lunes, 30 de junio de 2014

Capítulo XXV del Libro Primero de don Quijote de la Mancha

Capítulo XXV: Que trata de las estrañas cosas que en Sierra Morena sucedieron al valiente caballero de la Mancha, y de la imitación que hizo a la penitencia de Beltenebros

Don Quijote y Sancho se despiden del cabrero y comienzan a adentrarse en la montaña. Muy a pesar de Sancho, y es que el pobre está más que cansado de tanta aventura descabellada
Sancho le pide permiso a don Quijote para marcharse. Ya está agotado, pero lo que realmente lo mata es tener que seguir a su amo en el más absoluto de los silencios pues ese es el estado en el que está don Quijote: sin abrir la boca para emitir sonido.

Y es que Sancho no entiende ese afán de don Quijote en pelearse con todo el mundo por cosas que en el fondo no son de su incumbencia. Porque…vamos a ver… ¿qué tiene de malo decir que la reina Madásima, un personaje de ficción, está amancebada con su cirujano? Tengo que explicar que este es el motivo por el que Cardenio en el capítulo anterior reacciona de forma tan violenta hacia don Quijote porque él afirmó eso, algo que a don Quijote le sentó fatal.

Sí, don Quijote quiere buscar al loco que soltó esa sandez, pero también busca imitar a Amadís de Gaula, el único caballero tenido como tal en todo el mundo (para don Quijote, claro)

Si Amadís se volvió loco de amor, don Quijote también. Pobre mío, que no es consciente de que la locura ya la trae de casa…

Así que don Quijote comienza a pensar en si Dulcinea ha flirteado con otros hombres…pero, ¿tiene él constancia de eso? No, ni falta que le hace. Lo único que quiere es que Dulcinea sepa que si es capaz de hacer estas locuras sin motivo, de qué sería capaz si se los diesen… (francamente, no creo que sea capaz de hacer más tonterías este hombre)

No, Sancho no está conforme con este argumento y decide seguir cuestionando las acciones sin sentido de su señor.  ¿De dónde se ha sacado él, don Quijote, que el bacín del barbero es el yelmo de Mambrino?

La respuesta de don Quijote es clara: Sancho es corto de entendederas y no llega a comprender que entre nosotros hay seres que nos encantan, que nos hacen ver cosas que no son, que lo que a uno nos parece una cosa, a otro le resulta otra. Fin de la discusión.

En fin, que se les echa la noche encima, en medio de lo más profundo de Sierra Morena. Y como a perro flaco todo son pulgas, mientras descansan durante la noche, Sancho sufre el robo de su asno y de su jumento.

¿Y quién es el ladrón? Pues nada menos que Ginés de Pasamonte, sí, aquel mismo delincuente al que nuestros amigos liberaron (junto a otros) de aquella cadena de presos.
Imaginaos al pobre Sancho cuando se despierta… está que le da algo. Don Quijote lo consuela lo mejor que puede y parece que sus palabras tienen efecto pues consiguen calmar al pobre Sancho.

Siguen su camino y llegan a un lugar bastante tranquilo y apacible en la montaña. Allí es donde don Quijote da rienda suelta a sus lamentos, a su mala suerte como caballero. Decide escribir una carta en la que se narren sus infortunios (que no son pocos) y otra carta de amor, destinada a Dulcinea.

En este momento es cuando Sancho de da cuenta de que sí conoce a Dulcinea. O más bien a Aldonza Lorenzo, su verdadero nombre. Sancho deja claro lo que todos sabemos ya: que Dulcinea es de todo menos delicada, nada que ver con esas dulces e indefensas princesas de las historias que cuenta su señor (Sancho llega decir incluso que es una “moza de chapa, hecha y derecha y de pelo en pecho…”)

En fin, que Sancho (consciente de la “finura” de la moza) le pregunta a don Quijote que qué sentido tiene enviarle una carta si probablemente Dulcinea no le va a hacer ni caso. ¡Ay, Sancho! ¡Qué poquito sabes del amor!

Y es que don Quijote le suelta tal argumento en contra de su idea que Sancho se cree a pies juntillas tan disparatada misión. Y es por eso por lo que escribe a carta a Dulcinea, además de otra carta dirigida a la sobrina de don Quijote en la que le deja clara la intención de regalarle a Sancho tres pollinos en pago por sus servicios.

Sancho, a lomos de Rocinante, sale para enviar las cartas. Se despide de su señor, el cual queda solo y medio loco (si eso es posible), emulando a Cardenio. Solo y loco de amor por Dulcinea.


