domingo, 7 de diciembre de 2014

Capítulo XLVII del Libro Primero de don Quijote de la Mancha

Capítulo XLVII : Del estraño modo con que fue encantado don Quijote de la Mancha, con otros famosos sucesos 

Don Quijote sigue enjaulado mientras se pregunta qué tipo de encantamiento sufre pues no ha leído ni oído nada de esto que le está pasando en toda su vida.

Si don Quijote no entiende nada, menos comprende Sancho quien sabe que de demonios etéreos nada de nada, pues quienes llevan a don Quijote son de carne y hueso y no desprenden el característico olor a azufre de los diablos.

Se despiden todos del ventero, tomando cada uno el camino que le corresponde y prometiéndose darse noticias.

El cura y el barbero son los encargados de llevar a don Quijote a su destino. En un momento de descanso de la comitiva, los alcanzan un grupo de hombres a caballo a quienes le llaman la atención ver a don Quijote enjaulado. Al preguntar el motivo por el que se encuentra en esta situación, el propio don Quijote responde que es víctima de un encantamiento provocado por su valentía y destacadas hazañas. Algo que corrobora el cura, creando una admiración total entre los recién llegados.

Pero Sancho no se cree nada. ¿Cómo es posible que su señor esté encantado y se comporte a la vez como una persona normal? Sancho termina por descubrir la mentira y se encara con el cura y con el barbero.

El cura le cuenta la verdad a los recién llegados. Todos están de acuerdo en que los culpables de las locuras de don Quijote son los libros de caballería. Y es que… ¿quién en su sano juicio es capaz de creerse estas historias?

El canónigo al que el cura le confiesa la verdad cree que se trata de libros dañinos, casi obra del maligno, que sólo hacen que llenar la cabeza de quien los lee de pájaros y de locuras.

Sí, han hecho bien en quemar el mayor número de ejemplares y aún han quemado pocos…



1 comentario:

  1. No falláis una semana. Ánimo, que ya os queda menos. Besos.

    ResponderEliminar

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.