresa, esposa de Miquel y que regenta una pensión en la ciudad. Hasta la misma llega un día un sargento republicano, quien dice llamarse Corbacho y que tiene intenciones de huir dirección a Suiza. Y es que a este muchacho, como a la mayoría, la guerra le obliga a dejar de lado su vida  y sus sueños. Los del sargento Corbacho están claros: quiere ser actor de cine y desde luego su labia y su descaro le sirve para conquistar el cariño de Teresa y más tarde de Miquel. Pero sobre todo, Corbacho conquistará el corazón de Trini una cantante en un local de varietés al que acude cada noche un buen número de personas intentando olvidar que viven en un país en guerra. Y para rizar más el rizo, Trini es la pareja de…Lazarev, a quien le tiene pánico desde que descubre cómo se las gasta el ruso.

Junto a estos personajes ficticios encontramos otros reales como Lluís Company, presidente de la Generalitat durante el gobierno de Negrín, al mismo Negrín, Hemingway, Capra o Antonio Machado; todos ellos testigos de una España que se desgarra sin remedio.

La narración de la novela corre a cargo de un narrador omnisciente y de una manera fluida. Tan fluida que os puedo decir que la novela se lee prácticamente de un tirón a pesar de la cantidad de páginas que tiene. Los personajes están muy bien construidos e incluso el malo malísimo de la historia, el ruso, tiene un lado tierno que hace que el lector, o al menos ese ha sido mi caso, le coja cierta simpatía. Aunque he decir que los personajes de Corbacho y Trini no me convencían al principio, al final me han gustado mucho.

Como ya he comentado, la historia arranca con Miquel en la estación de autobuses de México D.F mientras espera la llegada de su esposa e hija y finaliza en el mismo lugar con el reencuentro entre ellos. Durante tres horas, Miquel recuerda qué pasó durante el mes de enero de 1939 en Barcelona, por lo que toda la acción que se produce en la capital catalana pasa en ese mes, hasta que la ciudad es tomada por los rebeldes.  

El autor ha sido capaz de dejar patente la desesperación de la población civil cuando se percatan de que los nacionales están ya en la entrada de la ciudad, lo cual conlleva a huir a toda prisa de la misma.  Guillem Martí ha conseguido que seamos capaces de trasladarnos a Barcelona en plena Guerra Civil.

No hace falta que termine diciendo que la novela me ha gustado mucho y que la recomiendo. Otra excelente oportunidad para conocer un poco más sobre uno de los episodios más tristes de nuestra Historia reciente: la Guerra Civil.



  • Imágenes tomadas de Google 

5 comentarios:

  1. La tengo apuntada, en la edición en catalán. Pero el tiempo no me da para más.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Al leer tu entrada me arrepiento de haber dejado esta novela aparcada. Empecé a leerla hace algunos meses en catalán, pero no pasé de las primeras cien páginas, pese a que me estaba gustando y decidí aparcarla hasta encontrar el momento apropiado para volver a acercarme a esta novela.
    Creo que es una novela diferente que aborda un tema muy tratado en la literatura como es el de la Guerra Civil.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!

    Pues la apuntaré pero no sé para cuando jeje

    Un beso!

    ResponderEliminar
  4. La tengo esperando en la estantería, a ver cuando me decido a devorarla,
    besucus

    ResponderEliminar
  5. Así como siempre te digo que no a la literatura histórica, hoy este me lo llevo apuntado para mi reto ^^
    Muchas gracias por hablarme de ella, no la conocía y me parece un período interesante que descubrir.
    Un beso :)

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.