¿Se volverán a ver Sancho y don Quijote? 

jueves, 26 de junio de 2014

Booktrailer de "A las ocho en el Novelty", de Carlos Díaz Domínguez

Os dejo el booktrailer de una obra que saldrá a la luz en un par de meses y cuyo autor es un magnifico escritor.





No sé vosotros, pero a mi me han entrado unas ganas de leer este libro... 

miércoles, 25 de junio de 2014

Capítulo XXIV del Libro Primero de don Quijote de la Mancha

Capítulo XXIV: Donde prosigue la aventura de la Sierra Morena

Este capítulo comienza con la conversación entre don Quijote y el Caballero del Bosque. Ante la petición de don Quijote por conocer la historia de este misterioso personaje, el Caballero del Bosque decide contarles su historia.

Se llama Cardenio, es andaluz y proviene de una rica familia. Tenía un amor correspondido en la persona de Luscinda. Un día, recibió carta del duque Ricardo, grande de España, en la que se le pide que se dirija a su presencia para cumplir el cometido de acompañar a su hijo. Cardenio tiene la obligación de cumplir esta orden, por lo que se traslada a casa del duque no sin antes dejar claro a Luscinda y a su familia su deseo de estar con ella a la mayor brevedad posible.

En casa del duque, entabla amistad con el segundo hijo del mismo, Fernando. Éste está encaprichado de una labradora a quien promete matrimonio para poder intimar con ella, a sabiendas de que su padre, el duque, no aprobaría esta unión. En realidad, esta unión es un capricho de Fernando quien se cansa de la muchacha una vez consumado su amor y para no verla más, acompaña a Cardenio de vuelta a casa. Y es que nuestro joven ermitaño recibió el encargo del duque de dirigirse a su localidad natal para tratar un negocio de caballos.

Cardenio comete el error de presentarle a Fernando a Luscinda, pues el primero cae perdidamente enamorado (o encaprichado,  más bien) de la muchacha.
Aunque Cardenio deja claro desde un principio que no quiere que se le interrumpa en su exposición, don Quijote no puede resistirse a ello cuando escucha que Luscinda era muy aficionada a la lectura del libro de caballería Amadís de Gaula.

Como ni uno ni el otro están muy bien de la cabeza, comienzan a surgir los malentendidos…y las reacciones violentas. Así, Cardenio cree que don Quijote lo trata de mentiroso y bellaco y le responde arreándole una pedrada que lo tira de espaldas. Sancho, al ver que atacan a su señor, decide defenderle y también recibe sus buenos palos. Al igual que el pobre cabrero, quien estaba tan tranquillo escuchando la historia. Cuando Cardenio se cansa de espolsar a todo bicho viviente, decide esconderse de nuevo en la montaña.

El pobre Sancho se siente tan frustrado que le echa la culpa al cabrero e incluso intenta pegarle. Aquí es don Quijote quien tiene el suficiente seso como para parar esta situación al asegurar que el cabrero no tiene culpa de nada.
Don Quijote le pregunta al cabrero si existe la posibilidad de encontrar a Cardenio pues se ha quedado con el deseo de saber el final de la historia.
El cabrero le dice que si sigue buscando, lo encontrará, cuerdo o loco.


¿Logrará don Quijote dar con el Caballero de la Montaña? Leeremos el próximo capítulo para saberlo…

martes, 24 de junio de 2014

Las 101 cagadas del español : reaprende nuestro idioma y descubre algunas curiosidades

Título: Las 101 cagadas del español: reaprende nuestro idioma y descubre algunas curiosidades
Autor: María Irazusta
Edición: Espasa, 2014
Número de páginas: 177
ISBN: 978-84-270-4115-8


Sinopsis…

Las 101 cagadas del español es un ameno bestiario de desafueros lingüísticos escrito por María Irazusta, en colaboración con un grupo de periodistas, que han salido al rescate de nuestra maltratada lengua siguiendo la consigna platónica de que aprender es recordar. Una obra didáctica, entretenida e irónica que señala los errores más frecuentes de nuestro idioma y se cuestiona incluso algunas decisiones contradictorias de la RAE: ¿por qué acepta aberraciones como almóndiga o asín y, sin embargo, destierra negrísimo para defender nigérrimo? Pero ya mucho antes, Lope de Vega, Umbral, Torrente Ballester o el mismísimo Delibes la cagaron. Y partiendo del error humano y de la naturaleza mutable del lenguaje, aquí hallarás algunas claves (y otras curiosidades) para reaprender español.

