miércoles, 12 de noviembre de 2014

El espectador culpable


Título: El espectador culpable
Autor: Wade Miller
Edición: Editorial Molino, abril 1954
Número de páginas: 240

Sobre el autor…

Bajo el seudónimo de Wade Miller se ocultan dos escritores, Robert Wade -nacido en San Diego en 1920- y Bill Miller -1920-1961-, que iniciaron su colaboración a los doce años para el periódico de su escuela. Juntos asistieron a la Universidad San Diego State, pero abandonaron sus estudios el último año para alistarse en las Fuerza Aéreas de Estados Unidos.

Durante la segunda guerra mundial fueron destinados a lugares diferentes, pero esto no les impidió escribir, por correo, su primera obra de misterio "Deadly Weapon", publicada en 1946. En su segunda novela "Guilty Bystander" apareció ya el personaje de Max Thursday, detective privado de San Diego.
Juntos escribieron más de treinta novelas, varias de las cuales se han adaptado al cine, entre ellas podemos destacar “Sed de mal” de Orson Welles

Tras la muerte de Bill Miller en 1961, Robert Wade siguió escribiendo bajo el seudónimo de Whit Masterson, también inició su carrera como guionista de cine y televisión.


Mi opinión…

Esta reseña que hoy os traigo sí que ha sido una de las más complicadas de hacer. Parto de la base de que el libro, el pobre, llegó a mis manos en un estado más que lamentable. Lo encontré en la calle, al lado de un contenedor de reciclaje de papel hará un par de años. Le faltan las tapas y conforme lo he ido leyendo, se le han ido cayendo las hojas… El pobre creo que pide a gritos que lo deje descansar y no lo manosee mucho más.

¿Por qué os cuento esto? Pues porque os tengo que decir que al faltarle las tapas, le falta la sinopsis y por eso no la he puesto. Por más que he buscado en internet,  no la he encontrado. Ni la sinopsis ni los datos del autor, aunque en este caso sí ha habido suerte y de una página web he podido sacar algo.

Lo que está claro es que se trata de una novela policiaca, escrita en los años 50 y que desde luego, se ajusta al cien por cien a esas películas en blanco y negro  de este género que de vez en cuando emitían en la televisión.

La trama transcurre en apenas unos días, del 8 al 12 de febrero.  Max Thursday, un detective venido a menos, alcohólico, que malvive en una pensión de mala muerte en la ciudad de San Diego, recibe un día la visita de su exesposa, Georgia. Ésta le comunica que el hijo de ambos, Tommy, ha sido secuestrado y para rizar más el rizo, Georgia no sabe dónde está su segundo marido (y quien ha hecho realmente las funciones de padre con el chico), el doctor Homer Mace.

Thursday acepta ipso facto la resolución del caso, ya que se trata de su hijo. Y partir de aquí comienza una acción que transcurre entre negocios con la mafia (encarnados en la figura de los hermanos Spagnoletti) y un tráfico ilegal de perlas procedentes de Manila y cuyo cabecilla es el enigmático Saint Paul.

Junto a Thursday, encontramos a otros personajes de importancia para el desarrollo del caso como el inspector de policía Clapp o Smitty, anciana gerente del hotel Bridgway y que vela por la seguridad del propio Thursday. O Angel, una rubia fatal, tan propia de este género y de esta época, que se hospeda en el mismo hotel que Thursday y que está relacionada con una banda de maleantes.

¿Dónde está Tommy? ¿Por qué no aparece el doctor Homer Mace? ¿Se ha llevado él al chico?

Al desarrollarse la trama en apenas cinco días os podéis hacer una idea de lo rápido que transcurre todo. Pero…la narración es lenta y dificultosa, por lo que me ha costado lo mío terminar el libro. Se me ha hecho muy aburrido y es que a pesar de que tiene acción y de que hay un par de giros en la novela que me han causado sorpresa, esa narración lenta, liosa y con un vocabulario que se nota no es actual, casi hacen que desista de seguir con la lectura.

En defensa de la novela, tengo que recordar que se trata de un escrito de la década de los 50 por lo que vocabulario, costumbres y demás no son actuales. Por ejemplo, los autores, en una nota al pie, nos explican qué es un panda…sí, un oso panda. Con ello deduzco que este animal no era muy conocido en la época…


También me gustaría destacar el final de la novela y que a mí por lo menos me causado mucha sorpresa pues no me lo esperaba.

En fin, se trata de una novela cien por cien policiaca de los años 50. Una década, junto a la de los 40, en la que, al menos en el cine, el género policíaco triunfó y prueba de ello son las magníficas películas que podemos disfrutar.



Si os gusta este género, la novela negra, y os encontráis con esta novela (lo cual no será fácil, creo yo, pues no hay muchos ejemplares por ahí disponibles) leedla. Al menos podréis comparar cómo ha ido evolucionando el género con el paso de los años.



  • Imágenes tomadas de Google 
  • Datos sobre los autores, tomados de la página Biblioteca negra

8 comentarios:

  1. Me ha gustado tu comentario sobre que sirve para conocer la evolución de la novela negra, con lo que lo voy a leer para contrastar con lo actual

    ResponderEliminar
  2. Yo tampoco creo que será fácil dar con esta novela. Aún así no me importaría leerla.

    ResponderEliminar
  3. Pobre libro, pero me parece interesante. Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Me encanta este tipo de novela policiales, pero como dices, a no ser que hagan una reedición, no creo que podamos hacernos con él
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. Me encantan este tipo de novelas, me la llevo!

    Besotes

    ResponderEliminar
  6. Bueno, bueno, este ejemplar es lo que se llama una reliquia!!! Cuando me topo con un libro así disfruto pensando en cómo habrá sido su "vida", sí, soy así de rara jeje
    Creo que este título no te lo cojo. Me gustan esas películas pero las lecturas liosas y lentas me echan para atrás. Un besin

    ResponderEliminar
  7. Es este uno de los géneros que más ha evolucionado en los últimos años, manteniendo sus características identificativas, por supuesto. Curioso libro el que nos traes, que con toda seguridad no leeré, básicamente por la dificultad de dar con él.
    Besines,

    ResponderEliminar
  8. Jajajaja, sí que choca ahora que en una nota al pie de página te expliquen lo que es un oso panda.
    No termina de convencerme, no me voy a animar a buscar el libro para leerlo.
    Un beso!

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.