miércoles, 2 de noviembre de 2016

Los amores ausentes


Título: Los amores ausentes

Autor: Gabriel Neila

Edición: Pigmalión, 2015

Número de páginas: 107

ISBN: 978-84-16447-02-2



Sinopsis…

Las de Gabriel Neila son las imágenes alejadas del encuentro gozoso con el amor, una apuesta sincera y valiente por una literatura que no es usual y que marca la dinámica de la patología emocional que vivimos, la fragmentación del sujeto a cuya muerte asistimos los lectores.

En un nuevo entorno urbano, Neila construye de manera sincera un tejido familiar ruinoso: algunos afortunados, pocos, logran escapar de él de la mano de un extraño. Un libro es un enser de sentimientos en el que una historia da paso a otra historia y una vida a otra vida-que en muchos casos son similares, como no podía ser de otra forma en esta sociedad homogénea en la que vivimos- 
Cabe preguntarse entonces, tras leer estos cuentos, si la familia no ha sido un espejismo ideológico que está siendo sustituido por formas alternativas de existencia en las que sus miembros, huidos, luchan en un tiempo detenido. Acaso Los amores ausentes será el retrato valiente de esta constatación y muestre al observador, en medio de estas vidas precarias, la sutilísima rendija de la esperanza.


Sobre el autor…

Gabriel Neila (Gijón, 1983) es licenciado en Filología Inglesa y máster en Lingüística Aplicada a la enseñanza del español. En la actualidad ejerce como profesor de español para extranjeros en la Universidad de Alcalá de Henares.

Durante varios años participó en el Taller de Escritura Creativa que dirige Clara Obligado. Algunos de sus relatos han aparecido en las antologías Y usted, ¿de qué se ríe? (De Lirios del Taller, 2013), La isla (Nuevos narradores, 2014), Generación Subway (Editorial Playa de Ákaba, 2014) y La primera vez que no perdí el alma, encontré el sexo (Sial-Pigmalión, 2015)

Asimismo, colabora con la editorial Playa de Ákaba como editor externo y ha traducido a Gilbert K. Chesterton y Kingsley Amis en diversos estudios académicos sobre la recepción de autores de habla inglesa en la España de posguerra. En la actualidad administra regularmente el blog “De Letras”, donde aparecen reseñas, relatos propios y reflexiones sobre el mundo literario. Su primera novela, La vida en minúsculas (Sial-Pigmalión, 2014) le hizo merecedor del Premio Escriduende 2014 al autor más original y creativo.

Los amores ausentes (Sial-Pigmalión, 2015) es su segunda obra en la que explora el género del relato corto y la temática amorosa en todas sus vertientes.


Mi opinión…

No suelo leer libros de relatos pero cuando Gabriel Neila se puso en contacto conmigo,  no dudé en aceptar su propuesta de leer y reseñar este libro pues pintaba muy bien. Y no me equivoqué ya que decir que me ha gustado es poco.

Todos los relatos, que tienen una extensión de un par de páginas, giran en torno al amor; el cual se puede manifestar en las relaciones familiares, de amistad o incluso en el día a día. Amor no sólo como relación con otra persona, también en el amor propio de cada uno de nosotros.

El primer relato, Primer Amor, nos lleva hasta el amor platónico que sienten unas niñas de diez años hacia su profesor de Literatura. Lo que quizás al resto de las personas nos puede parecer una tontería infantil, para la madre de Rebeca, una de las alumnas, no lo es. Así que no duda en hacer todo lo posible porque su hija crea que el amor no correspondido no tiene porqué ser algo malo y traumático. Rebeca, gracias a su madre, entiende que ahora no puede ser, pero que el amor la estará esperando a su debido tiempo.

La isla de Ulises, un relato que me ha gustado muchísimo, nos trae a su protagonista, Ulises, un adolescente de trece años que vive recluido en su habitación. La reacción de Ulises es la de autoprotegerse de un entorno más que hostil: un hermano que pasa de él, un padre que es infiel a la madre y que odia al chico porque lo pilló infraganti y una madre que no sabe qué hacer con su vida. A todo ello añadir la homosexualidad del muchacho, lo que hace que éste se crea un bicho raro y se niegue a relacionarse. Su madre le pondrá en su camino a un psicólogo, Ramiro, que también tuvo que luchar contra el acoso que sufrió en su adolescencia por su homosexualidad. ¿Conseguirá Ulises salir de su autoreclusión?

