lunes, 9 de noviembre de 2015

Habladles de batallas, de reyes y elefantes


Título: Habladles de batallas, de reyes y elefantes

Autor: Mathias Enard

Edición: Random House Mondadori, 2011

Número de páginas: 182

ISBN: 978-84-397-2394-3


Sinopsis…

Al desembarcar en Constantinopla el 13 de mayo de 1506, Migue Ángel sabe que está desafiando el poder y la cólera de Julio II, papa guerrero y mal pagador, por abandonar la construcción de su tumba en Roma. Pero, ¿cómo rehusar la invitación del sultán Beyazid,  que le propone, después de rechazar el diseño de Leonardo Da Vinci, concebir un puente sobre el Cuerno de Oro?

Sobre el autor…

Mathias Enard nació en 1972 en Niort, Francia. Tras cursar estudios de árabe y persa y pasar largos períodos en Oriente Medio, se establece en Barcelona en el año 2000, donde participa activamente en varias revistas culturales, entre ellas la extinta Lateral.

Miembro del consejo de redacción de la  revista Inculte en París, en 2005 fue elegido escritor residente en la prestigiosa Villa Médicis de Roma, y hasta 2009 ejerció de profesor de árabe en la Universidad Autónoma de Barcelona.

Es autor de otras novelas como La perfección de Tiro, Remontando el Orinoco, El manual del perfecto terrorista y Zona.

Mi opinión…

Este libro llegó a mis manos gracias a la limpieza de estanterías de una conocida. Aunque ni me sonaba el titulo ni el autor, decidí quedármelo porque parecía histórico. Pero la verdad es que me ha dejado fría.

La trama se centra en Miguel Ángel Buonarrotti quien el 13 de mayo de 1506 desembarca en el puerto de Constantinopla para hacerse cargo de un trabajo que le ha encomendado el El Gran Turco, el sultán Beyazid. El sultán quiere que se construya un puente en el llamado Cuerno de Oro y con el que pretendía unir la ciudad de Constantinopla con el barrio de Pera.

Semejante desafío es aceptado casi sin dudar por Miguel Ángel por dos motivos: su enfado con el Papa Julio II, el cual se niega a seguir pagando las obras que Miguel Ángel está llevando a cabo de lo que será su tumba, y el hecho de que el proyecto que Leonardo presentó en su día al sultán fuese rechazado por éste.

Pero claro, si llegan a oídos del Papa que Miguel Ángel no sólo ha huido de Italia sino que está trabajando para el Gran Turco, la que le espera al artista renacentista es de órdago… Por ello veremos cómo a título personal, a Miguel Ángel no le es fácil dedicarse a esta empresa.

Así que la novela se centra en el tiempo que Miguel Ángel estuvo en Constantinopla, en cómo trabajó en el proyecto del puente y qué impresión general le causó su estancia en la exótica Turquía. También veremos la mala relación que Miguel Ángel mantiene con otros artistas italianos del Renacimiento como Leonardo, Bramante o Rafael a quienes no duda en culpar de sus malos momentos.

En Constantinopla, Miguel Ángel mantiene una relación más estrecha con dos personas: Manuel, su criado, y Mesihi, un poeta que sentirá algo más que amistad hacia el artista italiano.

Contada  bajo la visión de un narrador omnisciente y de estilo ágil que hace que se lea rápido, la verdad es que es una novela que a mí por lo menos no me ha llegado. La forma de escribir del autor (al que insisto no conocía pero por lo visto es muy reconocido en la literatura francesa) me ha parecido muy superficial. Desde mi punto de vista, la historia está contada a grandes rasgos, por encima, sin entretenerse para nada en profundizar en ella.

Un libro que, bajo mi punto de vista, entretiene ... y poco más.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.