miércoles, 27 de marzo de 2019

Zed está muerto



Título: Zed está muerto

Autor: Arantxa Rufo

Género: Thriller, Policíaco

Edición: Autopublicación, 2018

Número de páginas: 424

ISBN: 978-84-09-04771-0



Sinopsis…

Los Ángeles, julio de 2018.

Tessa Britton, una stripper de un club de Los Ángeles, está preocupada porque su amiga Katya ha faltado a clase de baile y tampoco contesta al teléfono. Al acudir a su casa, descubre su cadáver, junto con el de un misterioso hombre tatuado.

Cuando la detective del LAPD Elizabeth Delgado, que lleva de baja casi un año, llega al escenario del crimen, el agente Michael Poulsen, del FBI, le comunica que la víctima es hija de Luka Maksimov, un líder de la mafia rusa que no dudará en enviar a un asesino a la ciudad para vengar su muerte.

En un caso en el que cada uno convive con sus propios demonios, Tessa parece tener todas las respuestas.

¿Era Katya el objetivo o la han asesinado para hacer daño a su padre?

La guerra en Los Ángeles no ha hecho más que comenzar…


Sobre el autor…

Nació en Madrid en 1979, aunque se trasladó al año siguiente a Santa Cruz de Tenerife lugar en el que vive desde entonces.  Cursó el ciclo formativo en Técnico Superior en Sonido en Madrid.

Actualmente, y tras desempeñar en un sinfín de profesiones, se dedica a la informática y al diseño gráfico en una empresa dedicada al mundo de Internet. Reparte su tiempo entre el trabajo, la lectura, su blog arantxarufo.com y, por supuesto, la escritura.

En el año 2016 publicó su primera novela, En el punto de mira, un thriller policiaco de buenos no tan buenos y malos no tan malos localizado en Londres.

En octubre de 2018 salió a la venta su segunda novela, Zed está muerto, otra obra de tinte criminal.


Mi opinión…

Llegué a esta novela después de haber leído varias reseñas positivas. Y me apetecía mucho leer una buena novela policíaca, de esas que te duran un suspiro y te metes en la trama desde el minuto uno. Y ya os adelanto que con Zed está muerto, se consigue.

La trama comienza situándonos en Los Ángeles, en pleno mes de julio. Asistimos en directo al asesinato de una mujer y su guardaespaldas. El autor material es un asesino a sueldo, el intelectual…no lo sabemos. De momento.

Theressa Britton (Tessa) es una joven estríper que trabaja en un club por las noches y por las mañanas da clases de baile en una academia. La chica lleva una doble vida que solo conoce su mejor amiga, una chica rusa a la que le apasiona el baile como ella y que sueña con ser actriz. Como tantas y tantas chicas llegadas a la ciudad de los sueños y que terminan o en el olvido o viviendo una pesadilla.

Pero el destino, que es así de caprichoso, les tiene reservada su propia película. Y es que la amiga rusa de Tessa, Katya, es en realidad Ekaterina Maksimova, hija de Luka Maksimov, un peso pesado de la mafia rusa tan peligroso como poderoso. Los motivos de la muerte de Katya y su guardaespaldas, quienes aparecen de una forma comprometida, son un misterio. ¿Quién ha asesinado a la chica y por qué?

Al mismo tiempo que toman las riendas del caso la policía de Los Ángeles en la persona de la agente Isabel Delgado y el FBI, con el agente Michael Poulsen, desde Moscú comienza una auténtica guerra fría entre clanes mafiosos que tiene doble objetivo : vengar la muerte de Katya y hacerse con el control de la ciudad angelina.

Y el encargado de llegar hasta el fondo del asesinato de Katya, por parte de los rusos, es Zed. Este asesino a sueldo trabaja para el padre de la chica asesinada. Joven, de aspecto frágil, se trata de una persona buscada por el FBI, experimentado en su trabajo, astuto y escurridizo, atrapar a Zed es algo que se ha convertido casi en una obsesión por parte del agente Poulsen. Y es que a Zed es difícil atraparlo, tanto que incluso es capaz de burlar a la propia muerte.

Había muerto de pequeño y desde entonces no había dejado de acercarse a las partes del infierno. Pero nunca lo dejaban entrar.

Con un ritmo trepidante que no decae nunca, la autora nos sumerge en una persecución contrarreloj que tiene por un lado dar con los asesinos de Katya y su guardaespaldas y conocer los motivos del crimen y por otro, dar de una vez con todas con el escurridizo Zed. Todo esto antes de que éste actúe por su cuenta y no se cobre más víctimas en su particular carrera de venganza.

Simplemente diré que Zed está muerto es una de las mejores novelas que llevo leídas en este año. Me ha atrapado desde el primer momento y aunque pensaba que no me iba a sorprender llegados a un punto, lo ha hecho. Tiene acción, mucha acción, y unos giros en la trama importantes. Tanto que el interés por la lectura no decae ni un segundo.

Hacía tiempo que no leía una novela en la que sentí simpatía por el criminal. Porque Zed es un criminal carente de empatía por nadie (o eso parece) pero sin embargo, la autora consigue que sintamos simpatía por él. Me ha caído bien.

Zed está muerto es un fantástico thriller policíaco que nos envuelve desde la primera línea. Una novela que los amantes de este género no pueden pasar por alto y que muestra una vez más, la maravilla de autores que tenemos en casa.

1 comentario:

  1. Pinta bastante bien. No me importaría leerlo si se cruza en mi camino.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.