Sobre el autor…

María Irazusta, madrileña nacida en Cambridge (Reino Unido), es licenciada en Ciencias de la Información (UCM) y PDD por el IESE (Universidad de Navarra). Es periodista de formación y corazón; y directiva y empresaria, de profesión. Su amor por el lenguaje está cimentado sobre sus más de veinte años de experiencia como periodista y experta en Comunicación. El diario El Mundo y la revista del Grupo Prisa Mercado, han sido algunos de los medios por los que han pasado antes de ser directiva en destacadas compañías. En la palabra encuentra su pasión; y en la economía, su razón. En este libro ha elegido entregarse a su devoción y principal herramienta de trabajo: el lenguaje. En su día a día, está consagrada a mantener su agencia de consultoría estratégica, Irazusta Comunicación, como uno de los más prestigiosos referentes en el ámbito de la Comunicación.

Mi opinión…

En el mismo momento en el que vi este título entre las novedades de Espasa, supe que lo quería leer. Primero, porque me parece más que necesario un libro como este en el que se nos enseña a escribir y expresarnos de forma adecuada. En segundo lugar, porque mi labor como docente me obliga a controlar ciertos aspectos de la lengua.

Sí, es un libro didáctico. Es una obra amena que enseña a la vez que divierte, porque… ¿sabíais el origen de las expresiones “más feo que Picio”, “que lo haga Rita” o “no ha venido ni el Tato”? ¿O de “más chulo que un ocho”y  “tío vivo”? ¿O la diferencia entre estío o verano?

O… ¿sabíais que ya en el s.XIX, en Madrid, se usaban palabras tan actuales como chupa, pirao, peluco, o gayumbos entre otras?

Todas estas curiosidades, y otras muchas más, las podemos encontrar en esta obra escrita. Junto a reglas de ortografía, eufemismos, palabras olvidadas (como pazguato) o datos como que un 8% de las palabras que utilizamos en nuestro idioma provienen del árabe (lo que supone unas 4000 palabras)

Resumiendo: es una obra muy interesante que a mí por lo menos me ha servido mucho y me ha resultado divertida. Una obra que, para aquellos que amamos nuestra lengua y queremos (o intentamos) hacer un buen uso de la misma, resulta más que imprescindible.



  • Sinopsis y datos sobre el autor, tomados de la misma obra 
  • Imágenes tomadas de Google 
  • Agradezco a la editorial Espasa el envío de este ejemplar 

lunes, 16 de junio de 2014

Capítulo XXIII del Libro Primero de don Quijote de la Mancha

Capítulo XXIII: De lo que aconteció al famoso don Quijote en Sierra Morena, que fue una de las más raras aventuras que en esta verdadera historia se cuentan

Don Quijote se lamenta de no haber escuchado a Sancho en sus advertencias. Sancho tiene el miedo metido en el cuerpo pensando en el castigo que les puede imponer la Santa Hermandad, así que le propone a don Quijote poner pies en polvorosa y salir de allí cuanto antes. Don Quijote, que algo de miedillo también tiene que tener, decide hacerle caso a Sancho y largarse cuanto antes de ese lugar.

Llegan hasta Sierra Morena, lugar que a don Quijote le parece ideal para seguir con sus aventuras. Y… éstas no tardan en llegar…

Se encuentran con una maleta abandonada con ropas, dinero y un librillo. Don Quijote se interesa por este librillo mientras que a Sancho lo que le llama la atención es el dinero. Dinero que termina por quedarse (anda que no se pone contento ni nada) con el permiso de su señor.

Don Quijote se nos revela como un entendido en literatura pues al analizar los escritos del librillo (que tiene pinta de ser un manuscrito) encuentras poemas y misivas de amor, lamentos y quejas; llegando a la conclusión de que se trata del escrito de un amante despechado. Pero… ¿quién es ese amante?

Ya tenemos misión: hay que encontrar al dueño de este librillo.

Y como tener una misión tranquila es algo impropio de nuestros amigos, de repente don Quijote ve a un hombre semidesnudo, sucio, desgreñado, harapiento, saltando entre las rocas de la sierra. Don Quijote se empeña en averiguar quién es ese ser saltarín y si es él el dueño de tan misteriosa maleta.

Le pide a Sancho salir en busca del hombre, algo que no gusta a Sancho principalmente porque si es él el dueño de la maleta lo es del dinero…y no, que Sancho no quiere quedarse sin una sola moneda.  Pero como intentar convencer a don Quijote de otra cosa es tiempo perdido, decide ir con su señor (nada de ir cada uno por su lado, que Sancho tiene el miedo bien metido en el cuerpo)

Encuentran a un pastor bastante anciano con su rebaño al que  rápidamente interrogan sobre la identidad del dueño de la maleta y de una pobre mula que lleva ya un tiempo muerta. Sí, parece que el hombre que han visto saltando entre las rocas es el dueño de estos objetos, el cual lleva ya seis meses viviendo en esta situación. El pastor les dice que consiguieron hablar con él y que les comentó que vivía en esta situación por voluntad propia, a modo de penitencia por sus muchos pecados.
El misterioso joven es un muchacho de modales exquisitos, educado y correcto pero al parecer con algún problema mental serio… Y es que al parecer, un tal Fernando le causó tato dolor que lo dejó seriamente trastornado. Este muchacho tiene muy preocupados a los pastores, quienes han decidido que en encontrarlo, lo llevarán de vuelta a la civilización para curar su mal, si es posible.

