viernes, 13 de marzo de 2015

Capítulos, 13, 14 y 15 del Libro II de Don Quijote de La Mancha

Capítulo XIII: Donde se prosigue la aventura del Caballero del Bosque, con el discreto, nuevo y suave coloquio que paso entre los dos escuderos

Escuderos por un lado y señores por otro, se cuentan sus vidas y sus amores.

En este capítulo nos centramos en los pensamientos de los escuderos, los cuales comparten quejas por su trabajo, sueños en cuanto a las recompensas que están por llegar y el cariño que les tienen a sus señores a pesar de las penurias que les hacen pasar. E incluso creen que es mejor dejarse ya de tonterías y volverse a sus casas, que tampoco es plan de ir por ahí a lo loco.

Sancho, aunque comparte esa opinión, cree que debe de acompañar a su señor a Zaragoza. Luego, Dios dirá…

Capítulo XIV: Donde se prosigue la aventura del Caballero del Bosque

Mientras sus escuderos se cuentas sus impresiones, don Quijote y el Caballero del Bosque hacen lo propio con sus inquietudes y lamentos.

El Caballero del Bosque le dice a don Quijote que por amor a Casilea ha recorrido casi toda España, enfrentándose a innumerables peligros. E incluso ha logrado vencer a ese tal don Quijote de la Mancha, famoso caballero. Claro, al oír esto a don Quijote se le queda una cara…y es que el caballero del Bosque no tiene ningún reparo en mentir descaradamente.

Don Quijote le dice que quizá ande equivocado… ¿derrotar a don Quijote? Lo ve difícil… quizás algún ser encantador ha vuelto a hacer de las suyas y cree algo que no es cierto…

El Caballero del Bosque sigue con su idea y don Quijote no aguanta más y le dice que eso no es cierto pues don Quijote es él. El Caballero del Bosque sigue en sus trece, por lo que al final deciden pelear. Lo malo es que sus escuderos también están obligados a enfrentarse, lo cual no hace nada de gracia a Sancho

Amanece y comienza el enfrentamiento. Pero a Sancho no le gusta la idea de pelear con el otro escudero, feo como un demonio y con una nariz enorme que asusta al más pintado. Don Quijote observa que el Caballero del Bosque es un hombre corpulento, con una enorme lanza, aunque estos detalles no lo detienen. Antes de enzarzarse, don Quijote ayuda a Sancho a ponerse a buen recaudo en un alcornoque.

El Caballero del Bosque, subido a su caballo, sale al galope para enfrentarse a don Quijote. Pero una brusca para del nuestro amigo hace que su oponente también frene con tan mala fortuna que se cae del caballo y se lleva un golpe de mil demonios.  Parece que está muerto…y para asegurarse, don Quijote acude a él y le levanta el yelmo….la sorpresa no tarda en llegar y es que… ¡se trata del bachiller Carrasco!

Ante el asombro de Sancho y don Quijote, aparece el escudero del Caballero del Bosque, sin esas terroríficas narices y al que Sancho identifica como a Tomé Cecial, vecino suyo.

El supuesto Caballero del Bosque (rebautizado ahora como Caballero de los Espejos por los brillos en forma de media luna que lleva en su escudo) despierta. Don Quijote le hace jurar que irá a rendir pleitesía a Dulcinea y además tiene que reconocer que lo ha vencido don Quijote y no al revés tal y como iba diciendo.

Lo que no tienen tan claro ni Sancho ni don Quijote es si realmente se trata del bachiller Carrasco y de Tomé o se trata de otro encantamiento más de los enemigos del caballero.

Capítulo XV: Donde se cuenta y da noticia de quién era el Caballero de los Espejos y su escudero

Don  Quijote sigue su camino feliz como una perdiz por haber vencido a tan terrible adversario.
Por otro lado, conocemos porqué llegó el bachiller Carrasco a enfrentarse a don Quijote bajo la apariencia de un caballero. Viendo el cura y el barbero que no había forma de detener a don Quijote en su empeño de volver a salir, deciden, con la ayuda del bachiller, enfrentarlo con un misterioso caballero quien lo vencería y lo obligaría a volver a casa y no salir de ella en un plazo de dos años.

Claro, nadie sabía que la cosa iba a salir mal y que sería don Quijote quien venciese al bachiller.

Mientras Sancho y don Quijote siguen su camino más contentos que unas Pascuas, Tomé (el falso escudero) decide volver a su casa, dejando al bachiller Carrasco con el cuerpo molido y unas ganas de venganza hacia don Quijote tremendas. 

3 comentarios:

  1. Me retraso... ainsssssssssssss. He tenido un paroncillo, espero retomarlo ya la semana que viene.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Uff El quijote me lo regalaron con trece años, lo pedi x mi cumpleaños.
    Besossss

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.