Jorge, en No se lo cuenten a nadie, nos confiesa un cambio de actitud hacia las mujeres que vivió en la Universidad. Hasta ese momento, nuestro protagonista no se había planteado nunca cuáles son los sentimientos de una mujer; hasta que conoce a Paula, una compañera de la Facultad de la cual se enamora perdidamente (¿o simplemente se trata de otro de sus caprichos?) Jorge se empeña, ofreciéndonos su faceta de seductor nato, de hombre duro, en conquistar a la chica, lo que no resulta tarea fácil. ¿Caerá Paula en los brazos de Jorge? ¿Qué pasó para que éste cambiase de actitud?

La cuarta historia se titula El amor en los tiempos del chat. Ramón vive con la grave enfermedad de su compañera sentimental, Pilar, la cual pasa sus últimos momentos en el hospital. Una noche de insomnio, Ramón decide entrar en un chat para hablar con alguien y poder evadirse de su triste realidad. Y es así como conoce a Blanca, una joven con la que inicia una relación basada en la amistad. Pero… ¿pueden realmente ser amigos un hombre y una mujer?

Escenas de aeropuerto tiene como protagonista a una limpiadora que trabaja en el mismo y que nos dice que su trabajo no sólo consiste en limpiar lo físico, también ayuda a limpiar en el aspecto psicológico. Tantos días y tantas horas viendo desfilar a personas de todo tipo le han servido para conocer historias y problemas de lo más variado. Pero hoy nos cuenta la historia de Linda Juárez, una chica joven y muy atractiva que es utilizada como capricho por un señor maduro con mucho poder. Y será precisamente este poder el que se convierta en su telón de Aquiles cuando Linda, gracias al consejo que le da nuestra amiga limpiadora, decida dar un golpe en la mesa y hacerse notar. Esta decisión no sólo servirá para que la autoestima de la chica se recupere, también creará un escándalo político de devastadoras consecuencias.

La sexta historia, Destinos cruzados, me ha parecido preciosa. Casi me atrevería a decir que es el relato que más me ha gustado. Román, en la noche anterior a su boda con Yolanda (una joven que podríamos definir como una snob) le escribe una carta en la que no sólo se sincera con ella y le dice alto y claro cuál es su opinión hacia su persona; también le confiesa que su corazón es de otra persona y que es incapaz de contraer matrimonio con ella. Román toma una determinación, en un acto desesperado de amor, que me ha dejado con la boca abierta.

En Desmitificando los cuentos de hadas, Felipe se plantea cómo ha ido cambiando su vida. Casado con Maruja, una mujer a la que dejó de querer ya hace mucho tiempo y que resulta ser un ser controlador y amargado, y padre de dos hijos, que prácticamente lo ignoran. Pero serán precisamente sus hijos los que le digan, mediante dos acciones que protagonizan, que ha desaprovechado su vida y que no reacciona por pura cobardía. ¿Será capaz Felipe de cambiar de actitud?

Esperanza, protagonista  de Esperanza y los hombres, es una prostituta hispanofilipina a la que la vida no ha tratado nada bien. Y es por ello por lo que la chica desarrolla un odio visceral hacia los hombres, de los cuales tampoco puede depender ni tan siquiera a nivel emocional.
Profesionales de la desdicha se centra en la historia de Diana a la que su marido, Gustavo, le ha sido infiel. Aunque lo ama es incapaz de perdonarle esta afrenta y decide pagarle con la misma moneda. Pero, ¿es esa la solución idónea?

El último relato es el de Encuentros secretos, el cual podría calificar como muy tierno. Anita, una anciana, le cuenta a su nieta Olga cómo fue su primer amor, con el hijo del maestro del pueblo, en vísperas del estallido de la Guerra Civil. Bellísima historia de amor, de un amor de verdad de esos que nunca se olvidan.

Ya he comentado que esta lectura me ha gustado. Es más, me ha encantado. La prosa de Gabriel Neila es exquisita, lo que hace que nos metamos en las historias que nos cuenta desde la primera palabra. Además, es una lectura de las que denomino “agradecidas” pues me ha resultado ideal para intercalar entre lecturas más densas y a modo de evasión mientras me muevo en el transporte público. Me atrevo a decir que es una de las mejores lecturas que he leído últimamente.


Un libro de relatos que se leen en nada, una lectura perfecta para desconectar y disfrutar de una narración muy buena. 

  • Agradezco profundamente al autor el envío de un ejemplar de esta obra para leer y reseñar. 
  • Imágenes tomadas de Google 

3 comentarios:

  1. No me van nada los libros de relatos. En esta ocasión lo dejo pasar. Un beso ;)

    ResponderEliminar
  2. Por lo que nos cuentas en tu reseña, son relatos interesantes, ya lo creo. Sin duda, los leería. Besos.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.