Don Quijote ya tiene un nuevo cometido: encontrar a esta desdichada criatura y darle consuelo (madre mía….se van a juntar el hambre con las ganas de comer…)

En esas están cuando aparece por sorpresa el muchacho el cual se dirige hacia don Quijote, Sancho y el pastor a quienes saluda muy cortésmente.  Y hete aquí que don Quijote lo abraza de forma intensa. El muchacho, a quién se le conocerá de ahora en adelante como al Roto de la Mala Figura, se aparta de don Quijote y lo mira fijamente.


Qué le dijo, lo sabremos en el próximo capítulo. 

domingo, 15 de junio de 2014

Capítulo XXII del Libro Primero de don Quijote de la Mancha

Capítulo XXII : De la libertad que dio don Quijote a muchos desdichados que, mal de su grado, los llevaban donde o quisieran ir 

Cervantes vuelve a nombrar en este capítulo al supuesto autor de la obra, Cide Hamete Benengeli. Cuenta que don Quijote vio una comitiva de presos (condenados a galeotes) que llevaban amarrados a cumplir su condena en galeras. Don Quijote desconoce totalmente que exista esta pena y mucho menos cree que el rey sea capaz de forzar a la gente a hacer algo.

Bueno…poco más que decir ya que don Quijote ve en esta situación una nueva oportunidad de librar a los que sufren de sus cargas (por más que Sancho le dice que no, que en esta ocasión con quien se meten es con la justicia real y eso ya es cosa seria…)

Don Quijote hace caso omiso a las advertencias de Sancho y se planta delante de la comitiva. Pide saber quiénes son cada uno de sus componentes y cuáles son sus penas y delitos.  Cada uno de los presos le va contando sus penas, las cuales van desde hurtos de poca importancia, hasta un galán seductor.
Pero a don Quijote lo quien más le llama la atención es un preso que va custodiado de una manera distinta a la de los demás. Se trata de Ginés de Pasamonte, o Ginesillo de Paropilla, sobrenombre que no le gusta al reo. Por lo visto, es un peso bastante peligroso y con un historial delictivo a sus espaldas más que extenso.
Ginés le dice a don Quijote que está escribiendo un libro con su vida, la cual supera y mucho a la del Lazarillo de Tormes.

Don Quijote, mostrando una vez más que anda bastante mal de la cabeza, pide a los guardianes que libere a los presos. No cree que merezcan esa pena y nadie tiene la facultad de hacer cautivo a otra persona, pues todos nacemos libres y únicamente Dios es quien puede castigar.

Lógicamente, los guardias le dicen que nada de eso…que no piensan soltar a ningún preso. Don Quijote agarra tal cabreo que ataca sin miramientos a uno de los guardias, al que llega incluso a herir. Este momento de confusión es aprovechado por los presos para provocar una revuelta en la que el resto de guardias no sabe si atacar y reducir a don Quijote o intentar que no se les escapen los presos.

Sancho libera a Ginés, el cual se hace con una escopeta y provoca la huida de todos los guardias excepto el que yace en el suelo por el porrazo de don Quijote.

El único que posee un poco de sentido común es Sancho, quien rápidamente se da cuenta de que se han metido en un problema…y gordo. Así que le propone a don Quijote huir hacia la sierra, lejos de allí, para evitar a toda costa el severísimo castigo de la Santa Hermandad.

