viernes, 7 de marzo de 2014

El Desfile de la Victoria

Título: El Desfile de la Victoria
Autor: Fernando Díaz-Plaja
Edición: Argos, 1976 (2ª edición)
Número de páginas: [219]
ISBN: 84-7017-307-3


Sinopsis…
Abril de 1939. La Guerra Civil española ha terminado con el triunfo del Ejército republicano. Una ayuda masiva de material y de hombres procedente de la Unión Soviética y de Francia ha decidido el resultado último de la definitiva batalla del Ebro. Franco ha perdido. Los datos de la Historia han rodado de muy diferente manera a como lo hicieron en la realidad. La posguerra y con ella la Historia de España han tomado otra dirección. Llevado por la ficción, todo cambia de signo: vencidos y vencedores, jueces y reos, verdugos y víctimas han invertido sus papeles.

Sobre el autor…
Escritor y ensayista español, Fernando Díaz-Plaja es conocido por sus ensayos de divulgación, eminentemente culturales, entre los que destaca su obra El español y los siete pecados capitales (1966), que luego continuó aplicando la misma fórmula a diversas nacionalidades.

En lo narrativo, Díaz-Plaja ha publicado varias novelas, en su mayoría de corte histórico, quedando finalista en dos ocasiones del premio Espejo de España.

Otros de sus ensayos -de tipo histórico- lograron cierto éxito, como sus anecdotarios de la Guerra Civil y el Franquismo, logrando el XX Premio Anagrama de Ensayo con El arte de envejecer.

Mi opinión…

Ya hacía mucho tiempo que tenía este libro por casa. Estaba plenamente convencida de que se trataba de una novela de corte histórico ambientada en la posguerra española. Así que, aprovechando que me había apuntado a un reto histórico, la saqué de su ostracismo y le di su oportunidad para ser leída.

Pero no, no es una novela histórica. Se trata de un género que no conocía para nada, la ucronía. Y es que si no llega a ser por mis compañeros blogueros, aún sigo metida de lleno en mi ignorancia sobre los géneros literarios.

Para aquellos que como yo no tengáis ni idea sobre qué es la ucronía, os diré que es una especie de recreación de lo que pudo haber sido y no fue. Investigando, este género estaría más cerca de la ciencia-ficción que de la Historia en sí.

Y es que ese el argumento de este libro: que pudo haber sucedido si en lugar de ganar la Guerra Civil española los nacionales, lo hubiesen hecho los republicanos.

En la narración, tenemos dos líneas argumentales contadas por un narrador omnisciente. Una que nos centra en la situación política de la época y otra que nos sitúa en la difícil relación entre un padre republicano y su único hijo, fascista. Y es que Pablo, el padre, forma parte activa de la política republicana; mientras que Carlos, su hijo, se decanta más hacia el fascismo. Esta diferencia en cuanto a ideología los va a ir separando poco a poco hasta llegar a un punto en el que, al menos eso me ha parecido, sientan indiferencia uno hacia el otro.


Lo que más me ha llamado la atención es la hipotética realidad que se viviría en España en el caso de que la República se hubiese mantenido. Así, en la historia creada por Díaz-Plaja, en la III República española los rasgos de la izquierda se han ido suavizando; no es obligatorio saludar con el puño en alto y la evolución de la II Guerra Mundial y de la política internacional sería también distinta. ¿Qué hubiese pasado con Franco? El autor lo sitúa exiliado en la República Dominicana, junto a Trujillo.
El fin de la guerra llegó un 13 de abril (para hacerlo coincidir con el día de la República, el 14 de abril) y no el 1 (tal y como sucedió en la realidad) Si tantas veces hemos escuchado y leído el famoso parte radiofónico en el que se daba cuenta del fin de la guerra, ahora os transcribo el que el autor cree que se hubiese escuchado si las cosas hubiesen salido al revés : “En el día de hoy, las tropas republicanas han desarmado a las pocas fuerzas facciosas que todavía resistían a nuestro victorioso avance. La guerra ha terminado. “Juan Negrín, presidente del consejo de ministros y ministro de la Guerra.

Otra frase que me ha llamado mucho la atención es esta : “Es curioso, tu padre y el mío creen estar justamente en lados opuestos, ser enemigos irreconciliables y tienen más en común de lo que se pueden imaginar…que ambos siguen en las trincheras de la guerra civil…”

O aquella que dice que “en la mayoría de los casos, los españoles no eligieron el campo en el que iban a guerrear. Fue la suerte o la desgracia la que situó la gente en uno de los dos lados...”

En esta realidad inventada, la situación no difiere mucho de la real. Se llevaron a cabo las depuraciones entre aquellos que no fueron leales a la República, existía una activa oposición hacia el gobierno y una más que creciente tensión en la vida política del país.


Os seré sincera: me ha costado muchísimo terminar este libro. La ucronía no es un género que me guste demasiado, se me ha hecho pesadísimo el libro por la narración detallada de la situación política del país. Creo que si se hubiese centrado más la historia en la difícil relación padre e hijo, la cosa hubiese fluido mejor. De hecho, el final de libro se hace más ameno por centrarse un poco más en este aspecto y por una situación (que no os pienso decir) ,ocurrida durante el desfile de la Victoria del 18 de julio, que me ha dejado pensando.



Lectura densa aunque interesante. Un gran ejercicio de imaginación por parte del autor de lo que pudo haber sido y no fue.


  • Sinopsis extraída de la misma obra 
  • Fotografías tomadas de Google
  • Biografía del autor tomada de Lecturalia

4 comentarios:

  1. Una pena tu conclusión. Había pensado que podía ser divertido ver una historia re escrita y descubrir como la imaginan, pero no me animo con los libros pesados.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. No me llama nada lo de las ucronías, no sé, las distopías y tal sí, pero estas no...

    Besotes

    ResponderEliminar
  3. Uy, a mi me suena tener por casa algun libro de esta editorial, del año maricastaña :D

    No desdeño la ucronía, como todo depende de lo que cuente y cómo, pero veo que te ha costado, así que no voy a llenar más mi lista innecesariamente ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  4. A mi la temática ya no me gusta y, en vista de lo que cuentas, este género tampoco creo que sea para mi (no tenía ni idea de que existiera).

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.