miércoles, 3 de abril de 2019

Taj



Título: Taj

Autor: Andrés Pascual

Género: Histórico

Edición: Espasa, 2016

Número de páginas: 342

ISBN: 978-84-670-4830-8



Sinopsis…

Justo antes de que la bella emperatriz del Indostán, Mumtaz Mahal, cerrara los ojos para siempre, su esposo le prometió honrar su recuerdo con el monumento más hermoso jamás construido.

 Taj es la historia de esa obra magnífica y de sus veinte mil héroes: arquitectos, calígrafos, maestros artesanos y obreros que, encaramados a lomos de los elefantes, arrastraban los enormes bloques de mármol. Una narración épica vista a través de los ojos de Balu, un muchacho del desierto con unas dotes extraordinarias para el dibujo que se enfrentará a todos los convencionalismos para recuperar a su amada Aisha, recluida en el harén del soberano.


Sobre el autor…

Andrés Pascual (Logroño, 1969) ha ejercido durante veinte años como abogado. Actualmente, vive a caballo entre Londres y España y se dedica a la escritura y a impartir charlas sobre motivación. 

Viajero impenitente, ha recorrido más de cincuenta países, buscando inspiración para sus novelas, que han sido traducidas a barios idiomas. Tras éxitos como El guardián de la flor de loto o el El haiku de las palabras perdidas, entre otros, ha regresado a la India para contar la historia que siempre quiso escribir.


Mi opinión…

Hoy os traigo una novela que salió publicada hace tres años y que ya entonces tuvo buenas críticas. 

Una novela que también ha supuesto mi debut con el autor y que me ha sorprendido gratamente. Hoy os hablo de Taj, de Andrés Pascual.

Ya con ese título tan corto como directo nos hacemos a la idea de que estamos sumergiéndonos en una novela que nos va a transportar a la exótica India. Y así es.

La trama de la novela se centra en el siglo XVII, concretamente desde los años 1631 y 1654; fechas durante las que se llevó a cabo la construcción de uno de los mausoleos más conocidos del mundo: el Taj Mahal.

Nos trasladaremos hasta la populosa ciudad de Agra, a orillas del rio Yamuna. Aquí, el Sha Jahan, de la dinastía mogol, manda construir un enorme y precioso mausoleo para albergar los restos mortales de su amada esposa, la emperatriz Mumtaz Mahal, fallecida un año antes durante el parto de su decimocuarto hijo.

Como testigo, y partícipe, de esta maravillosa empresa constructiva tenemos al protagonista de la novela, un joven proveniente de una pequeña aldea con dotes para el dibujo. Pero tan solo su padre es capaz de ver que el chico vale para algo más que para ser agricultor, el resto de su familia y de sus vecinos no lo aprecian. Balu, que así se llama el protagonista, está enamorado de una vecina suya, una joven llamada Aisha, de origen musulmán. Pero no todo es fácil y como bien le dice la chica un día “nadie puede escapar de su casta” por lo que pronto sufrirán en sus carnes la separación. Aisha es enviada a Agra como regalo de su padre adoptivo al Sha y Balu, tras la muerte de su padre, decide ir hasta la ciudad para recuperar a su amada.

Nada es fácil y menos cuando se es pobre. Pero, aunque la situación se le pinta fea a Balu, tendrá la suerte de encontrar en el camino a un generoso calígrafo que viene desde Bagdad para trabajar en la construcción del Taj Mahal.

Taj es una novela agradable, de esas que te invitan a leer desde la primera línea. Escrita con una 
deliciosa y sencilla narrativa, el autor nos sumerge rápidamente en el sistema de castas de la India, en cómo sus habitantes asumen con resignación la mala (o buena) suerte que les ha tocado de pertenecer a ellas. Se nota que el autor se ha documentado bastante sobre este tema pues deja muy bien reflejado en la novela este sistema social. También refleja el ambiente de corrupción, egoísmo y fanatismo que se vive en  esa misma sociedad, en la que pueden tener cabida y convivir en armonía varias religiones. Prueba de ello es el mismo Taj Mahal, en el que podemos observar caligrafías escritas en árabe con elementos de la cultura hindú e incluso persa.

Taj es también una novela romántica. No solo por la base en la que se asienta, la construcción del mausoleo, oda al amor eterno, sino también por la historia de su protagonista y su amada Aisha. Si consigue encontrarse con ella o no no seré yo quien os lo cuente (para eso os tenéis que leer la novela, cosa que os recomiendo) pero sí encontraremos a un protagonista por el que es fácil sentir empatía y al que deseamos que todo le salga bien.

Taj es una novela que recomiendo leer. La narración sobre la construcción en sí del edificio es una maravilla, al igual que las envidias y los actos de egoísmo puro y duro que se dan en la vida. No todo en esta vida es tan maravilloso como este imponente edificio y muchas veces es fácil encontrar enormes piedras en el camino que nos dificultan ver las cosas buenas que el destino nos tiene reservado. Todo es cuestión de ir esquivándolas y de ser humildes. Como le sucede a nuestro protagonista, Balu, quien nos enseña lecciones de respeto, de bondad y de amor. Y que el karma, termina colocando todo en su sitio.


  • Imágenes tomadas de Google 

2 comentarios:

  1. Es una autentica delicia de novela y que muestra la construcción de un monumento tan importante desde el punto de vista de aquellos que no tienen ni voz ni voto.

    ResponderEliminar
  2. Pues creo que disfrutaría con esta historia, así que tomo nota.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.