Antes de irse, don Quijote reúne a los presos y les pide que lleven a cabo una misión: ir al Toboso y contarle a Dulcinea la valiente acción que ha llevado a cabo su caballero de la Triste Figura. 
Menuda ocurrencia tiene este hombre… Y es que, lógicamente, todos los presos se niegan en redondo a cumplir esa misión (es que encima don Quijote les pide que se presenten encadenados…) y como ya se han dado cuenta de que el buen hombre está bastante tocado del ala (a nadie en su sano juicio se le ocurre liberar a presos peligrosísimos) deciden despedirse de su libertador a base de una lluvia de piedras, a la vez que les roban todo lo que pueden (ropa incluida)


Así que el panorama es, de nuevo, desolador para nuestros amigos. Los presos huyen con su botín, mientras que Sancho y don Quijote se quedan compuestos y sin nada. Bueno, a don Quijote aún le queda una cosa: su herido orgullo. 

martes, 10 de junio de 2014

Novedades junio : Ediciones Dauro

Os traigo las novedades de este mes de Ediciones Dauro

-Psicología positiva



¿Conoces tus fortalezas y debilidades? ¿Eres capaz de potenciar tus emociones positivas? ¿Aspiras a ser feliz? Este libro pretende mostrar los diferentes caminos que han construido personas y empresas reales que querían incrementar su bienestar, ya fuera personal o laboral, para que te sirvan de inspiración o ejemplo.
No existen fórmulas ni recetas para ser feliz. Los pasos exactos a seguir para alcanzar la paz interior dependen de uno mismo; cada persona es diferente y cada situación también, por eso aquí puedes conocer casos muy distintos que te servirán como herramienta de autoconocimiento para seguir ciertas pautas que mejorarán tu desarrollo personal. Superar una enfermedad, relacionarse de forma efectiva con un hijo que carece de inquietudes, sobreponerse a la pérdida de un ser querido, aprender a ser más optimista en el trabajo o más asertivo, disfrutar las cosas cotidianas, manejar la ansiedad y vivir en armonía... Para ello debemos identificar nuestras fortalezas personales y afrontar el día a día con confianza y una actitud más positiva.



Quienes busquen un manual de historia al uso se equivocarán comprando este libro. Lo que encontrarán en "Granada: un siglo de anécdotas" será diversión, noticias curiosas, éxitos y fracasos, problemas eternos de la provincia y gozosas novedades, todo ello escrito de forma amena con ese toque de humor y jocosidad que caracteriza al autor. José Luis Entrala, que ha sido testigo de gran parte de las vicisitudes turísticas e históricas de la Granada del siglo XX, ha querido darle una orientación lúdica a esta obra, evitando convertirla en una tediosa sucesión de nombres, fechas y acontecimientos.
Para los que quieran conocer la «pequeña historia» de Granada y su provincia,"Granada: un siglo de anécdotas" es el libro adecuado; un libro para releer y comentar, para reír y para asombrarse; un libro para saber no solo lo que ocurrió, sino también «lo que pudo haber sido y no fue»; un libro para conocer los nombres -y sus logros- de los hombres y mujeres que dedicaron buena parte de su vida y de su trabajo al desarrollo del turismo en Granada. Y todo ello sin dejar de sonreír y asombrar ni un solo instante al lector.

- Estación Fantasma 



Elías Arago, un profesor a punto de jubilarse, establece con su joven alumna Irene una profunda relación que acaba por sellar su carrera docente de la manera más tormentosa posible.

Tras abandonar este el instituto sin razón aparente, Irene, fascinada por la magnética personalidad de su profesor, no se resigna al silencio como respuesta y emprende una apasionada investigación de su enigmático pasado.
 Esta aventura la conducirá hasta las entrañas del escabroso y clandestino mundo del gratiti en Londres y, más allá de esta experiencia iniciática, le permitirá encontrar su propio lugar en el mundo

En Estación fantasma se establece una sutil crítica del sistema educativo y una reveladora visión de los dobleces interpretativos  del arte urbano.


- La hija bastarda de Dios 




Bajo los virtuosos trazos y capas de color de un famoso cuadro descansa
la clave para desvelar el secreto que guardaba la Alianza de los Siete
Arcángeles, un estricto pacto de silencio formado por siete hombres hace
casi dos mil años. Loane Darey, una joven experta en Arte, se sumergirá,
junto al atractivo Alexander Vanderbilt, en la peligrosa búsqueda de una
verdad que sacudirá y pondrá en jaque los cimientos de todo un imperio,
desafi ando la fe de millones de personas. Y lo hace sin imaginarse quién
es en realidad y qué papel juega dentro de una profecía milenaria.
¿Volverás a creer después de esto?
La hija bastarda de Dios es una novela erudita, intensa, sorprendente y
devastadora que cambiará la percepción que el lector tiene del Cristianismo,
de la Iglesia y de la propia Historia, desa fiando todas y cada una de las
verdades que aceptamos como ciertas sin discutir.
Después de su lectura uno se pregunta irremediablemente ¿qué sucedería
si dos mil millones de devotos basaran sus creencias en una mentira?
¿Qué pasaría si la mayor profecía del mundo no se hubiera cumplido o si
la mentira estuviera más arraigada que Dios mismo?
Tendrás en tus manos la que ha sido defi nida como una de las obras más
arriesgadas de los últimos años.

