miércoles, 26 de septiembre de 2018

Pequeñas infamias



Título: Pequeñas infamias

Autor: Carmen Posadas

Género: Narrativa

Edición: Planeta, 1999

ISBN: 84-08-02847-2

Número de páginas: 338


Sinopsis…

Pequeñas infamias es una novela sobre las casualidades de la vida. Sobre las que se descubren por sorpresa, sobre las que no llegan a descubrirse y sin embargo marcan nuestro destino, y sobre las que se descubren pero se mantienen en secreto porque hay verdades que no deberían saberse nunca. Puede leerse también como una sátira de sociedad, como el retrato psicológico de una galería de personajes, o como un apasionante relato de intriga cuyo misterio no se resuelve hasta las últimas páginas.


Sobre el autor…

Carmen Posadas (Montevideo, 1953) reside en Madrid desde 1965, aunque pasó largas temporadas en Moscú, Buenos Aires y Londres, ciudad en la que su padre desempeñó cargos diplomáticos.

La colección de relatos Nada es lo que parece (1997) la consagró como autora de éxito entre lectores y críticos, distinción que ya había alcanzado con la publicación, un año antes, de su primera novela Cinco moscas azules (1996)


Mi opinión…


Ya desde hace un tiempo tenía muchas ganas de leer algo de Carmen Posadas pues había leído reseñas y críticas sobre su obra y me llamaba la atención.

Buscando una lectura por casa descubrí este título y además vi que había sido el ganador del Premio Planeta del año 1998.

He de adelantar que me ha gustado más de lo que creía la novela, tanto que me la leí de un tirón.

La novela comienza con Néstor Chaffino, un repostero famoso, jefe de cocina y dueño de una pequeña empresa de catering, quien se queda encerrado (de forma accidental) dentro de una cámara frigorífica a -30ºC. La desesperación de Néstor es terrible pues sabe que está metido en un gran apuro y con todas sus fuerzas pide ayuda. A partir de esta angustiosa experiencia (que no pienso decir cómo termina, para eso tendréis que leer la novela), la autora va presentándonos al resto de los personajes quienes por una serie de casualidades, terminan todos por tener algún tipo de nexo en común.

Así tenemos al matrimonio Teldi, Ernesto y Adela, quienes amasaron su fortuna como marchantes de arte durante los oscuros años de la dictadura militar argentina y que además, esconden un secreto familiar…del que fue testigo un conocido de Néstor.

Karel, un culturista checo que trabaja como camarero o chico para todo, es otro de los personajes. Junto a su novia, Chloe, forman parte del equipo de Néstor. Karel le tiene un cariño casi paternal a su jefe, todo lo contrario que su novia. Chloe es el personaje que menos me ha gustado, una inmadura que tiene un gran problema mental a raíz de la muerte de su hermano que hace que se convierta en una especie de mosca cojonera.

Serafín Tous es amigo del matrimonio Teldi. Hombre con una vida en apariencia intachable que sin embargo esconde un secreto que lo atormenta día y noche. Y por último, tenemos a Carlos García, un joven camarero obsesionado con un cuadro de una muchacha desconocida que hay en su casa; casa heredada de su abuela.

Todos los personajes tienen algo que ocultar. O algo que simplemente desconocen que les va a condicionar su vida. A lo largo de la novela, el lector irá descubriendo qué es eso que les atormenta o que sin saber, los está marcando de por vida. En algunos casos, asistiremos a confesiones internas del mal que los acecha. En otros casos, seremos testigos mudos de acciones, directas o indirectas, de otros personajes que afectan a un tercero.

Porque la vida es así, tal y como la muestra la novela. Una serie de casualidades que un buen día se unen y como un efecto dominó consiguen cambiar todo lo que van tocando. Se podría aplicar en este caso, para esta historia, el conocido dicho de “El mundo es un pañuelo” pues sin comerlo ni beberlo, se reúnen una apacible casa de campo de la Costa del Sol una serie de personajes que saben cosas de los demás…y que éstos no quieren que se sepan.

El título de la novela, Pequeñas infamias, es un buen resumen de lo que trata en sí la obra. Y es el título de una obra que quiere crear Néstor en la que cuenta los pequeños secretos que existen en la cocina y que los grandes chefs no quieren que sepamos. Tal y como ocurre en la vida misma, pues… ¿quién no es poseedor de una pequeña infamia sobre otra persona?

Ya os he adelantado que la novela me ha gustado más de lo que creía. Es una novela que merece la pena leer pues combina intriga, secretos y un cúmulo de casualidades que hace que se vaya tejiendo una historia en la que todos terminan conectados.

Pequeñas infamias ha sido un gran descubrimiento. Tanto que seguiré leyendo más novelas de la autora.



  • Imágenes tomadas de Google 

6 comentarios:

  1. De primeras no me dice mucho. Por ahora la dejo pasar. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. La leí hace tiempo y me pareció muy entretenida y además el final no me lo esperaba. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Qué buena pinta tiene. Eso de las casualidades, que a veces parecen sincronicidades, me interesa y parece que los personajes son un poquito excéntricos. Me lo llevo a mi lista de Goodreads. gracias por la info!

    ResponderEliminar
  4. PUes tengo esta novela en la estantería desde hace... Ni me acuerdo. Me la regalaron y ahí se quedó la pobre, olvidadita. Pero ahora me acabas de dar un buen empujón.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  5. Yo la leí hace muchos años y me gustó mucho :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Tengo muchas ganas de leer a Carmen Posadas, a ver por cuál empiezo =)

    Besotes

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.