martes, 14 de mayo de 2013

La hoja roja


Título: La hoja roja
Autor: Miguel Delibes
Edición: Argos Vergara, 1980
ISBN: 84-7017-685-4
Número de páginas: 191


Eloy es un señor al que ya le ha llegado la edad de la jubilación. Lo despiden de su puesto de trabajo de funcionario con una fiesta a la que acude solo. Porque esa es la vida de Eloy: estar solo. Su esposa, Lucita, murió hace unos años; su hijo menor, Goyito, murió a la temprana edad de 22 años y su otro hijo, León, vive en Madrid volcado en su carrera de notario y se ha olvidado de su padre. Eloy es consciente de que la jubilación es la antesala a la muerte (tal y como él mismo cita en la novela), de que sus días se van acabando. Además, como él mismo dice, ya le ha salido la hoja roja en el papel de fumar…señal de todo va a acabar pronto.
Pero en realidad, Eloy no vive solo. Con él vive Desi, una muchacha jovencita que abandonó su pueblo para servir en la ciudad. Desi es inocente, no sabe lo que es la maldad y lo único a la que aspira es a tener un ajuar para casarse con su amor, Picaza.
Pero las cosas no salen bien ni a Eloy ni a Desi. Eloy pierde al último de sus amigos y con él, todos los recuerdos de su vida. Su hijo, su único descendiente, no le presta nada de atención.  Desi pierde a la cabeza loca de su novio, Picaza, con el que pretendía casarse, al cometer el muchacho un asesinato. Desi y Eloy se quedan solos en el mundo. Sin embargo, al final se dan cuenta de que esta misma circunstancia es la que les lleva a apoyarse uno en el otro, a convivir de manera que se darán el afecto (como el de un padre con su hija o un abuelo con su nieta) que a uno y a la otra tanto le hacen falta.
Reconozco que leer a Miguel Delibes se puede tornar harto complicado. Es un escritor muy profundo, que usa un lenguaje riquísimo. Pero disfruto con cada una de sus novelas…y esta no ha sido una excepción. Destila ternura en todas sus líneas. Eloy, el anciano, es tierno con Desi, la muchacha que atiende las tareas de la casa. Y Desi, a pesar de su brusquedad, es un alma de cántaro al que dan ganas de achuchar. Son dos almas perdidas que necesitan amor. Y finalmente se encuentran, dejando la sensación al lector (al menos a mí me ha pasado) de tranquilidad: Eloy ya no morirá solo, tendrá compañía sus últimos días, y Desi ha encontrado el amor incondicional de un padre.
Me quedo con dos frases que Eloy menciona más de una vez a lo largo de la novela: la referencia a la “hoja roja”, la cual salía en los papeles de fumar y avisaban al fumador de quedaban sólo cinco hojas más (y que aquí Delibes utiliza como metáfora para indicar el poco tiempo que le queda a Eloy) y cuando Eloy divisa los muros del cementerio:”tengo ya más conocidos allí dentro que aquí fuera”.
Muy recomendable. Seguro que os toca la fibra sensible como a mí. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.