miércoles, 10 de febrero de 2016

Deseo Rebelde


Título: Deseo Rebelde

Autor: Julie Garwood

Edición: RBA, 2006

Número de páginas: 253

ISBN: 978-84-473-4617-2


Sinopsis…

De todos los duques de Inglaterra, Jared Marcus Benton, duque de Bradford, es el más rico y arrogante. Y de entre todas las damas de Londres, el duque sólo desea la atención de una de ellas. Se trata de Caroline Richmond una joven de cautivadora belleza que acaba de llegar de Boston.

El pasado de Caroline atrae al apuesto y poderoso duque mientras ella siente el irresistible deseo de domar su presuntuosidad y ganar su amor. Ambos tendrán que luchar contra un enemigo común descubriendo así el poder de la pasión nacida en medio del peligro y destinada a transformar sus vidas.


Sobre el autor…

Julie Garwood es una escritora de novelas románticas, una auténtica superventas dentro del subgénero histórico durante catorce años, aunque desde 2000 ha comenzado a publicar novelas contemporáneas de suspense. También ha publicado novelas para adolescentes, y usado el seudónimo de Emily Chase.

Una de sus novelas, “For the roses” (Tiempos de rosas), ha sido adaptada a la televisión como Rose Hill.


Mi opinión…

Siempre he tenido la curiosidad de leer una novela rosa, de esas románticas a más no poder. Y mira por dónde que entre los libros que me regalaron el año pasado, había más de una de estas novelas.
Así que aprovechando el mes temático de amor, me he puesto romántica y he elegido la novela que más pinta de rosa tenía. Y bueno, no me ha desagradado esta lectura.

La historia arranca con un breve episodio que situamos en Inglaterra en 1788. Caroline, que por entonces tiene cuatro años, se ve envuelta en una peligrosa situación que tiene como protagonista a su padre, el conde de Braxton. Para evitar más situaciones peligrosas a la niña, el conde decide mandarla a las colonias, a Boston, con la familia de su hermano.

Padre e hija no se volverán a ver hasta casi quince años después, cuando el conde hace llamar a Caroline a Inglaterra. Ésta acude con su prima Charity, con quien se ha criado, la cual  se traslada hasta Londres buscando a un misterioso hombre del cual se enamoró y desapareció sin más.

A su llegada a tierras inglesas, las chicas tienen un percance en el que terminan socorriendo a un señor que ha sufrido un intento de robo y está herido. Y es en este momento cuando hace acto de presencia Jared Marcus Benton, el duque de Bradford, hombre apuesto y arrogante donde los haya que queda prendado de la joven Caroline y decide hacerla suya como sea.

A partir de ese momento, la trama se centra en la pareja y sobre todo en cómo Caroline se debe de amoldar a las rígidas normas sociales inglesas y al acoso que soporta por parte de la mayoría de los hombres. Sobre todo del duque de Bradford, insistente a rabiar.

Como es de suponer, acaban juntos (al fin y al cabo se trata de una novela romántica) pero las formas en las que terminan a mi por lo menos me han dejado descolocada. Vale, estamos en otra época, son otras normas y las mujeres poco teníamos que decir, pero… no veo normal que llegue un señor y un buen día diga “mañana nos casamos” y así sea. Y tan conformes todos.

El duque de Bradford es un hombre insufrible. Terco como una mula a la par que celoso y mal pensado. Menos mal que en esta ocasión la protagonista femenina no anda desmayándose por las esquinas y tiene un carácter más firme y , a pesar de ser muy jovencita de la época en la que se sitúa la novela, tiene el arrojo suficiente para ir parando los pies a este macho bravío.

Las escenas eróticas, que no románticas, está bien narradas. Cosa que agradezco mucho porque si hay algo que no me gusta es la vulgaridad para describir actos íntimos. Aunque la autora recurre la mayoría de las veces a eufemismos, alguna vez llama a las cosas por su nombre pero siempre con elegancia.

Resumiendo, aunque se trata de un tipo de género que no suelo leer (ya os digo que es primer libro de novela rosa que leo) no me ha desagradado su lectura. La narración es fluida y la historia posee cierta dosis de intriga pues hasta el final no sabemos por qué el padre de Caroline la mandó de niña tan lejos. Resulta una novela entretenida que, al menos a mí, me ha dejado conforme con este género.

  • Imágenes tomadas de Google 



3 comentarios:

  1. Tampoco suelo leer novelas rosas, así que lo dejaré pasar. Besos

    ResponderEliminar
  2. Es un género que me da mucha pereza aunque luego sé que lo disfruto...

    ResponderEliminar
  3. No he leído a esta autora en histórica pero en contemporánea me gusta mucho porque mezcla muy bien el romance con el suspense.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.