lunes, 21 de enero de 2013

La vida es sueño


Título: La vida es sueño
Autor: Calderón de la Barca, Pedro
Edición: Espasa Calpe, colección Austral Teatro, 2008
Número de páginas: 266 (la obra en sí se compone de 129 páginas)
ISBN: 978-84-670-2174-5

Reconozco que no me he leído este libro por gusto, si no por obligación. Y a pesar de ello…me ha gustado.
Se trata de una conocida obra de teatro del s. XVII, del Barroco español. Narra la historia de Segismundo, príncipe de Polonia, quien permanece cautivo en una torre por orden de su padre; el cual, temeroso de una profecía, teme a su propio hijo. Basilio, rey de Polonia y padre de Segismundo, decide un día liberar al joven y sentarlo en el trono del país. Pero la actitud déspota y soberbia de Segismundo, hace que su padre lo retorne a la torre. Para que el joven príncipe se olvide de su experiencia, le hacen creer que todo fue un sueño.
Paralelamente a la historia de Segismundo, tenemos la de Rosaura. Esta joven, proveniente del reino de Moscovia, llega hasta la corte del rey Basilio buscando venganza en Astolfo, joven que abusó de ella.
Toda la obra es dialogada, como obra teatral que es. Reconozco que los textos poseen cierta dificultad a la hora de ser interpretados, pero aún así, la obra no revista de problemas para ser leída.
El uso de la estructura del sueño es algo a lo que se recurre con frecuencia durante el Siglo de Oro español, ya que con el mismo (con el sueño) se pueden denunciar asuntos espinosos que de otra forma son difíciles de hacer públicos. Platón, entre otros, empleó en gran medida esta estructura. Por lo tanto, podemos asegurar que esta obra tiene un gran trasfondo platónico (la salida de Segismundo de la torre evoca a la salida de la caverna en el mito de Platón)
Calderón de la Barca nos quiso decir que la vida no es más que un sueño, que nos debemos preparar para la existencia verdadera, la que viene tras la muerte. Hay que hacer el bien, ayudar a los demás (como hace Segismundo al final de la obra con Rosaura) basándose siempre en unas leyes morales iguales para todos. Aunque la profecía a la que tanto temía el rey Basilio decía que Segismundo sería un auténtico tirano, el joven recapacita tras su breve experiencia como rey y decide seguir el camino recto, el de los hombres justos y de buen corazón. Con ello, Calderón deja clara la plena libertad que posee el hombre para tomar las riendas de su destino y de que la razón humana triunfa sobre los instintos animales.
Sin lugar a dudas, me quedo con estos bellísimos versos (conocidos por todos)
Sueña el rico en su riqueza
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
sueña que al medrar empieza,
sueña el que afana y pretende,
sueña el que agravia y ofende;
y con el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
[…]
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño;
que toda la vida es sueño,
y los sueños, sueños son.

Os dejo en enlace a la obra teatral que se emitió hace unos cuantos años en TVE, dentro de espacio Estudio 1.   http://www.youtube.com/watch?v=fcJ987ZtxXk&feature=youtu.be
¡A disfrutar del teatro clásico español!

4 comentarios:

  1. Pues no me he acercado a la obra de Calderón desde el colegio la verdad, pero este año tengo que retomar algunos clásicos teatrales. Por cierto, el banner ahora sí está bien, aunque normalmente se le añade una url (en este caso la de tu entrada o la mia) paa que la gente que pinche en la imagen pueda ir directamente a la entrada del sorteo. Besos

    ResponderEliminar
  2. Añado la URL al banner (espero aclararme...) Gracias por tu paciencia. Un besote!

    ResponderEliminar
  3. La leí hace muchos años cuando me dio por el teatro y la tengo ya olvidada.

    ResponderEliminar
  4. Yo no la había leído, leí otros clásicos como El Lazarillo en el instituto. La he tenido que leer ahora por motivos académicos y he de decir que la obra me ha gustado. Además, se lee rápido.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.