jueves, 6 de septiembre de 2012

La ciudad de las bestias

Título: La ciudad de las bestias
Autor: Isabel Allende
Editorial: Plaza & Janés
Número de páginas: 299

Leí esta novela hace un par de años y lo que me llevó a ello fue, cómo no, su autora. Y la sorpresa que me llevé fue mayúscula, ya que no me esperaba una novela de este corte escrita por la genial Isabel Allende.
Es una novela que se aleja de todo lo que conocemos de la escritora chilena. Deja a un lado su lado histórico y casi autobiográfico que poseen muchas de sus novelas, para ofrecernos una historia  a lo Indiana Jones, basada en una trepidante aventura en la selva amazónica. Lo que más me ha gustado ha sido la explicación que da del mundo de los chamanes y de los fascinantes y misteriosos rituales que los acompañan.
Alex Cold es un muchacho norteamericano que viaja al Amazonas acompañando a su aventurera abuela, Kate, quien decide visitar este rincón del planeta buscando una temida, enorme y misteriosa bestia que tiene atemorizados a los habitantes de la zona.  El muchacho será testigo de primera mano de un mundo real y fascinante, tal y como es la propia Naturaleza en su estado más puro. Vivirá de primera mano con culturas indígenas que conservan ceremonias, rituales y costumbres desconocidas para el civilizado hombre blanco.
Si os apetece sumergiros en la salvaje Amazonía, en sus verdes y misteriosas selvas, en sus fascinantes pueblos y leyendas, os invito a que leáis el libro. Os va a gustar tanto como a mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.