- Esencias de una vida 



Esencias de una vida es un compendio de
refl exiones sobre las dispares sensaciones que
aquejan al ser humano. Sentimientos como el
amor, la esperanza, la envidia o la ira protagonizan
esta oda a la vida. Intimistas, los versos
fl uyen libremente ahondando en nuestro
subconsciente.
Óscar Gavilán ofrece respuestas líricas a los
planteamientos sobre el sentido de la vida a

partir de temas esencialmente cotidianos.

lunes, 9 de junio de 2014

Sorteo primer aniversario Rustis y Mustis leen

Sí, nuestras amigas Rustis y Mustis están celebrando su primer aniversario y han decidido hacer un gran sorteo con 7 lotes de libros para 7 ganadores.



Pasaos por el blog Rustis y Mustis leen y veréis qué lotes más interesantes. Tenemos de plazo para participar hasta el próximo 24 de junio.

¡Suerte!

sábado, 7 de junio de 2014

Raquel 2.0

Título: Raquel 2.0
Autor: Rebeca Miguel
Edición : Taugus, 2014 
Número de páginas: 196. Formato ebook
ISBN : 978-84-832-61101



Sinopsis…

Raquel vive en Barcelona con sus amigas Carol Mata y Hari (que la H se pronuncia J). Trabaja en una empresa on-line y como es una friki se ha apuntado a un juego de móvil de Google que está en fase Beta llamado "in situ", cuyo premio es un viaje de una semana a Las Vegas. Raquel es un poco competitiva... y se toma el juego muy en serio.

Mientras se desarrolla el juego conoceremos la vida de Raquel, y sus relaciones con los hombres, con Paco, con Sebas, con Rubén... las aventuras de la vida diaria en la ciudad de Barcelona, su relación con sus amigas y con su familia.

¿Dónde encaja el amor en todo esto? en las ganas que tiene de enamorarse, ¿sirve cualquier hombre para el amor?

Descubre todo lo que le sucede a nuestra protagonista y a sus amigas, ¡¡¡¡risas aseguradas!!!!

Sobre el autor...

Rebeca de Miguel

Mi opinión…

Recibí esta novela, de una autora novel, como mi primera propuesta como colaboradora de Libros que voy leyendo. Los que me conocéis un poquito ya sabéis que me gusta leer a autores desconocidos o noveles, pues se descubren obras muy buenas.

Lamentablemente, esta vez no ha sido así…

Es una novela de género chick-lit que nos trae las aventuras de una joven de 35 años de Barcelona, Raquel, y de sus amigas (Carol, Mata y Hari) Raquel quiere encontrar el amor y eso le llevará a un montón de historias con hombres con los que no llega a buen puerto. Pero bueno, ya sabemos que hay veces que no hace falta buscar mucho para encontrar lo que estamos buscando… Como fondo a esta historia, Raquel se halla inmersa en un juego de una página web en el que el ganador se llevará un viaje a Las Vegas.
Sí, la novela tiene todas las papeletas para que me guste: chick-lit, un género que me gusta mucho, y un escritor novel. Pero no, demasiados peros que han hecho que la lectura se haya convertido en algo aburrido…

Creo que se debería de profundizar más en los personajes, sobre todo en el de Raquel. Es demasiado superficial y su comportamiento parece más el de una niña caprichosa de quince años que de una mujer de 35. Es inmadura, egocéntrica y demasiado endiosada. En ningún momento he sentido simpatía por ella. Y no, no me han hecho gracia ninguna de sus aventuras.

Lo mismo me ha sucedido con el resto de los personajes, ninguno de ellos ha tenido el carisma suficiente como para interesarme.

Tampoco me ha gustado el uso de palabras malsonantes e incluso groseras. Lo siento, pero no puedo con ello. Ni que se saltasen los signos de puntuación (sí, soy tiquismiquis en este sentido pero si vamos a escribir, vamos a intentar hacerlo bien) Me horroriza leer tal y como se escriben los mensajes de texto (excepto cuando se intentan reproducir mensajes de texto, lógicamente)

Considero que ha faltado un hilo argumental más definido. Y es que durante toda la lectura he tenido la sensación de que el libro se ha escrito un poco “sin ton ni son”, sin una idea principal clara.

Prácticamente, todo el libro está narrado en primera persona. De vez en cuando aparece un narrador testigo que nos cuenta cosas de la protagonista, cosas que ni ella misma sabe. Este aspecto tampoco me ha gustado mucho y creo que estaría mejor la novela si se eliminase. La idea de que Raquel nos cuente ella misma sus historias es interesante, no le hace falta un apuntador.

