lunes, 18 de agosto de 2014

Capítulo XXXII del Libro Primero de don Quijote de la Mancha

Capítulo XXXII: Que trata de lo que sucedió en la venta a toda la cuadrilla de don Quijote

Después de una jornada de descanso y sin nada digno de mencionar, Sancho, don Quijote y el resto de la comitiva llegan hasta la venta aquella en la que sufrieron tanto (sobre todo el pobre Sancho) para espanto de éste.


Salen a recibirles el ventero, su esposa e hija y Maritornes. Mientras don Quijote descansa, los demás (excepto Sancho que descansa junto a su señor) aprovechan el momento de la comida para hablar de la falta de juicio de don Quijote y cuán de perniciosos son los libros de caballerías para el seso.

El cura pide analizar alguno de estos libros y el ventero le presta una maleta que en su día se dejó un huésped  y que posee alguna de estas obras junto a unas hojas sueltas que parece ser una novela.

Después de echarles un vistazo, el cura decide quemar todos los libros excepto uno que habla de Gonzalo Hernández de Córdoba, el Gran Capitán, al tratarse  de un personaje real.

El ventero se niega a ello y el cura sigue insistiendo en lanzar a las llamas a tan perniciosas obras.

Mientras siguen discutiendo, aparece Sancho justo a tiempo de oír que “ya no se usaban caballeros andantes” Algo que le hace pensar y se propone un ultimátum: esperará a ver cómo termina la aventura que tiene pendiente con su amo para decidir si vuelve a casa o no.

Al final, lo libros se salvan de ser pasto de las llamas. El cura descubre la novela escrita en las hojas sueltas, que tiene por título “Novela del curioso impertinente” y le llama tanto la atención que decide leerla.


De qué trata esta novela, lo sabremos en el siguiente capítulo. 

  • Imágenes tomadas de la página Spanish Arts
  • Grabados de Gustavo Doré 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

-No publicaré comentarios que incluyan invitaciones a otros blogs. Si me interesa vuestro espacio, no os preocupéis que ya os seguiré.No hace falta que me lo digáis...

-No publicaré comentarios que contengan algún tipo de enlace ni aquellos que se basen en el "si me sigues, te sigo"

- Si queréis hablarme de vuestras obras, tenéis un email al que dirigirse. No publicaré ningún comentario de promoción.

-Siempre respeta las opiniones de los demás, si no tu comentario quedará eliminado antes de publicarse.