miércoles, 14 de enero de 2015

Te vi brillar


Título: Te vi brillar
Autor: Antonio Jiménez-Ruiz
Edición: Amarante, 2013
Número de páginas: 293
ISBN: 978-84-941415-7-7

Sinopsis…

Hannover, 1924. Alemania se está recuperando de la guerra perdida. El país está endeudado y, a causa de ello, empobrecido y desorientado. El caos se apodera de todo  comienzan a desaparecer chicos jóvenes. La Estación Central es una ratonera para las almas que llegan a la ciudad en busca de trabajo, de comida. La Policía de Hannover está desconcertada y sin ofrecer resultados ¿Dónde están estos chicos?
El autor nos ofrece una novela negra histórica, basada en la vida del que se ha dicho es el mayor psicópata de la historia: El Vampiro de Hannover.


Sobre el autor…

Antonio Jiménez-Ruiz ha escrito dos recopilaciones de relatos cortos para la editorial de fanzines “Bombas para Desayunar” y es segundo premio en el II Concurso de Microrrelatos Falleros del “Diario de Levante” y de la editorial “Obra propia”, con el relato “En marzo comienza todo”. En el 2013 publicó su primera novela, “Te vi brillar

Mi opinión…

Ya hace bastante tiempo que recibí por parte de la editorial un ejemplar de esta novela. Me llamó la atención ver que se trata de una obra policíaca o negra con tintes históricos, pero no ha sido hasta ahora que me he planteado un “enero negro” cuando me he decidido a leerla. Y os adelanto que, aunque es un libro bastante duro de leer, me ha gustado mucho.

Lo primero que os tengo que comentar es que se trata de una novela basada en un hecho real. Sí, el “vampiro de Hannover” existió y llevó a cabo las aberrantes acciones que nos cuenta este libro. Fritz Haarmann era un auténtico psicópata que disfrutaba secuestrando, abusando y asesinando jovencitos de entre quince y veintipocos años a los que engatusaba en la Estación Central de tren de la ciudad. Con lo cual ya tenemos otro dato de interés y es que desde el principio sabemos quién es el responsable de estas desapariciones.

La acción transcurre en 1924 en la ciudad de Hannover (Alemania). Ya ha finalizado  la I Guerra Mundial y el castigo que se le ha impuesto a Alemania, como responsable del conflicto, es tan elevado (y no sólo en cuestiones económicas) que la vida para los alemanes se vuelve más que complicada. Y es que estaban obligados a pagar una exorbitada cantidad de dinero para con ello reconstruir la maltrecha Europa postbélica. Esta deuda lo que hace es empobrecer a la población alemana, la cual vive en una situación desesperante en muchos casos.

Si os cuento esto es para que os hagáis a la idea del pulular de gente que en esas fechas se desplazaban desde cualquier punto del país hacia las ciudades más prósperas de Alemania. Y muchas de esas personas eran jóvenes, a veces casi niños, que escapaban de casa buscando un futuro mejor o huyendo de un ambiente familiar muy oscuro.

La cosa empieza a ponerse fea cuando desde la Jefatura de policía de la ciudad comienzan a darse cuenta que en apenas un año han desaparecido más de cien muchachos. Los rumores crecen y crecen de tal manera que incluso se habla de venta de carne…humana. Y mira por donde quien vende carne y en unas cantidades bastante considerables es… Haarmann… Además, Haarmann (homosexual, pedófilo, asesino que experimenta placer matando) trabaja como chivato de la policía lo que hace que durante un tiempo pase “desapercibido” para la misma.

Pero la cosa se tuerce cuando unos niños encuentran unos restos óseos humanos cerca del río Leine (me he quedado asombrada al saber que utilizaban el río como vertedero, algo por otro lado bastante común en la época) y es aquí donde la policía tiene que ponerse las pilas y dar de una vez con el secuestrador, y asesino, de los chavales.

Como ya os he comentado, el libro no aporta novedad en cuanto al desenlace de los hechos pues sabemos lo que pasa desde el principio. Pero eso no quita que la historia pierda interés, todo lo contrario. Y es que, al menos por mi parte, me he sentido atrapada por la personalidad de este ser depravado. Tales son los palos de ciego que da la policía hannoveriana en este asunto que el jefe del cuerpo, Renninger, tiene que traer desde Holanda a un reputado investigador, DeKuip para dar con el culpable de las desapariciones.

Pero Haarmann no actuaba solo. Tenía un cómplice: un joven veinteañero llamado Hans Grans quien se encargaba de vender las ropas y útiles de las víctimas. Grans también era el amante de Haarmann y si se escapó de morir a manos de él como el resto de desdichados es porque simplemente, para Haarmann, Grans “brillaba”…

Junto a estos personajes, encontramos otros como el inspector Shulze, un mal bicho, corrupto y maltratador que hace la vista gorda ante cualquier asunto turbio y que se la tiene jurada a una prostituta, Carla. Sinceramente, no he entendido la relación que mantenían estos dos personajes pues en ningún momento se nos explica el motivo de la inquina de Shulze hacia la chica.

Otro personaje es el de Adolf Meister, fiel reflejo de cuán hipócrita puede llegar a ser la sociedad. Y que nadie se quejó, nadie sospechó del mal olor que salía de la casa de este niño de papá por ese motivo, por pertenecer a una clase social elevada. Y creedme…no había mucha diferencia entre el pedófilo de Meister y Haarmann…

Intercaladas en la narración encontramos fragmentos del diario de Haarmann en los que nos queda clara su naturaleza enferma. También encontramos una carta que uno de los personajes, un muchacho amigo de alguno de los desaparecidos y que siempre sospechó de los acusados, en la que se relata el juicio a los dos culpables.

En forma de novela con una base real, el autor nos habla sobre un terrorífico hecho acaecido hace menos de cien años en Europa y que nos muestra la parte oscura del ser humano. Una novela negra que nos recuerda lo cierto que es aquello de que a veces, la realidad supera a la ficción…









  • Agradezco profundamente a la editorial Amarante el envío de un ejemplar para leer y reseñar 
  • Imágenes tomadas de Google 

6 comentarios:

  1. No lo conocía, y eso que me encanta la novela negra. Me parece interesante, no la descarto :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. No conocía esta novela pero me gusta el periodo en el que transcurre.

    ResponderEliminar
  3. Me parece una opción francamente interesante y es cierto eso que dices: la realidad supera la ficción
    Besos

    ResponderEliminar
  4. hola me parece una novela muy interesante y es cierto que hay hechos muy reales que ojalá fueran ficción, gracias por la reseña chao

    ResponderEliminar
  5. Muy interesante!
    Me lo apunto, creo que me gustaría =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Parece interesante. Ahora no me animo con este tipo de lectura, pero me lo apunto para más adelante.
    Un beso!

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.