Pero no quiero que os quedéis con la idea de que el libro no vale nada. Para mí, cualquier persona que se atreve a escribir un libro merece todo mi respeto (yo reconozco que me veo incapaz de hacerlo) y simplemente creo que si a esta novela se le pulen ciertas cosillas, podría ser algo divertido pues su lectura es fácil y ligera.

Aún así he de ser sincera y catalogar este libro como MALO






miércoles, 4 de junio de 2014

Novedades editoriales mes junio : Punto de Lectura

Os presento las novedades editoriales para este mes de junio de la editorial Punto de Lectura

Mr Selfridge



En 1909 abrieron sus puertas en Oxford Street, en medio de una colosal campaña publicitaria, los grandes almacenes Selfridges, los primeros de Londres. Detrás de tan elegante fachada estaba Harry Gordon Selfridge, el gran genio estadounidense. Empresario inconformista y arriesgado, dandi y el mayorshowman que ha conocido el mundo del comercio, la clave de su éxito fue despertar la seducción por las compras.

Y así como crecieron su éxito y su fama, también lo hizo su estilo de vida: mansiones, yates, juegos de azar, caballos de carreras... y amantes. Desde elglamour de la Inglaterra eduardiana y los excesos embriagadores de los años veinte hasta hoy en día, los grandes almacenes Selfridges han sido un gran teatro que levanta el telón todas las mañanas a las nueve en punto.

La fascinante historia del hombre que revolucionó nuestra forma de comprar, ahora convertida en una exitosa serie de televisión.




Boston, 1868. El Instituto de Tecnología de Massachusetts se ha adjudicado la misión de utilizar la ciencia en beneficio de todos. Sin embargo, cuando los instrumentos de navegación de los buques se descontrolan inexplicablemente, una implacable sombra se cierne sobre el MIT. Armados de ingenio y de su extraordinaria formación científica, los mejores estudiantes de la primera promoción del Instituto ––Marcus Mansfield, un discreto veterano de guerra de gran talento; el irreprimible Robert Richards; Edwin Hoyt, el genio de la clase, y la recién llegada y brillante Ellen Swallow–– formarán una sociedad secreta para salvar vidas inocentes e investigar la verdad.

Una nueva guerra ha comenzado: entre el pasado y el presente, entre la tradición y la tecnología. Los Tecnólogos retrata un mundo peligrosamente cercano al nuestro.



Existe actualmente un creciente interés por la gastronomía, no solo en lo que refiere a los platos sino también al ritual de preparación y a todo ese universo de placeres sensuales y cargas afectivas que cada día comparte más gente.

Una obra viva que combina autobiografía, ensayo, cuentos y recetario de cocina, en el que Laura Esquivel se acerca en primera persona al lector para casi conversar personalmente con él, entre ollas y fogones.

Laura Esquivel nos explica la importancia de la cocina en la recuperación del contacto con la tierra y sus frutos, nos cuenta cómo concibió los personajes de su bestseller Como agua para chocolate e incluye un fascinante y delicioso recetario de manjares mexicanos.



Madrid, 1935. La norteamericana Kate Moore llega a la Residencia de Estudiantes, lugar en el que se reúne la intelectualidad republicana, para ampliar sus estudios de literatura española.

Esa atmósfera de artistas y soñadores, en apariencia glamurosa y cristalina, estalla de pronto cuando el cadáver de un alumno aparece flotando en un canal de riego próximo. Entre Kate y Díaz-Ugarte, el profesor que guiará sus primeros pasos, surge un amor tan apasionado como prohibido que discurre paralelo a la sombra del crimen. Los protagonistas se ven envueltos en una telaraña de intrigas, escándalos y secretos de estado que puede costarles la vida.

Con una prosa profunda y sugerente, la autora reflexiona sobre el amor imposible y el precio de la ambición, pero también sobre las intrigas políticas, la codicia y la corrupción que lastran la vida de cualquier sociedad.




Para Valli Querol, hija de unos humildes masoveros de Morella, la Guerra Civil se prolongó en una batalla clandestina y en un largo exilio. Pero Valli nunca perdió la esperanza de recuperar aquella sociedad igualitaria con la que soñaba. Tras la llegada de la democracia, regresó a Morella y volvió a ejercer de maestra.

Décadas más tarde, en medio de la burbuja inmobiliaria, el alcalde de Morella planea la venta de la antigua escuela para convertirla en un casino, en pisos o en un centro satélite de un colegio elitista. Con lo que no contará es con la oposición y el tesón de la octogenaria maestra republicana, que hará todo lo posible por evitar que su escuela se convierta en moneda de cambio entre políticos corruptos.

