miércoles, 12 de septiembre de 2018

Memorias de Agripina



Título: Memorias de Agripina

Autor: Pierre Grimal

Género: Histórico

Edición: Diario El País (colección novela histórica), 2005

Número de páginas: 335

ISBN: 84-9815-230-5




Sinopsis…

¡Que me mate, con tal de que reine!

Es tan grande su empeño que recurre tanto al incesto como al asesinato para verle coronado; pero, años más tarde, cuando siente llegar el momento de cumplirse el augurio, comienza a escribir sus memorias.

A partir de documentos epigráficos y de las crónicas de Tácito, Suetonio y Séneca, el autor recrea en su primera novela la leyenda negra de Nerón, ahondando en la ambición, la crueldad y el deseo enfermizo del poder.


Sobre el autor…

El latinista Pierre Grimal, nacido en París en 1912, fue profesor emérito en la Universidad de la Sorbona y autor de Séneca o la conquista del Imperio y Diccionario de la mitología griega y romana, alguna de las obras con las que ha logrado el reconocimiento internacional.

Su interés por la cultura clásica le ha llevado a dedicar la vida al estudio y traducción de las obras de Tácito, Plauto y Terencio. Perteneció a las academias de Historia de varios países y fue miembro de la Sociedad Francesa de Arqueología Clásica y de la Sociedad de Egiptología.


Mi opinión…

De nuevo os traigo otra novela histórica de esas que llevan mucho tiempo por casa sin leer. Esta novela en concreto me llamó la atención en su día, cuando la compré, porque trata sobre un personaje que siempre me ha llamado la atención y que confundía con Mesalina (obviamente no las confundía por el nombre si no por las hazañas de cada una de ellas) Además, sabiendo que era madre de Nerón…me parecía interesante conocer un poco más sobre ella para así poder entender a este emperador romano más famoso por sus extravagancias que por su papel en la política del Imperio.

Por otro lado también quiero ir reconciliándome con los romanos. No sé porqué pero es la parte de la Historia que más me cuesta, a pesar de que me atraen mucho. Me cuesta leer tanto ensayo como literatura sobre la Roma Antigua.

Narrada en primera persona, es la propia Agripina quien nos cuenta su vida. Para ello nos traslada hasta su infancia, primero en Germania y luego en distintos lugares de Oriente como Grecia (de donde era su madre, Agripina la Mayor) y Egipto. Agripina desciende del emperador Augusto, concretamente de su hija Julia, y esta herencia será para ella y para su familia tanto motivo de orgullo como un pesar pues el propio emperador Tiberio intentará por todos los medios quitar en medio a los herederos de Germánico (padre de Agripina) Esta herencia será la que vaya transformando a Agripina en una mujer decidida a hacer lo que sea con tal de que su hijo, Nerón, llegue hasta el trono que por derecho les corresponde. Al fin y al cabo ellos son portadores de la sangre del divino Augusto.

De su primer matrimonio con el malvado Domicio Ahenobardo nace Nerón. Ya el propio padre del recién nacido vaticina cómo podrá ser su hijo con una frase que ha pasado a la historia: “No es posible que nazca nada bueno de mi y de esa mujer” Porque Domicio era un ser cruel, despiadado, tirano, autoritario que disfruta haciendo daño a los demás.  Agripina, que jamás lo quiso, se casó con él por orden del emperador Tiberio quien cree que así puede apartarla de su objetivo al trono.

Muerto Tiberio, asciende al trono Cayo, hermano de Agripina. Soberbio, cruel, tirano, no duda en desterrar a sus hermanas por una supuesta conspiración que jamás existió. Excepto en su mente enferma.

Tras el asesinato de Cayo, le llega el turno a Claudio quien se hace con las riendas del Imperio contra todo pronóstico. Casado con Mesalina (personaje más que conocido y que a mí me llama la atención) es ahora cuando realmente comienzan las conspiraciones para hacerse con el poder. Y es Agripina la que se lleva el gato al agua y comienza a acariciar el sueño de hacer de Nerón emperador de Roma ya que se casa con Claudio (su tío carnal) tras la muerte de Mesalina.

Llegados a este momento, la transformación de Agripina es bestial. Ahora se transforma en un ser sin escrúpulos que no duda en eliminar a quien sea (como hará con Claudio) con tal de que Nerón sea el próximo emperador. Algo que todos sabemos pagará caro.

Y es que Agripina escribe estas memorias cuando ya es cautiva de su propio hijo y sabe que su fin está cerca. Bien se acuerda ella de unas palabras que pronunció cuando se le vaticinó que su hijo podría llegar a lo más alto… “! Que me mate, con tal de que reine!”

Las últimas páginas de la novela se convierten en un diario en el que Agripina cuenta su caída en desgracia. Para evitarla, se agarra a lo que sea incluso intenta cometer incesto con su propio hijo (algo relativamente normal en su familia pues su hermano Cayo tenía relaciones con su hermana Drusila y ella misma se casó con su tío, Claudio)

La novela nos muestra la corrupción del poder en la Roma Imperial en la que todo vale con tal de conservar el poder. Prueba de ello es la propia Agripina quien no duda en hacer todo lo que pueda, sea licito o no, con tal de conservar ese poder y afianzar a su hijo en el mismo. Y precisamente, esa ambición será la que termine por costarle muy cara (ya sabemos todo que Nerón mandó ajusticiar a su propia madre)

Aunque Memorias de Agripina es una novela que cuesta leer, el comienzo es denso y cuesta avanzar en la lectura, estamos ante una gran obra. Me ha gustado mucho y se nota que fue escrita por un especialista en el tema (Pierre Grimal fue un importante historiador) Merece la pena su lectura pues es una novela muy interesante cuyo comienzo recomiendo leer con paciencia.

Sin lugar a dudas, Memorias de Agripina es una gran novela histórica.


  • Imágenes tomadas de Google 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.