viernes, 12 de febrero de 2016

¿Y si no es casualidad?


Título: ¿Y si no es casualidad?

Autor: Sara Ventas

Edición: Diéresis, 2016

Número de páginas: 311

ISBN: 978-84-943627-3-6


Sinopsis…

Celia lleva una vida ordenada en Madrid, que comparte desde hace cuatro años con Rubén, su novio, un abogado guapo y trabajador, aunque poco espontáneo y nada detallista. El día que cumple treinta años sus amigas le regalan un precioso vestido verde que recibe junto a una noticia: tienen la dirección de Marco Ferlini, un antiguo amigo con el que Celia mantuvo una estrecha relación con derecho a cama y a quien perdió la pista.

Marco vive ahora en Verona y Celia, intrigada, se decide a escribirle una carta. La respuesta que recibe despertará todavía más su curiosidad e interés por el remitente y se verá atrapada en una continua correspondencia.

¿Quién se esconde tras esas cartas?

¿Podrá el destino cruzar sus vidas de nuevo?


Sobre el autor…

Sara Ventas nació en Madrid aunque reside en Málaga. Cursó estudios como técnico en imagen fotográfica, aunque solo se dedicó profesionalmente durante tres años. Su interés por la escritura surgió a raíz de un blog titulado Sueños a contraluz, en el que están registrados sus comienzos y primeros compases como autora.

Su anterior novela, Treinta postales de distancia, de género romántico contemporáneo, inició su andadura como ebook en Amazon en 2012, y pronto logró una gran acogida, situándose en los primeros puestos de ventas durante más de un año, gracias a sus lectores y seguidores en las redes sociales.

A raíz de este éxito, los derechos en inglés de la novela fueron adquiridos por una editorial norteamericana, Montlake Romance, que la publicó en inglés en 2013 con el título Thirty postcards away.

En 2015, Diëresis publicó por primera vez Treinta postales de distancia en formato papel y en castellano. ¿Y si no es casualidad? Es su segunda novela


Mi opinión…

La verdad es que no sé por dónde empezar esta reseña. No quiero contaros más de lo que leéis en la sinopsis porque os chafo la historia seguro. Y es una historia preciosa.

Celia es una chica de treinta años que vive en Madrid con su novio, Rubén. Ella es decoradora de interiores y él es abogado. Rubén es buen chico pero bastante soso y eso hace que la convivencia sea monótona.

El día del cumpleaños de Celia, sus amigas Natalia y Merche le regalan un precioso vestido verde. Regalo al que Natalia añade una dirección postal de Verona, Italia.

Es la dirección de Marco, un antiguo amigo de Celia con el que tuvo algo más y que un buen día desapareció de su vida sin dejar rastro. ¿Por qué no escribirle y saber qué es de su vida y sobre todo, por qué desapareció de la noche a la mañana?

A Celia no le parece tan mala idea y se lanza a escribirle una carta a Marco con la idea en mente de que éste ni se va a molestar en contestarle. Pero la sorpresa llega cuando Marco sí le contesta, comenzando una relación epistolar que dura un año.

Y hasta aquí os cuento. Sólo os puedo decir que es una novela fresca, que se lee casi del tirón y que encierra una bonita historia de amor en la que el protagonista indiscutible es el destino. Yo, al igual que Celia, creo en el destino y pienso que nada ocurre por azar o por casualidad.

Conoceremos la vida de Marco y de Celia quienes viven más de una situación en la que es el caprichoso destino el que los pone cerca uno del otro pero no se encuentran. He de confesar que deseaba con toda mi alma que se encontrasen, que por fin pudiesen verse las caras porque durante un año, y a pesar de que Marco llega a instalarse en Madrid, no se ven. Pocas veces he empatizado tanto con los protagonistas de una novela como con ésta. Y más cuando se trata de una novela de corte romántico. Soy bastante quisquillosa y cuando no es uno es el otro protagonista que me parece casi una pesadilla de persona y deseo con toda mi alma que no sigan juntos. Pero con Marco y Celia… he deseado con todas mis fuerzas  que se encontrasen.

También me ha gustado el protagonismo que cobra en la historia la ciudad de Verona, lugar en el que Shakespeare ubicó a la pareja de enamorados más famosos de la Historia. Imaginarme paseando por esas calles empedradas o conociendo más sobre la famosa festividad de Santa Lucía ha sido todo un recreo.

La historia, como he comentado, se lee casi de un tirón y es difícil sacarse a los protagonistas de la cabeza pues son tremendas las ganas que entran de saber si se terminan por encontrar o no y qué es lo que sentirán al verse.  

No había leído nada de Sara Ventas, aunque sí conocía de oídas su anterior novela (Treinta postales de distancia) pero ya os digo que voy a buscarla y leerla. Me ha seducido su narrativa ágil y fluida. 

Confieso que me gustan mucho las novelas epistolares y aunque esta obra tiene base de ello, la mayoría de la historia se nos muestra bajo forma narrativa.


No quiero terminar sin agradecer tanto a Laky como a Sara Ventas la oportunidad que me han proporcionado de leer esta novela. Y a vosotros os digo que si os apetece sumergiros en una sencilla, bonita y seductora historia de amor, no os perdáis esta obra. 

  • Imágenes tomadas de Google 

6 comentarios:

  1. Gracias a ti por participar y por esta preciosa reseña
    Yo tengo el libro pendiente y me dan ganas de leerlo ya!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Después de leer tu reseña me lo tengo que apuntar porque si te ha gustado tanto siendo novela romántica tiene que ser bueno. Además intentaré reconocer sitios de cuando estuve en Verona.
    Un beso chata!

    ResponderEliminar
  3. Me ha llamado la atención, parece una historia atípica.mgracias por la recomendación.

    Besooos!!

    ResponderEliminar
  4. Aunque no me atrae especialmente tampoco lo descarto.

    ResponderEliminar
  5. Te recomiendo Treinta postales!!!
    Aunque me gustó más esta, pero está muy bien =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Que buena pinta, me gusta y esa historia para tenerte en vilo y estar buscando posibles argumentos

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.