Una metáfora de nuestro tiempo, de la corrupción política y la desesperanza social en la que vivimos, y de cómo un espíritu luchador puede ponerlos en jaque a la vez que recupera unos valores de honestidad y justicia casi olvidados.

martes, 3 de junio de 2014

Capítulo XXI del Libro Primero de don Quijote de la Mancha

Capítulo XXI: Que trata de la alta aventura y rica ganancia del yelmo de Mambrino, con otras cosas sucedidas a nuestro invencible caballero

Don Quijote le ha pillado tal manía al lugar en el que están los batanes que se niega a resguardarse en el mismo a pesar de una insistente lluvia.


Inician de nuevo un camino desconocido, pero pronto se les rompe la tranquilidad cuando se encuentran con un hombre a caballo que luce un yelmo dorado que don Quijote reconoce como el de Mambrino, aquel sobre el que él juró como caballero.

Don Quijote desea ese yelmo  a pesar de que Sancho, una vez más, le hace ver que puede estar equivocado; no hace caso. Así que decide mostrarse ante el poseedor del yelmo. Pero no, ni era un caballero ni era un yelmo dorado. Se trataba de un barbero al que había sorprendido la lluvia y para protegerse de ella decide colocarse un bacín en la cabeza…

El pobre barbero se lleva el susto de su vida cuando se le planta don Quijote en su camino, a galope a lomos de Rocinante, exigiendo lo que cree es de él. La reacción del barbero es la de cualquier persona normal: se cae del mulo que lo transporta de puro susto y sale huyendo como alma que lleva el diablo. En su loca huida, pierde todo incluido el dichoso yelmo-bacín para regocijo de don Quijote.

Aunque don Quijote esté un poco tocado del ala, tiene ojos. Y pronto de da cuenta de que el yelmo tiene más forma de bacín que de otra cosa. Pero no pasa nada, pues fiel a la idea de “no se consuela quién no quiere” pronto encuentra una solución a este problema: el miserable que lo poseía, sabiendo que es de oro, mandó fundir la mitad del yelmo, dejándolo con esta peculiar forma. Claro, que reconoce que el dueño original tenía que tener una cabeza de tamaño considerable para llevar este yelmo (si a don Quijote le viene y es la mitad, imaginaos cómo sería entero…)

No pasa nada, ya encontrará don Quijote el modo de devolverle la forma original.

Continúan de nuevo su camino dejando de nuevo al buen Rocinante que sea el guía pues como dice don Quijote, ningún buen caballero lleva una ruta pactada, es el destino -o en este caso su caballo- quien lo guía)


Sancho vuelve a cuestionar si merece la pena tanto sacrificio en pos de una recompensa que quizá nunca llegue.  Don Quijote le dice que sí, porque así es la vida del caballero y ésta sigue unas pautas marcadas que no se pueden esquivar. Lo único que les falta es encontrar un rey cristiano o pagano que tenga una hija hermosa y necesite su ayuda. Pero antes tienen que ganarse su fama que los acredite como valientes caballeros.


Parece que Sancho queda convencido de que es necesario aguantar para conseguir su recompensa, la cual puede ser que estuviera cerca…y en forma de condado.


  • Imágenes tomadas de Spanish Arts
  • Grabados de Gustavo Doré 

domingo, 1 de junio de 2014

Mis adquisiciones...mes de mayo

Otro mes estoy por aquí para mostraros las nuevas adquisiciones de mi biblioteca particular.


Vayamos por partes...

- Ganados en un sorteo 



El blog El devorador de libros organizó un sorteo y fui una de las afortunadas. Gané estos dos libros, aunque os he de confesar que el que me llama más la atención es el de El hogar de Miss Peregrine para niños peculiares.

-Envíos desde editoriales 



Desde Editorial Bóveda me han llegado estas dos maravillas : Netherwood y  La Villa. Estoy deseando ponerme con ellos.


Desde Espasa me ha llegado Las 101 cagadas del español, libro que me llamó muchísimo la atención por el repaso que hace de la lengua castellana y que me resulta muy útil para mis tareas como docente.

 Siruela me ha remitido una novela que tiene una pinta estupenda, llena de intriga : La madona de Notre Dame

Los dos libros son mis próximas colaboraciones para el blog Momento de silencio compartido.



Mi actual lectura : Alguacil de la Casa y Corte, de Ediciones Dauro. Llevo leídas unas cuantas páginas y me está gustando bastante.



Con estos dos libros comienza mi colaboración con la Editorial Nazarí. Los dos me han llamado mucho la atención, y espero ponerme pronto con alguno de ellos.


¿Coincidimos en alguna lectura?