miércoles, 10 de julio de 2019

Los dos viajes de Evita



Título: Los dos viajes de Evita

Autor: Ángeles Blanco

Género: Histórico

Edición: La Esfera de los Libros, 2019

Número de páginas: 386

ISBN: 978-84-9164-549-8



Sinopsis…

Cuando Eva Perón llegó a España por primera vez en 1947, en plena gloria y siempre rodeada de enormes multitudes por el régimen de Franco, no podía ni imaginar que su regreso a Madrid se daría muchos años después en unas circunstancias completamente distintas y penosas. Porque Evita volvió a nuestro país en un segundo viaje, pero esta vez dentro de un ataúd.


Sobre el autor….

Ángeles Blanco es periodista con una dilatada experiencia en los medios de comunicación. En sus veinticinco años de carrera en la televisión ha editado y presentado todas las ediciones de Informativos Telecinco, cadena en la que trabaja. Ha seguido buena parte de los acontecimientos más importantes de los últimos tiempos. Como corresponsal política ha cubierto información parlamentaria, viajes presidenciales, cumbres internacionales y ha estado al frente de especiales de las elecciones de España y otros países.

Coautora de Sahara, un viaje a la sabiduría de las gentes del desierto, Los dos viajes de Evita es su primera novela histórica.


Mi opinión…

Hoy os hablo sobre un libro que conocí a través de una plataforma de lectura y que enseguida me llamó la atención. Y es que el personaje de  Eva Perón me atrae muchísimo.

Quién no ha oído hablar sobre Eva Duarte de Perón, Evita, quizás el personaje más famoso a nivel mundial (fuera del campo del fútbol) de Argentina. Independientemente de lo que haya hecho o dejado de hacer a nivel político (no pienso meterme en esas aguas pantanosas pues no es mi intención) Evita es un personaje que como poco, llama la atención. Y si en vida ya tuvo una existencia muy agitada, truncada prematuramente a los 33 años por un fulminante cáncer de útero, su muerte no deja de ser menos interesante. O mejor dicho, todo aquello que sucedió después de morir. 

Porque si hay un cadáver que haya dado juego durante años, ese es el de Eva Perón.

Centrándonos en el libro que hoy reseño, Los dos viajes de Eva, la autora (la periodista Ángeles Blanco) se centra en las dos visitas que la primera dama argentina hizo a nuestro país.

La primera de las visitas se centra en el año 1947. Por aquellas fechas, España vivía una delicada situación en todos los sentidos. Hacía apenas ocho años que había terminado la guerra civil, dejando un país totalmente devastado, con un régimen dictatorial y aislado para el resto del mundo quienes simplemente no querían tener relación con un Estado fascista. La Argentina de Perón, por aquel entonces presidente del país sudamericano, fue uno de los pocos  países que decidió mantener relación diplomática con España y enviar periódicamente barcos cargados de alimentos de primera necesidad para una población más que hambrienta.

Y precisamente por ese motivo, por esa relación entre ambos países, es por el que Eva Duarte llega en visita diplomática a nuestro país. Ya sabemos todos que la argentina hizo una tournée por tierras hispanas e incluso por otros países europeos. Y que esa visita caló hondo en la población española. 

Algo normal teniendo en cuenta que Eva llegó a una España empobrecida hasta el tuétano envuelta en oropeles.

El segundo viaje lo hizo Eva años después y en circunstancias muy distintas. En 1971 llegó a Madrid el cadáver embalsamado de Eva Perón. Eva había muerto casi veinte años antes y desde entonces, sus restos mortales habían experimentado de todo menos descanso eterno. Desde luego que la llegada a 
España no le iba a traer esa paz que tendría que tener pues el cuerpo de la difunta se conservó en la propia casa de su marido y su actual esposa. Aquí el cuerpo de Eva se convierte casi en una atracción de circo con el que incluso se llegan a realizar actos esotéricos (peor suerte corrió mientras permaneció en Argentina)

Con semejante vicisitudes es fácil pensar que la novela es más que interesante. Porque la vida, y sobre todo la muerte, de Eva Perón es para escribir muchos libros, hacer películas y mil cosas más. Sin embargo, he de decir que me he llevado un chasco monumental.

Empecé la lectura totalmente convencida de que me iba a encantar la novela. Y no me ha gustado nada. La imagen que se da de Eva Perón es la de una tirana, ordinaria, maleducada, déspota, egoísta, cínica, caprichosa, mala, vulgar… Desde luego que especialista en el personaje de Eva Perón no soy, pero me cuesta creer que haya sido así tal y como la pintan. Porque parece de hielo, sin sentimientos. Me cuesta creer que se atreviese a decirle a Franco lo que tenía que hacer o no en cuestiones estatales y si lo hizo, no creo que fuese en el plan chulesco en el que hace ver en la novela.

La Eva Perón de la novela es un personaje al que terminas odiando por lo tirana e insoportable que es. Creo que en ese sentido, no se le ha hecho justicia y aunque sabemos que una santa no era,  no creo que fuese tan despreciable como se la refleja.

Luego he detectado ciertos fallos a la hora de  dotar a los protagonistas argentinos de sus modismos lingüísticos. Los verbos no se han conjugado correctamente. Por ejemplo, no es “tienes razón” es “tenés razón”  o   “estar contigo” en lugar de un “estar con vos”.

No va a ser todo tan negativo en esta novela y me gustaría destacar la narrativa de la misma. Es sencilla, fluida y fácil de leer. Aunque a  mí se me ha hecho cuesta arriba terminar este libro por la imagen tan negativa (exagerada para mi gusto) que se ha hecho sobre la protagonista. El ritmo narrativo no es el mismo en toda la novela. La primera parte es más amena y con más detalles mientras que la segunda parte es más superficial. Y para mi gusto, esta segunda parte es la más interesante pues solo el testimonio del anatomista Pedro Ara da de sí mucho juego.

Pero sí me ha sorprendido cosas como  la posibilidad de que Eva tuviese una hija antes de casarse con Perón (rumor que existe en Argentina y que con indagar en internet lo podréis comprobar)

Para concluir, Los dos viajes de Evita es una novela histórica que (según mi modesta opinión) aprueba con un cinco rascado. Muy rascado. Quizás si no se hubiese enfocado tanto en plasmar la parte negativa de la protagonista, que no digo envolverla en azúcar o elevarla a los altares, hubiese resultado otra cosa. Yo por lo menos esperaba más de esta novela. Pero ya se sabe… para gustos, colores.



  • Imágenes tomadas de Google 
  • Agradezco a la editorial el envío de un ejemplar de esta novela para leer y reseñar  








2 comentarios:

  1. Pues nada, una menos. Si apenas la apruebas, la descarto.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Hola, no he leido la novela aun, recien hoy y de forma fortuita me entere del.libro, y buscando un poco de informacion, he llegado a leer su blog. Soy argentina y por lo contado por mis padres y mi familia, Evita era una mujer sumamente fria y siempre rodeada de lujos alla por donde iba y a todo el que no compartia sus pensamientos se lo perseguia. Era considerada una persona muyyy egolatra, en esa epoca, los libros de primaria para enseñar a leer, se cambiaron y las frases comunes como.por ejemplo mi papa me ama o mi mama me ama, sd reemplazaron por Peron y Evita me aman.
    Me encantk leer tu blog, graciasss

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.