jueves, 10 de diciembre de 2015

La gran dama


Título: La gran dama

Autor: Pearl S. Buck

Edición: Plaza-Janés, 1989

Número de páginas: 501

ISBN: 84-01-49765-5


Sinopsis…

La vida de Tzu-Hsi, la última emperatriz de China, es una auténtica novela. Era hija de un manchú de clase humilde, que murió cuando ella era aún una niña; entonces la llevaron a casa de su tío, en Pekín. Siguiendo la costumbre, a los diecisiete años fue llamada al Palacio Imperial de la Ciudad Prohibida. Las que superaban la prueba, podían ser elegidas por el emperador como concubinas. A partir de ese momento, debido a sus manejos a su talante, a su fatal combinación de belleza e inteligencia, llegó a ser la gobernante femenina más famosa de China.

Sobre el autor…

Pearl Comfort Sydenstricker Buck (1892 1973) fue una escritora estadounidense y Premio Nobel de Literatura en 1938. Pasó la mitad de su vida en China, donde la llevaron sus padres misioneros con tres meses de edad y donde vivió unos cuarenta años. Es conocida por el apellido de uno de sus maridos.

Escribió más de 85 libros, muchos de los cuales son novelas que ofrecen un retrato amable de China y su gente. Su producción literaria abarca géneros tan dispares como el relato, el teatro, el guion cinematográfico, la poesía, la literatura infantil, la biografía y hasta un libro de cocina. Su estilo sencillo y directo, y su preocupación por los valores fundamentales de la vida humana, tienen su origen en el estudio de la novela china.

En 1931 publicó La buena tierra, que se convirtió en el libro más vendido en ese año. En 1932, ganó el premio Pulitzer .En 1938, a menos de 10 años de publicar su primer libro, Pearl ganó el Premio Nobel de Literatura siendo la primera mujer norteamericana en lograr tal reconocimiento. Entre sus obras posteriores cabe mencionar La estirpe del dragón (1942), Los Kennedy (1970) y China tal y como yo la veo (1970). Para el momento de su muerte en 1973, llevaba publicados más de 70 libros entre novelas, colecciones de historias, biografías, autobiografías, poesía, drama, literatura infantil y traducciones del chino.


Mi opinión…

Cuando empecé esta lectura, creía que tenía entre mis manos una novela histórica. Pero no, aunque sí se basa en un personaje real, la novela que hoy os traigo es más bien costumbrista.

La protagonista es la última emperatriz de China, Tzu-Hsi (o Cixí) miembro de la última dinastía imperial china, la Dinastía Qing o Manchú y que gobernó desde 1861 hasta 1908.

La autora de la novela, Pearl S.Buck nos deja claro en las primeras páginas del libro que con esta novela pretende dar a conocer la visión que sobre esta emperatriz tienen los mismos chinos. En Occidente, Tzu-Hsi tiene una imagen negativa. Y es que este singular personaje es temido y odiado a partes iguales.

Orquídea, nombre original de la emperatriz, es miembro del clan Yehonala (nombre que se le dará cuando pasé a ser una de las concubinas del emperador) Huérfana de padre a temprana edad, la joven se tiene que trasladar a Pequín para vivir con su tío y su familia. Allí es cuando inicia un romance con su primo hermano, Jung Lu, con el cual se hubiese casado si Orquídea no hubiese asistido al Palacio Imperial para ser elegida una de las concubinas del Emperador.

Pronto la chica destaca por su inteligencia y ambición y a pesar de que ama sinceramente a su primo, quien se convierte en guardia real, Orquídea se las ingenia para ser elegida como la concubina principal. Ello le convierte en la rival de su propia prima, Sakota, consorte oficial del Emperador. Y es que si hay algo que Orquídea, llamada a partir de ahora Yehonala, aprende rápido es la forma de controlar los complots y las intrigas palaciegas. Yehonala tiene claro que no piensa pasarse el resto de su existencia en el Pabellón de las Concubinas Olvidadas, lugar de retiro de todas aquellas concubinas que jamás fueron llamadas por el Emperador.


El siguiente golpe de efecto de Yehonala vendrá con el nacimiento del único hijo varón del Emperador (Sakota, la consorte, dio a luz a una niña enferma) Su hijo, el futuro Emperador, será la llave que asegure su existencia y poder en los entresijos del control de un Imperio como el chino. Imperio que no sólo es difícil de gobernar a nivel interno, ya que pronto tendrán que hacer frente a la llegada de los europeos.

La novela se estructura en cinco partes. Cada una de ellas representa una etapa en la vida de Tzu-Hsi, partiendo desde que es Orquídea hasta que se convierte en la Vieja Buda, apelativo con el que la conoce el pueblo chino (el cual recordamos, la tiene en gran estima) La evolución del personaje de la Emperatriz, quien asume en varias ocasiones la regencia del Imperio, es palpable. De ser una jovencita soñadora, que acude a la llamada del Emperador con la esperanza de ser rechazada, pasa a convertirse en una mujer ambiciosa y muy inteligente que no duda en sacrificarse y sacrificar, a veces con dureza a quienes tiene alrededor, para con ello seguir en el poder. Mujer instruida, pasaba largas horas en la biblioteca de Palacio leyendo y estudiando, supo llevar las riendas de un Imperio que ve peligrar sus días.

Novela de corte costumbrista, de fácil y amena lectura, que me ha gustado mucho. Además, me ha servido para acercarme a una autora que tenía ganas de leer y conocer una visión distinta de un personaje que me llamó mucho la atención hace tiempo cuando leí un reportaje sobre ella.





  • Imágenes y datos sobre la autora, tomados de Google

1 comentario:

  1. El costumbrismo me gusta y las historias ambientadas en Oriente también así que no descarto su lectura aunque parece que ya tiene sus años.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.