miércoles, 8 de noviembre de 2017

La sangre de los libros


Título: La sangre de los libros

Autor: Santiago Posteguillo

Género: Metaliteratura

Edición: Planeta, 2014

Número de páginas: 220

ISBN: 978-84-08-13242-4



Sinopsis…

Asesinatos, suicidios, duelos, condenas a muerte, guerras, eclipses, vampiros, juicios y misterios… Detrás de los grandes libros se esconde mucha más sangre de la que podríamos imaginar. ¿Por qué Pushkin murió en un duelo? ¿Es cierto que se han hallado pruebas de la reencarnación de Shakespeare? ¿Sabías que Pessoa tuvo dificultades para encontrar editor o que La Divina Comedia estuvo a punto de no publicarse?


Sobre el autor…

Santiago Posteguillo, profesor titular de lengua y literatura inglesa en la Universitat Jaume I y doctor europeo por la Universitat de València, estudió literatura creativa en Estados Unidos y lingüística, análisis del discurso y traducción en el Reino Unido. Sus novelas históricas, La trilogía de Escipión, Los asesinos del emperador y Circo Máximo, han sido aplaudidas por centenares de miles de lectores en España y América Latina, y han cosechado grandes elogios por parte de expertos y crítica.

También ha publicado La noche en que Frankestein leyó el Quijote, título que nos descubre la vida secreta de algunas de las obras más destacadas de la literatura universal.


Mi opinión…

Después de unas cuantas lecturas más densas, me apetecía una lectura ligera. De esas que te evaden fácilmente a la vez que te muestran curiosidades que desconocías. Y qué mejor que curiosear en la Historia y en la Literatura. Y qué mejor que hacerlo de la mano de Santiago Posteguillo, un autor que cada día me convence más (no veo la hora de hincarle el diente a sus novelas históricas)

La sangre de los libros es una obra de metaliteratura. Nos habla de curiosidades tanto de autores literarios como de alguna de las obras. Y siempre es un gusto conocer anécdotas que sin lugar a dudas, nos causarán sorpresa.

Con una pluma sencilla a la vez que magistral, Santiago Posteguillo nos cuenta qué hay de cierto en la leyenda que dice que el gran poeta Virgilio realizó un funeral…a una mosca.  O como durante miles de años, alguna de las obras más importantes de la literatura universal han permanecido perdidas para aparecer, por sorpresa, en los lugares más insospechados.

O como alguna de las obras que conocemos hoy en día han logrado llegar hasta nosotros gracias a la insistencia de algunas personas cercanas a los autores (como genios que pueden llegar a ser, nunca consideran sus obras perfectas) quienes no dudaban en destruir sus propios escritos.

¿Sabíais que Calderón de la Barca tenía un carácter impetuoso? ¿O que Lope de Vega es el autor al que se le adjudican más obras publicadas en la literatura universal? ¿O que Vicente Blasco Ibáñez fue el primer autor español en convertir su obra en best-seller en Estados Unidos?

También sabremos de una divertida y audaz anécdota de Quevedo con la reina Mariana de Austria o el significado de la palabra Ozymandias. O que la poesía romántica sirvió de fuente de inspiración para el heavy metal.

Trágicas o misteriosas muertes de autores muy conocidos, el deseo de dar a conocer la importancia del arte gótico y crear una obra maestra de la literatura universal, duelos de honor en los que se termina con la vida de genios literarios, situaciones personales dramáticas que dan lugar a la creación de una novela clásica maravillosa… son muchas las anécdotas que desconocía y de las que me ha gustado saber.

Me ha gustado saber el porqué Bram Stoker se decantó llamar al protagonista de su célebre novela, Drácula, de esta manera cuando ya tenía otro título. O la importancia que tiene la localidad de Whitby (Inglaterra) en la novela.

Para anécdota bonita y entrañable, me quedo con la que lleva a Ángeles Mastretta a escribir su obra Mujeres de ojos grandes.

Tal y como dice Santiago Posteguillo, en este país cuidamos muy poco a nuestros artistas. Mientras en otros lugares respetan y cuidan sus tumbas, aquí andamos ahora buscando los restos de Cervantes o del propio Lorca. Otro aspecto en el que hace hincapié es en la importancia de las portadas de las novelas. Algo tan trivial pero que dice mucho a la hora de fijarnos o no en las novelas. Y si no que se lo digan a esos autores que decidieron cambiarlas y se dispararon las ventas de las mismas.

Para ir concluyendo, La sangre de los libros es una obra que da gusto leer. Se descubren nuevas anécdotas y se conoce más a los autores. Una obra que no os podéis perder si queréis disfrutar, más si cabe, de algunas geniales obras de la literatura universal.




3 comentarios:

  1. Es un libro muy interesante. Da gusto conocer anécdotas y vivencias de los autores. La noche en que Frankenstein leyó el Quijote también es una pasada. Me falta el último publicado por leer.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Hola, Bibi:
    Pues no me llamaba nada, pero has contado algunas cosas muy curiosas, como lo de la mosca.
    Me gusta muchísimo Mastretta, así que tendré que buscar esa anécdota.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. Disfrute mucho con el primero y este lo tengo pendiente de leer aunque antes hice una parada en un libro parecido, o al menos de ciertas características de Zweig.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.