lunes, 16 de noviembre de 2015

La hija bastarda de Dios


Título: La hija bastarda de Dios

Autor: Mónica Martín Manso

Edición: Dauro, 2014

Número de páginas: 701

ISBN: 978-8415940-47-0


Sinopsis…

Bajo los virtuosos trazos y capaz de color de un famoso cuadro descansa la clave para desvelar el secreto que guarda la Alianza de los Sietes Arcángeles, un estricto pacto de silencio formado por siete hombres hace casi dos mil años. Loane Darey, una joven experta en Arte, se sumergirá, junto al atractivo Alexander Vanderbilt, en la peligrosa búsqueda de una verdad que sacudirá y pondrá en jaque los cimientos de todo un imperio, desafiando la fe de millones de personas. Y lo hace sin imaginarse quién es en realidad y qué papel juega dentro de una profecía milenaria.


Sobre el autor…

Mónica Martín Manso (Rapariegos, Segovia, 1980) se diplomó en Ciencias Empresariales por la Universidad de Salamanca. Tras trabajar como administrativa en distintas empresas, se trasladó a Valladolid donde reside actualmente.

Amante de las palabras y del Arte, un día decidió lanzarse al vacío y escribir la que es su ópera prima, La hija bastarda de Dios, una novela osada y directa que dará mucho de qué hablar.


Mi opinión…

Este libro que hoy os traigo me llamó la atención desde el principio, cuando lo vi entre las novedades de la editorial. Me llamaba la atención principalmente porque tocaba un secreto oculto por la Iglesia Católica (secreto que he de decir que ya conocía pues hace años leí un libro sobre el mismo) y porque la pista para llegar a ese secreto se hallaba en un famoso cuadro.

Así que me decidí y lo leí. Y, francamente, me ha decepcionado un poco…

La historia arranca cuando Loane Darey, una joven galerista de arte de Madrid, recibe la visita de un hombre tan atractivo como misterioso, Alexander Vanderbilt.

Este joven sabe que la chica, a pesar de su juventud, es una experta en Arte y por lo tanto le puede ayudar a descifrar un misterioso y peligroso asunto que, de saberse, haría temblar los cimientos del Cristianismo (sobre todo, los de la Iglesia Católica) La pista para dar con este espinoso asunto se encuentra en una obra pictórica y es aquí donde entra en escena Loane.

La base de todo este enigma se encuentra en una leyenda que dice que existen siete arcángeles, siete hombres, que guardan tan misterioso secreto. Se trata de la  Alianza de los Siete Arcángeles, quienes no dudan en recurrir a peligrosas acciones con tal de que el secreto jamás vea la luz.

A partir de entonces, Loane y Alexander vivirán una peligrosa aventura con la intención de saber de qué se trata; al mismo tiempo que sus vidas cambiarán para siempre.

Desde luego que con estos ingredientes el libro tiene que resultar de lo más apetecible, y aunque sé que a muchos lectores le ha gustado (porque el libro en sí no es malo, ojo) a mi no me ha llegado por varios asuntos.

El principal es que no he conectado con ninguno de los dos protagonistas. Ni Loane ni Alexander me han caído bien. Ella me ha parecido más que pesada y un pelín boba en determinados pasajes. Él, demasiado engreído y chulesco. Juntos inician una relación más bien sexual (a los que os guste a novela erótica narrada desde un punto de vista elegante, os gustarán esos pasajes) que, francamente, no he terminado de encajar en la narración. Quizás me haya perdido algo, algún detalle que me explique la necesidad de contar esta relación y por eso no me termina de cuadrar…

Lo que sí me ha gustado y he disfrutado una barbaridad, han sido las explicaciones relativas al Arte. Aquí es donde la autora deja clara su pasión en este campo y la gran tarea de investigación que ha realizado, pues ha narrado anécdotas e historias que han resultado de lo más interesantes.

Al igual que me ha gustado la trama de la novela.El tema que toca, y del que no os pienso decir nada para no fastidiaros la posible lectura pero que sí trata sobre un hecho y personajes reales, es muy seductor e interesante. 

La narración me ha resultado fluida, aunque (y debido a la historia personal entre los dos protagonistas) ha habido pasajes que me han resultado bastante densos. Aún así, la pluma de Mónica Martín es muy fluida.


Desde mi modesta opinión, es un libro que merece ser leído. En mi caso no me ha llegado por lo que ya os he explicado, pero no puedo decir que no sea un libro que no os recomiende. Sólo por leer lo referente al Arte y la fluidez de la narrativa merece la pena. Y a aquellos que os guste la novela erótica, los pasajes más subiditos de tono os van a gustar. Sin duda. 

7 comentarios:

  1. Tuve una época en la que leía muchos libros de esta temática (supongo que todos pasamos por ahí xD) pero desde entonces los aparqué y no he vuelto a tocarlo. Me llama la atención el apartado del arte, si tan bien llevado está. No me importaría echarle un vistazo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Vaya, si te ha decepcionado, por ahora lo dejo pasar, que tengo mucho pendiente. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. A mi la parte erótica me sobró pero el resto me gustó mucho
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me ha sobrado esa parte. No sé si me perdí algo pero no logro encuadrarla en la historia.
      El resto de la novela me ha gustado mucho. Besos

      Eliminar
  4. Pues te lo iba a pedir...pero leyéndote esperaré a mejor ocasión, ahora tengo mil y uno por leer.

    Besets

    ResponderEliminar
  5. La parte referente al arte me atrae, pero no sé si lo suficiente como para leerlo, porque por otra parte el tema me deja mucha sensación de dejá vú y si no aporta una diferencia...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Totalmente de acuerdo en todo, pero como siempre digo, hay partes en las novelas que más que sobrar ayudan a realizar un paréntesis de la trama principal; a mí me gustó bastante,
    besucus

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.